INTERNA OFICIALISTA

Cincuentones complican el fin de año frentista

Miembros del equipo económico regresan hoy a comisión.

Mujica habla de una solución de la que el astorismo no tiene noticia alguna. Foto: A. Colmegna
Mujica habla de una solución de la que el astorismo no tiene noticia alguna. Foto: A. Colmegna

La palabra es algo central y casi sagrado para el presidente Tabaré Vázquez. Y fue el quien bajó del piso 11 de la Torre Ejecutiva a comunicarles a los autodenominado cincuentones que tenía la propuesta para solucionar su demanda. El proyecto de ley ingresó al Parlamento y desde allí el oficialismo ingresó en una discusión interna que esta semana llegó a su momento más ríspido ya que la bancada frenteamplista no consigue unanimidad en los cambios que pretende hacerles.

El problema: el costo. La discusión se limita a un tema de plata. Es que el ministro de Economía, Danilo Astori, hizo los números de la propuesta y decidió que apoyar el proyecto tal como vino del Ejecutivo es hipotecar el futuro del país en materia de cuentas públicas.

La iniciativa parlamentaria fue diseñada por el Ministerio de Trabajo sobre la base de un borrador del Pit-Cnt. Su costo equivale a lo que demandará a UPM construir su segunda planta de celulosa en Uruguay; una inversión considerada histórica para el país.

Ahora los dirigentes del Frente Amplio están obligados a encontrar una alternativa al proyecto inicial, ya que el grupo político de Astori dijo que no votaba el proyecto original.

Pese a los denodados esfuerzos que hacen en la bancada oficialista y en el gobierno, tampoco ayer hubo acuerdo para aprobar antes de fin de año el proyecto de ley sobre los cincuentones, que modifica el régimen jubilatorio para ese colectivo que puede alcanzar a unas 70.000 personas.

La intención del oficialismo es aprobar la iniciativa este año. Para eso estaba previsto tratar el tema esta semana en el plenario de la Cámara de Representantes y alrededor del 20 de este mes en el Senado, pero esa posibilidad se aleja y se postergó la votación de la ley en el Parlamento, confirmó a El País el coordinador del Frente Amplio Jorge Pozzi.

Integrantes del equipo económico encabezados por el subsecretario Pablo Ferreri retornarán este mediodía a la comisión de Hacienda integrada con Seguridad Social de Diputados para explicar los costos del polémico proyecto del gobierno.

Ayer, en el encuentro en la bancada frenteamplista solo se produjo un acercamiento entre los dos bloques en torno a permitir que las personas que pretenden jubilarse y que se encuentran en ese colectivo opten por elegir el régimen (mixto BPS y AFAP o solo por el BPS) a acogerse recién cuando inicien los trámites prejubilatorios. Pero eso encierra un problema: modificar el proyecto, algo a lo que todos menos el astorismo en el Frente Amplio, incluso, Unidad Popular de Eduardo Rubio, se opone. De todos modos, Pozzi aclaró que "eso no está definido totalmente".

Las diferencias se desataron porque el ministro de Economía Danilo Astori dio —en el marco del Consejo de Ministros— el aval a un proyecto del Poder Ejecutivo que contempla la situación de los cincuentones y que supuestamente costaba US$ 2.500 millones, en base a datos aportados por el BPS. Pero en medio de la discusión parlamentaria se supo que el gasto era de unos US$ 3.400 millones, es decir bastante más de lo previsto. "Eso es complicado, el costo final que compromete una pérdida del 0,4% del Producto Interno Bruto durante 25 años, y eso afecta la equidad", se quejó el diputado astorista Alfredo Asti.

La diferencia en los costos abrió una brecha en el oficialismo y generó dos posiciones: por un lado la mayoría del Frente Amplio (que quiere aprobar el proyecto) y al Frente Líber Seregni del otro, grupo del titular del MEF.

El expresidente José Mujica pretendió calmar los ánimos y dijo que ya había una solución

Asti declaró ayer a Montevideo Portal que no sabe "a qué solución se refiere" Mujica. No sé si él decidió otra cosa, pero no se nos comunicó", admitió, aunque reconoció que Mujica podía tener alguna información de la que él no dispusiera.

La oposición ofreció una solución ya en 2014

Desde los partidos de la oposición se reivindicó la advertencia que blancos y colorados habían hecho años atrás proponiendo una solución para los cincuentones. En 2014, el Partido Nacional había señalado que este problema estaba planteado y había ofrecido "una fórmula mucho mejor que la que hoy elige el gobierno del Frente Amplio", recordaron ayer varios dirigentes blancos en Twitter.

Esta solución, agregaron, apareció por primera vez en las agendas de gobierno que a mediados de ese año dio a conocer el entonces precandidato Luis Lacalle Pou. Luego la propuesta se sumó al programa de gobierno 2015-2020. El Partido Nacional propuso un régimen de mejor jubilación garantizada que posterga la elección del mecanismo jubilatorio para el momento mismo de la jubilación, cuando se pueda saber cuál de las dos opciones es más beneficiosa. "Los análisis mostraron que esa solución no solo era más beneficiosa para el trabajador sino para el Estado", recordaron en su reivindicación.

A su vez, el Comité Ejecutivo Nacional del Partido Colorado declaró que la solución planteada por ellos para los cincuentones, en un proyecto de ley presentado en 2016, "atiende de mejor manera a la situación de los cincuentones" que la que está en el Parlamento. Según el Partido Colorado, en su proyecto "se da la opción al trabajador, para que al llegar al momento de su jubilación, pueda elegir con libertad por la mejor opción".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)