IMPACTO EN BPS

Cepal descartó "oportunismo" en certificados médicos en Uruguay

Informe presentado por el organismo sostiene que"el actual diseño del subsidio no estaría favoreciendo este tipo de comportamiento". El incremento en el gasto de certificados médicos generó preocupación en el Ejecutivo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Once mil millones de dólares en ahorro tienen las AFAP uruguayas. Foto: F. Ponzetto

Un informe presentado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) elaborado por Verónica Amarante y Andrés Dean, concluyó que en Uruguay no hay "comportamientos oportunistas" en cuanto a las certificaciones médicas por lo que "el actual diseño del subsidio no estaría favoreciendo este tipo de comportamiento".

Hoy el sistema establece un deducible del 100% en los primeros tres días y un 30% en los restantes con topes. Esto, según el informe, es "relativamente restringido en comparación con los diseños de otros países, desalentando probablemente los comportamientos oportunistas".

El informe surge luego que el gasto en certificados médicos a través del Banco de Previsión Social generó preocupación del gobierno al punto que se creó una comisión para rever su mecanismo de control. Es más, en coordinación con el Sindicato Médico, el BPS elaboró una guía sobre el tiempo razonable de certificación para distintas enfermedades a modo de guía para los médicos. Es que, por ejemplo, un solo médico le hizo perder 17 millones de pesos, equivalentes a casi 550 mil dólares, al BPS a través de la firma de una gran cantidad de certificados médicos "truchos", es decir de trabajadores que estaban sanos.

En la presentación del informe, según consignó Presidencia, el consultor Andrés Dean señaló que “el gasto aumentó de forma muy importante en el período 2005-2015 porque el mercado de trabajo mejoró en forma considerable, aumentó el salario y se facilitaron los trámites”.

Para Cepal, "los resultados encontrados son compatibles con la posibilidad de que la mayor facilidad del trámite de solicitud haya implicado que los trabajadores utilicen el subsidio en mayor medida, no
estando realmente enfermos. Pero al mismo tiempo, estos resultados también son compatibles con la posibilidad de que los trabajadores hubiesen hecho con anterioridad a julio de 2010 un uso inferior al adecuado, yendo a trabajar aun sintiéndose enfermos debido a las dificultades burocráticas en la solicitud del subsidio, o debido a la pérdida de ingresos asociada, ya que el momento coincide con el cambio en los topes. También es posible que se hayan dado los dos procesos al mismo tiempo, afectando de manera distinta a cada trabajador".

Según el informe, "la utilización es superior entre las mujeres, y también está asociada con el ciclo económico: a menor tasa de desempleo en el departamento de residencia del trabajador, lo que implica una menor percepción de riesgo de pérdida del empleo, mayor probabilidad de uso del subsidio. No surge, de la evidencia presentada, ningún indicio de
presencia de riesgo moral o uso abusivo del subsidio, al menos en relación con la superposición con días de vacaciones escolares o cercanías con el fin de semana".




Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)