REMOCIÓN EN EL MINISTERIO DE ECONOMÍA

Cesan a directora de Economía por prostíbulo en apartamento

La jerarca dijo que prestó el inmueble a una persona que lo subarrendaba.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las cámaras de seguridad revelan el movimiento de meretrices y clientes. Foto: Subrayado

Una denuncia telefónica al 08005000 del Ministerio del Interior —recibe 6.000 llamadas mensuales— terminó anoche con la remoción de la directora de la Contaduría General de la Nación, Laura Remersaro, de- pendiente del Ministerio de Economía.

La llamada originó una investigación policial que detectó que Remersaro es propietaria de un apartamento ubicado sobre la calle Uruguay, en el Centro de Montevideo, donde se ejercía la prostitución. En el apartamento también vivían dos menores de edad.

Fuentes del caso indicaron a El País que Remersaro no tenía ninguna vinculación con el prostíbulo irregular, ya que había solicitado a una amiga que administrara el inmueble y esta lo subarrendó a una persona que promocionaba meretrices a través de una página web.

Según los vecinos, esta mujer es la administradora del prostíbulo y la que contrataba a las mujeres que trabajaban allí.

Al hacerse pública ayer la vinculación de la directora de la Contaduría General con el inmueble denunciado por los vecinos, el ministro de Economía, Danilo Astori, decidió el cese inmediato de Remersaro.

Consultada por Subrayado de canal 10 sobre el prostíbulo que funcionaba en un inmueble de su propiedad, Remersaro respondió que la inquilina se está mudando y que el tema "llevó más tiempo del deseado".

Dijo que ni afirmaba ni negaba que en el lugar funcionara un prostíbulo clandestino y que se enteró del tema hace "unas semanas", sin precisar con exactitud la fecha.

Demora.

Vecinos señalaron que la situación llevaba un año. Agregaron que hablaron con Remersaro pero que la directora de la Contaduría General de la Nación no tomó ninguna medida sobre el uso que le daban a su propiedad.

Subrayado consignó ayer que el 27 de junio pasado, uno de los propietarios del edificio donde se encontraba el prostíbulo, se presentó en la Jefatura, ante el Departamento de Contralor Social de la Dirección de Información Táctica, y radicó la denuncia.

El escrito señala que en el apartamento vive una mujer mayor de edad y su hija de 30 años, quien a su vez tiene dos menores a cargo: una adolescente de 14 y una niña de dos años.

Los vecinos expresaron que, durante el día, en el apartamento ejercen la prostitución varias mujeres con la autorización de la inquilina. Es decir, la persona que arrendó el inmueble administrado por la amiga de Remersaro.

La denuncia expresa que las prostitutas son promocionadas en la página web "Pumbate Escorts" y la afluencia de hombres era constante a toda hora. Algunos esperando turno aguardaban tomando alcohol en las escaleras del edificio.

Ayer, en su informativo en el horario central, Subrayado dijo que accedió a las imágenes de las cámaras de seguridad que dan cuenta de la situación. Se puede ver que la menor de 14 años en reiteradas ocasiones es quien baja a abrir la puerta a los clientes.

Al otro día de la denuncia radicada en Jefatura, el 28 de junio, un equipo policial se presentó en el edificio para constatar la situación.

Las imágenes de las cámaras de seguridad del edificio captaron el momento en que ingresaron los policías, señaló canal 10. Por delante de ellos, sin percatarse de lo ocurrido, una prostituta bajó para abrir la puerta a un cliente.

Cuando los policías subieron al apartamento donde funcionaba el prostíbulo, la mayoría de las meretrices se escaparon por una puerta de servicio. Las imágenes las mostraron corriendo por el pasillo para llegar a la puerta y evadir el control policial. Una de ellas llevaba en brazos a la pequeña niña de dos años.

Los vecinos también presentaron una denuncia ante la Intendencia de Montevideo.

Fuentes del caso indicaron a El País que también se investiga si Remersaro realizaba los aportes tributarios por las rentas generadas por el alquiler del apartamento.

Dos remociones en 48 horas.

En menos de 48 horas, dos jerarcas fueron cesados por hechos supuestamente vinculados a casos de corrupción. El miércoles 6, el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, cesó al coordinador de la Secretaría de Deportes, Pablo Sanmartino. Y ayer, la directora de la Contaduría General de la Nación, Laura Remersaro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)