CAMBIO DE PAISAJE EN LO ALTO DEL CERRO

Cientos peregrinaron a la cruz de Cerro Largo

La cruz que se erigió en 1988, eclipsada hoy por los molinos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cruz y Molino: en la cima se estaca imponente el molino de viento. Foto: N. Araújo

Unos 600 fiels de la Diócesis de Melo peregrinaron hacia la cruz de Cerro Largo el pasado domingo. Ya es una tradición esa fecha para los feligreses de ese departamento. Todos los años, la actividad se realiza en el quinto domingo del tiempo de Cuaresma, es decir, una semana antes del domingo de Ramos, inicio de Semana Santa. La peregrinación comenzó a las 9:00 de la mañana y las personas fueron separadas en grupos para subir al cerro.

Esta fue la primera peregrinación que se realiza desde la inauguración del parque eólico Melowind, uno de cuyos molinos se alza junto a la cruz, y llega a eclipsarla por su tamaño. La empresa ENEL, propietaria de los molinos de viento, ya prestó una gran colaboración al realizarse la peregrinación de 2015, aunque entonces no estaba construido el molino en la cumbre del cerro. Los peregrinos subieron acompañados por un guía encargado de animar el rezo del Vía Crucis, y regresaron al mediodía para compartir un almuerzo.

Historia de la peregrinación.

La cruz de Cerro Largo fue erigida en 1988, por iniciativa del párroco de la Catedral, Javier Mori, con motivo de la visita de Juan Pablo II a ese departamento. La cruz fue bendecida desde el aire por el Pontífice.

En 1989 comenzaron estas peregrinaciones, al principio sólo desde Melo; luego se fueron sumando las parroquias del resto de la Diócesis.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)