vea el video 

Cerró Fripur; ahora esperan el "milagro" de un inversor

Cerró Fripur; 960 trabajadores de la industria de la pesca quedaron desocupados, esperando "que suceda un milagro para que algún inversor quiera poner plata en este lugar", según indicó una trabajadora, con 20 años frente a la inmensa maquinaria de la empresa más grande en Uruguay en este rubro.

Ayer, luego de una breve asamblea de trabajadores frente a las instalaciones de Fripur, donde se concentraron un centenar de personas, entre ellos integrantes del Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt, se hizo alusión al "constante incumplimiento de la empresa que deja hoy a casi 1.000 familias en el seguro de paro". De este modo hizo referencia Marcelo Abdala, secretario general de la central sindical, al cierre de Fripur.

Abdala dijo que los trabajadores de la empresa tienen el apoyo del movimiento sindical y señaló entre el tumulto de gente que "nos toca bailar con la más fea, porque es de las peores situaciones para los trabajadores. Lamentablemente en la actividad privada, en particular en la industria, se vivieron momentos de reestructuración salvaje y de cierre de fábricas", afirmó el sindicalista.

En el mismo sentido, Abdala señaló que "los trabajadores se vieron enfrentados a una de las patronales más represivas de este país que organizó, en vez de una fabrica, un cuartel".

Según Abdala, "ahora el conflicto es más complicado porque esta patronal acumuló deuda que ahora le impiden trabajar". Sobre el futuro de Fripur, el sindicalista hizo un llamado de atención a los trabajadores, diciendo que "hay que ver si se arma un paquete de venta global de esta empresa en la cual aparece un eventual comprador que nos pueda garantizar a nosotros lo más importante que es el trabajo", y prosiguió asegurando que hay que tener cuidado con que pueda "aparecer algún testaferro en donde hay un cambio de mandos, se licúa la deuda y se la queda el mismo bajo otro nombre. Entonces tenemos que estar con mucha unidad los trabajadores".


El secretario general del Pit-Cnt también apuntó a "las horas difíciles que se van a vivir".

El gobierno.

El ministro de Trabajo, Ernesto Murro, que prefirió no hablar con El País del tema, dijo a canal 12 que "la empresa aguantó hasta ahora gracias a la intervención del gobierno". Murro también señaló que la empresa "cierra por endeudamiento, y si el Estado no estuviera haciendo lo que estuvo haciendo estos años, Fripur hubiera cerrado antes".

Por su parte, la ministra de Industria, Carolina Cosse, dijo ayer que "no había más nada que hacer" ante el cierre de la empresa Fripur, ya que sus problemas financieros "no son de hoy".

La ministra dijo que "la empresa tiene una historia con el Banco República y una cantidad de acreedores en la cual no hay más nada para hacer. El gobierno está poniendo toda su sensibilidad, su tiempo y su trabajo para tratar de darle caminos a los trabajadores".

Préstamo del Brou.

Wilson Márquez, integrante del sindicato de la pesca (Suntma) hizo referencia, al igual que la ministra de Industria, a los prestamos que les dio el Banco República. Márquez aseguró que "en Fripur hubo siempre irregularidades de todo tipo. El Banco República les prestó no sé cómo cuánta plata para que pudieran mejorar las condiciones de la empresa y así poder llegar a más destinos europeos. Eso obviamente iba a traer más producción y por lo tanto más trabajo para todos. ¿Pero sabés qué pasó? Se llevaron todo tanto Máximo Fernández como Alberto Fernández (los dueños de Fripur) para otros emprendimientos relacionados a la energía eólica", dijo el hombre que demostraba su molestia ante diferentes medios de comunicación. Luego Márquez dijo que los empresarios tienen por lo menos 14 molinos de viento, campos y chacras en el interior del país, donde supuestamente fue depositada la plata referente a los prestamos que se habían otorgado por parte del Banco República para "salvar a Fripur".

"Nunca les importó las familias que se iban a quedar sin comer", afirmó el sindicalista.

Endeudamiento.

El 31 de julio del año pasado, Fripur se presentó a concurso voluntario de acreedores (porque el déficit que debían de afrontar ya se hacía insostenible) y luego de eso se nombró al estudio jurídico Rueda, Abadi, Pereira como interventor.

A fin de junio de este año, el último dato disponible en la Central de Riesgos Crediticios del Banco Central (BCU), Fripur tenía en el Banco República créditos vencidos en gestión de cobro por US$ 4 millones; créditos morosos por US$ 31,1 millones y deudas castigadas por atrasos por US$ 3,4 millones. En el caso del banco Santander, los créditos vencidos en gestión de cobro ascienden a US$ 4,7 millones y deuda morosa por US$ 365.570.

En este contexto fue que se desarrolló la crisis financiera de Fripur, donde no se pudo hacer frente a los pagos de los prestamos adquiridos y mucho menos a los salarios de algunos trabajadores que aún esperan cobrar licencias desde hace tres años en algunos casos.

"Vine de Cuba a buscar un futuro mejor para mi familia".

Según contaron a El País referentes de la empresa, en Fripur trabajaban diariamente "decenas de extranjeros que no sabían qué hacer y terminaban acá por recomendación de otros; eso sí, siempre y cuando la producción rindiera para todos", afirmó un trabajador que prefirió no dar su nombre. Durante la recorrida que llevó adelante el equipo de El País en las megainstalaciones de la empresa, se constata la presencia de gente proveniente de África, Europa y Centroamérica.

Abu Bakarr Barrie, un hombre africano que esperaba seguir juntando dinero para poder traer a su familia, es uno de los extranjeros que trabajaba en Fripur.

Interrogado acerca de qué era lo que pensaba hacer ahora, el hombre afirmó que "es una pena lo que pasó. Voy a tratar de buscar otro trabajo parecido y si no cualquier otra cosa".

Por su parte, el testimonio del cubano Yoel Sánchez dejaba entrever que no iba a quedarse de brazos cruzados ahora que cerró la empresa en la que trabajaba. "Vine a Uruguay para buscar un futuro mejor, para mí y para mi familia. A mí con la plata que ganaba acá me daba para mandar dinero a Cuba y me mantenía, ahora veré cómo voy a seguir. Yo allá me recibí de ingeniero y tengo un título, ya veré".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)