INFRAESTRUCTURA

Está cerca el acuerdo laboral marco para UPM

El gobierno, el Pit-Cnt y la empresa ultiman los detalles.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Pit quiere garantías que se cumpla con la cuota de mano de obra local. Foto: Archivo

las negociaciones entre el gobierno y la empresa UPM para concretar la segunda planta de celulosa de esa empresa se atrasaron algo respecto a lo originalmente planificado. La causa es que todo lo acordado entre las partes de forma verbal, está siendo analizada al detalle para llevarlo al papel.

Sin embargo en las próximas semanas la empresa finlandesa estampará la firma en un documento conjunto con el gobierno, empresarios y sindicalistas, referente a un marco general laboral. Este texto será un "plan global de trabajo" en el caso de que se termine de confirmar la inversión de la fábrica en el centro del país, confirmaron a El País fuentes del Pit-Cnt, de las cámaras empresariales y el gobierno. Por la central sindical negocian Milton Castellano, director del Instituto "Cuesta Duarte"; el dirigente metalúrgico y secretario general del Pit-Cnt, Marcelo Abdala, el papelero Julio Burgueño y Óscar Andrade, principal referente del sindicato de la construcción. La negociación comenzó en enero y los sindicalistas se comprometieron a guardar reserva.

El ministro de Trabajo, Ernesto Murro, dijo a Radio Uruguay que "esperamos llegar esta semana a tener el acuerdo marco de la empresa con el Pit-Cnt y con algunas cámaras empresariales, y tener acordado lo que significa la parte laboral del acuerdo general de inversión".

Uno de los puntos acordados son las primeras condiciones para la prevención de conflictos y relacionamiento entre los trabajadores y la empresa. A su vez el presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, agregó que ya tienen un "preacuerdo" con UPM en cuanto a la contratación de mano de obra local. "Fundamentalmente en aquellos espacios donde se requiere mano de obra especializada", explicó.

En ese sentido —tras la instalación de la primera fábrica de producción de celulosa en Fray Bentos, Río Negro— se aprobó una ley para garantizar un porcentaje de mano de obra uruguaya en los proyectos de inversión: 75% de personal uruguayo y 25% de mano de obra extranjera. "No estamos dispuestos a ceder que el 75% de la mano de obra sea nacional, particularmente en aquellos sectores que tienen trabajo calificado", dijo Pereira en julio de este año. Sobre ese punto tratan hoy las negociaciones.

Según dijeron fuentes del gobierno a El País, la empresa ha solicitado al Pit-Cnt, flexibilidad en ese punto. Los finlandeses garantizan que en todo el proyecto se cumplirá con ese porcentaje. Pero la central sindical quiere que esa relación se cumpla mes a mes.

El argumento del Pit-Cnt es que si no se cumple esa relación de 75-25 mes a mes, el país perderá la posibilidad de que se contrate mano de obra calificada. "Nos dicen que cumplen con la relación de uruguayos y extranjeros en el global del proyecto, y al final de cuentas solo se contratan peones uruguayos que son los salarios más bajos. Acá hubo capacitación y queremos que eso se aproveche", dijo un miembro del Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt.

El presidente Tabaré Vázquez dijo que el gobierno cree que durante todo el proceso de construcción de la planta se generarán 8.000 puestos de trabajo. El emprendimiento se instalaría en el centro del país sobre el río Negro a no más de 25 kilómetros de Paso de los Toros.

Murro está participando activamente en las negociaciones. Explicó que "la preocupación del presidente de la República es lograr lo más rápidamente posible en este mes de septiembre el acuerdo de inversión". Esto significaría "un compromiso muy fuerte de concretar el emprendimiento", explicó.

Vázquez dijo en agosto que las negociaciones se han enlentecido porque las partes están muy preocupadas de cuidar sus intereses. "El gobierno uruguayo tiene la responsabilidad de tener seguros para poder avanzar en el emprendimiento porque no es que se pueda hacer de cualquier manera un emprendimiento tan importante", explicó.

La CAF está dispuesta a financiar la obra.

La directora saliente de la Corporación Andina de Fomento en Uruguay, Gladis Genua, dijo a El País que el organismo multilateral está dispuesto a participar en el financiamiento de la construcción de la nueva planta de UPM en el centro del país.

"Sí, por supuesto. El proyecto de la tercera planta es muy importante para el país. Uno de los proyectos emblemáticos va a ser el Ferrocarril Central, una vez que los estudios de consultoría para estructurar el proyecto financiero avancen. Estamos muy interesados en formar parte del grupo de financiadores del proyecto".

Genua señaló que "es un proyecto grande, por lo que hay cabida para más de un (organismo) multilateral u otras entidades que se quieran sumar". "Este proyecto está calculado por encima de los US$ 500 millones. Se podría armar un fondo o emisión especial para este proyecto y la compran las AFAP o se financia con deuda de multilaterales. Se financiaría al promotor del proyecto, que sería la empresa adjudicataria. Siempre está detrás un contrato con el Estado. Hay que esperar que esté estructurado", explicó.

El gobierno se propone rehabilitar el tramo de vía férrea entre Montevideo y Paso de los Toros que suma 273 kilómetros, un tramo de vía doble inicial de 26 kilómetros, una docena de vías secundarias para cruces de trenes, un tramo para acceso industrial y más de 40 puentes. El gobierno decidió eliminar algunas obras inicialmente previstas para abaratar el proyecto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)