PROYECTO POLÉMICO

Chediak: la ley de femicidio "no va a tener un efecto de disuasión"

Asumió Eduardo Turell y quedó finalmente integrada la Suprema Corte.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eduardo Turell ingresó ayer a la Suprema Corte de Justicia. Foto: F. Flores

El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Chediak, dejó en claro ayer que el proyecto de ley de femicidio no cambiará en la práctica la realidad. Chediak dijo que le genera "altísima preocupación" el asunto y dijo que la solución es "acentuar los mecanismos de prevención, trabajar en impedir que estos hechos cuando son detectados a tiempo, logren prevenirse" por eso exhortó a que las mujeres que sean víctimas de violencia aunque sean menores "denuncien".

Esto ocurrió un día después que el presidente Tabaré Vázquez recordó en su cadena nacional que quiere "luchar radicalmente con todas las herramientas necesarias a fin de destruir esa patología tan infernal como lo es la violencia de género" y planteó que para eso remitió al Parlamento "un proyecto del ley sobre el femicidio". Dentro del Parlamento se maneja que podría votarse el 8 de marzo, Día de la Mujer.

Para Chediak "más allá de que efectivamente el Parlamento decida consagrarlo, en los hechos el homicidio refiere a la privación de la vida de un ser humano tanto hombre como mujer y en los casos de violencia intrafamiliar hay un agravante especial, no muy especialmente pero sí especialmente agravado, donde la pena mínima son 10 años de penitenciaría y la máxima son 24 años de penitenciaría y esta pena muy alta no parece estar surtiendo los efectos disuasivos que debería surtir, por lo cual con muchos especialistas nos atrevemos a vaticinar que elevar en seis años este guarismo máximo no va a tener un efecto tampoco de disuasión en estos casos". Para el presidente de la Suprema Corte es clave hacer un "análisis de riesgo incluso en situaciones menores para saber si eso puede escalar" y en ese sentido marcó que el instrumento de las tobilleras tiene un "altísimo índice de éxito".

Las declaraciones fueron hechas tras la asunción del ministro Eduardo Turell, con quien quedó completa ayer la integración de la Suprema Corte de Justicia. Visiblemente emocionado, Turell resaltó la independencia, imparcialidad, transparencia, respeto y capacitación como clave para el trabajo a futuro después de 40 años en la profesión. Chediak destacó que Turell merece "la mayor admiración por sus condiciones personales y técnicas", y señaló que "la parte jurisdiccional" de la SCJ "se ve muy resentida cuando hay cuatro ministros", por lo que es "una alegría tener a los cinco trabajando".

Presupuesto.

Chediak dijo que pedirá un mayor presupuesto para el Poder Judicial, y que se agotarán "todas las gestiones" para obtenerlo. "El año pasado tuvimos un déficit de cerca de $ 80 millones solo en gastos de funcionamiento, que pudieron subsanarse con algún esfuerzo excepcional que dio el Poder Ejecutivo y la dirección a partir de julio de que no ingresara ningún funcionario en los escalafones administrativo y de servicio a los efectos de equilibrar las cuentas", explicó. Por este motivo, "difícilmente podamos seguir con una política de no ingresos a partir del 30 de junio, porque se requieren técnicos y funcionarios para la implementación del nuevo Código del Proceso Penal", señaló. De todos modos, aclaró que la implementación del Código "no depende este año de que se solucione el conflicto salarial ni de que haya fondos adicionales en esta Rendición, porque se empieza a ejecutar el 1° de enero de 2018".

En lo que fue claro es que en caso de que los funcionarios ju- diciales tomen medidas gremiales ante el no cobro de los adeudos del gobierno, allí sí se puede poner en riesgo la implementación del Código.

"Sin objeto" recurso contra ley por aborto.

El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Chediak, dijo que el recurso de inconstitucionalidad de la ley de interrupción voluntaria del embarazo presentado por la expareja de la mujer impedida de abortar "carecería prima facie de objeto" tras el aborto que sufrió la mujer de 24 años. Esto se debe a que "respecto de la constitucionalidad o no de una norma, no se hacen declaraciones genéricas, se hacen declaraciones en un caso concreto que sean necesarias para resolver el caso concreto", en esta oportunidad, la denuncia del hombre ante la decisión de su expareja de abortar. Pero al haber aportado la opinión de la Suprema Corte ya no tendría relevancia. El análisis del caso "tenía como objetivo prevenir el aborto y se ha dado en forma aparentemente espontánea", indicó.

(N.de.R: La nota original informó por error que la pena mínima por homicidio especialmente agravado era de 24 meses y la máxima de 10 años. En realidad es de 10 años a 24 años)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)