Servicio Para nuevas lápidas y se ofrecerá a familiares de los fallecidos

El cementerio judío se moderniza: códigos QR y entierros on line

El cementerio judío de la ciudad de La Paz se moderniza. Sus lápidas contarán con código QR y también habrá la posibilidad de acceder a la transmisión de entierros e imágenes del lugar en general a través de cámaras.

Se podrá acceder a distancia a imagenes del cementerio a través de cámaras. Foto: Francisco Flores.

EDUARDO DELGADO24 mar 2014

El proyecto se llama "Netzaj, un puente a la eternidad", comunicó el presidente de la Comunidad Israelita del Uruguay, Alberto Buszkaniec.

"La Kehila (Comunidad Israelita del Uruguay) va a cumplir 100 años en alrededor de 18 meses y ya que fuimos los responsables primeros del cementerio, entendimos que también éramos los responsables de su aggiornamiento. Por lo tanto nos enfrascamos en modernizarlo lo más que podamos", comentó Buszkaniec a El País.

Esto incluye la implementación de códigos QR en las lápidas, cámaras mediante las cuales se podrá acceder de forma remota a imágenes del cementerio y la posibilidad de conocer la ubicación de cada tumba y del camino para llegar a ella conectándose a un sitio web.

El cementerio israelita será el primero en el mundo "quareficado", informó Uri Korytnicki, uno de los responsables de la instalación de códigos QR. "Intentamos perpetuar la memoria de la persona. Habrá acceso a una red social de memoriales (eterflix)", añadió.

Korytnicki informó que de ahora en más las tumbas de las personas que sean sepultadas en este cementerio contaran con un código QR y se venderá el producto a los familiares de los fallecidos enterrados en este sitio.

"Cuando alguien se va, uno tiene memoria de los últimos momentos con esa persona" y esto permitirá también "verla de otra manera", dijo. "Cuando se genera el memorial de una persona que no está, las próximas generaciones la van a poder ver en todos sus sentidos, podrá haber fotos, videos, comentarios que permiten ver lo que uno quiera mostrar", comentó a El País.

Como ejemplo mencionó a nietos que no conocieron a sus abuelos y de esta forma tendrán posibilidad de saber de ellos. Los códigos QR se podrán leer con celulares o tabletas en el cementerio o entrando a una página web. Cada memorial podrá ser habilitado a todo público o a las personas que se defina tengan acceso.

Digitalización.

"Gracias a nuestros amigos Nelson Grodzicki y su yerno Moty Segal, que nos ofrecieron sin ningún interés material de su parte digitalizar el cementerio de la Comunidad Israelita, pudimos llevar a cabo este proyecto", dijo Buszkaniec.

"La digitalización consiste en que cualquier persona con una computadora y una impresora pueda encontrar el lugar en que está enterrado un ser querido, marcándosele el camino para llegar y a la vez pueda imprimir la foto de la lápida", explicó.

"Esto también le permite que una persona desde su casa pueda entrar en el link de la Kehila (la comunidad israelita) y allí posicionarse para hacer el mismo procedimiento del cementerio", añadió.

Buszkaniec consideró que esto permitirá "que en el futuro podamos agregar muchas más cosas tecnificadas, ya que junto a este proyecto se está instalando una cámara con que desde cualquier lado del mundo se podrá ver lo que sea de su interés en el cementerio".

Recordó que una vez que se había avanzado en este proyecto y se estaba previendo presentarlo en público, Miguel Korytnicki junto a Jose Dalva ofrecieron instalar en el cementerio el sistema QR y se decidió también llevarlo a cabo.

El proyecto en sus diferentes facetas será presentado en el Auditorio de la Universidad ORT (Bulevar. España 2633) el 27 de marzo a la hora 19:00

Esta presentación será realizada por Nelson Grodzicki, Moty Segal y Miguel Korytnicki, y está previsto que concurran integrantes de diferentes organizaciones judías.

Módulo.

El código QR (códigos de respuesta rápida, por su sigla en inglés) es un módulo que almacena información de manera similar a un código de barras, y se puede decodificar a través de un teléfono celular, una tableta o una computadora mediante un software.

En la Ciudad Vieja de Montevideo hay 39 fachadas de edificios patrimoniales en que se colocaron placas con código QR. Al scanearlas se puede acceder a una ficha con la historia de cada construcción.

Inaugurado con entierro en 1917

El cementerio judío de la ciudad de La Paz fue autorizado por la Intendencia de Canelones el 12 de noviembre de 1917.

El 15 de noviembre de 1917 se escrituró la compra del predio, el escribano Juan José Belo protocolizó la compraventa del terreno de 17.378 metros, padrón 5. 073, ubicado en la 5ª Sección del departamento de Canelones, por la suma de $ 1.000. Comparecieron el vendedor Rudecindo Morales y en representación de los compradores, Naum Rosenblatt y Moisés Bluguerman, Presidente y Secretario de la Sociedad "Chevrá Kedushka Aszkenazi", informa Julio Moskovicz en la página jay.com.uy.

El 28 de noviembre de 1917 el cementerio fue inaugurado con el entierro de dos niños hermanos que estaban enterrados en el cementerio Británico.

Eran Berta y Bernardo Bresler, comentó Alberto Buszkaniec, presidente de la Comunidad Israelita del Uruguay.

Al interior de la grey judía coexisten ateos y religiosos. Los primeros rechazan rituales religiosos en inhumaciones por ser ajenos a toda creencia religiosa; los segundos, lo requieren. Coexisten en La Paz los que corresponden a judíos sefaradim, originarios de Hungría, originarios de Alemania, aszkenazim (principalmente oriundos del este europeo y ateos, señala Moskovich en un artículo.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.