Fuerza Aérea y Aduanas estudian el caso y podrían tomar medidas

Chequean información sobre las valijas con dinero de empresario K

La Fuerza Aérea y Aduanas comenzaron un chequeo no oficial de información en relación con una serie de vuelos privados entre 2011 y 2012 desde Argentina a Uruguay que podrían haber servido para sacar a Europa decenas de millones de euros.

Fuentes de ambos organismos precisaron a El País que a menos que medie un pedido formal de la Justicia argentina, no se va a abrir una investigación oficial sobre el caso porque no se desea que las autoridades del vecino país se desinteresen del tema en pocos días y los organismos uruguayos queden envueltos, como ya ocurrió con un episodio similar hace un par de años.

En la Fuerza Aérea, el comando ha comenzado a analizar la información que se maneja en los medios argentinos y en caso de confirmar su verosimilitud podría ordenar una acentuación de los controles aeroportuarios que están en manos de la Policía Aérea Nacional (PAN), dijeron a El País voceros de la fuerza.

Lo primero será chequear si esos vuelos tuvieron a Carrasco como destino, si las fechas coinciden y los registros de tripulantes y pasajeros.

EMPRESAS. En el caso de la Dirección Nacional de Aduanas, fuentes del organismo explicaron a El País que los aviones privados en Carrasco normalmente aterrizan en el área correspondiente al aeropuerto viejo, donde hay empresas que están al servicio de estas llegadas y hacen los trámites de la aeronave, pasajeros y carga.

Según las mismas fuentes, quienes llegan en esos vuelos tienen que pasar por controles aduaneros siempre y cuando su aeronave aterrice en la zona del aeropuerto nuevo. "Hay empresas autorizadas por la Dinacia (Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica) a brindar determinados servicios como trámites de migración, aduana y barrera sanitaria a los vuelos particulares", dijeron los informantes.

En la Fuerza Aérea se dijo a El País que el papel de la Policía Aérea Nacional con respecto a un vuelo es principalmente el de brindar seguridad en la operativa de la aeronave y respecto a los pasajeros, y dejaron claro que todo lo referente a la carga o equipaje del avión no forma parte de su jurisdicción.

El diario Clarín informó ayer que el avión Learjet matrícula LV-ZSZ, perteneciente al empresario argentino Lázaro Baéz, afín al gobierno kirchnerista, viajó entre 2011 y 2012 por lo menos seis veces a Uruguay. Según esa información, por denuncias públicas del financista argentino Federico Elaskar se piensa que esos vuelos sirvieron para traer dinero en efectivo y reenviarlo luego al exterior.

La información del matutino argentino sobre los vuelos fue obtenida en la base de datos de la Autoridad Nacional de Aviación Civil (ANAC) argentina, explica la nota.

El dinero pertenece, supuestamente, a Lázaro Báez, y fue sacado de Argentina por Leandro Fariña, el esposo de la modelo Karina Jelinek.

Elaskar declaró al programa Periodismo para Todos de Jorge Lanata que la maniobra consistía en traer bolsos con billetes de 500 euros desde Río Gallegos (provincia de Santa Cruz) hasta el aeropuerto de San Fernando (Buenos Aires) y de allí lo traían a Montevideo o Punta del Este para después enviarlo a financieras uruguayas que, a través de empresas fantasmas registradas en Panamá o Belice lo depositaban en bancos suizos.

La operativa de llegada de valijas con el dinero se hacía, según Clarín, de la siguiente manera: el avión llegaba al aeropuerto de Carrasco -generalmente de noche- donde un funcionario uruguayo muy conocido por empresarios argentinos, a cambio de dinero, se encargaba de hacer pasar las bolsas con euros por la Aduana, contó Elaskar. Con esa y otras operaciones ilegales, Elaskar dijo que Fariña le hizo sacar a Báez unos 55 millones de euros al exterior.

SEIS VUELOS. En las planillas publicadas por Clarín se da cuenta que el primer vuelo a Punta del Este del Learjet fue el 23 de enero de 2011, luego de haber hecho los días anteriores viajes a Río Gallegos y Neuquén.

Esa medianoche volvió con tres pasajeros al aeropuerto de San Fernando. Seis días después hizo la misma operatoria pero para aterrizar en el aeropuerto de Carrasco. El 21 de marzo volvió de Punta del Este y viajó a Paraná. El 8 de abril hizo el viaje Punta del Este-San Fernando pero sin ningún pasajero.

El cuarto vuelo está registrado el 28 de febrero con salida de Punta del Este y destino a Río Gallegos. El 5 de abril repitió el viaje y también sin ningún pasajero. Y el 11 mayo salió de Montevideo y regresó a San Fernando.

A nivel político, el tema ha repercutido ya en Uruguay. El diputado colorado Juan Manuel Garino cursó cuatro pedidos de informes para tratar de confirmar este episodio y determinar si hubo carencia en los controles oficiales.

Los pedidos de informes fueron enviados al Banco Central, Aduanas, Migración y al Ministerio del Interior.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.