Debieron dejar sulocal porque “hablaban mal de Tenfield”

Cayó la Cabra se fue con la música a otra parte

Ayer la murga Cayó la Cabra debió abandonar definitivamente el Club Industria, reductó que lo acogió cuando la murga debutó en el Carnaval mayor en el año 2012.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cayó la cabra abandonó el Club Industria, su local de ensayo.

La cuarteta en la que un integrante de la murga es "asesinado" arriba del escenario, por hablar mal de la empresa Tenfield, fue el motivo por el que la directiva del club decidió que el conjunto fuera invitado a retirarse del local.

El director de la murga, Lucas Pintos, indicó a El País que estarán "un par de días" en Casa Texas (grupo creativo vinculado a parodistas Aristóphanes) en Maldonado y Joaquín Requena.

"Mientras nos instalamos ahí unos días seguiremos en la búsqueda de un club, que no es fácil", aseguró Pintos.

Consultados sobre los motivos de la salida del conjunto del Club Industria, Pintos prefirió no opinar del tema. "La verdad, quiero hacer notas pero con la cara pintada. Esto ya fue", afirmó el joven director escénico.

Allegados a la murga dijeron que directivos del club le dieron la noticia el pasado jueves, cuando la murga se preparaba para realizar su segunda actuación en el Teatro de Verano del Parque Rodó.

Los representantes del Industria hablaron con los referentes de la murga, y le dijeron que debían irse del local porque en su club no quería "gente que hable mal de Paco y de Tenfield".

Según allegados a la murga, la conversación se dio "en buenos términos" e incluso se le dio al conjunto un plazo "razonable", para que pudieran conseguir un local donde llevar el vestuario, la escenografía y la utilería que tienen para presentar tanto en el Teatro de Verano como en los tablados que concurren diariamente.

Sobre las 20:00 horas de ese jueves, cayó un fuerte chaparrón que obligó a suspender la etapa del concurso y toda actividad en los tablados.

Para muchos de los componentes de Cayó la Cabra fue un alivio que se suspendiera la actividad y que su actuación en el concurso se postergara para el próximo sábado 21. "Estaban muy desanimados con la noticia. No era un buen día para que hicieran un teatro", dijeron.

Los allegados a la murga pidieron reserva respecto de la noticia, pero la misma estalló en las redes sociales al otro día.

No obstante, desde Tenfield, se manifiesta que nada tiene que ver la empresa con ninguno de los dos sucesos que se dieron contra la murga. "En VTV ni se piensa en no transmitir a la murga", afirmaron desde la empresa dueña de los derechos de televisación del concurso de Carnaval.

Repercusiones.

En la noche del viernes, la murga realizó la actuación completa en el escenario del Monumental del Géant, en donde también iban a grabar el disco del año 2015, cuyo espectáculo se llama "Natural".

"Para que quiero estirar, por que no quiero cantar la cuarteta", dijo Maxi Tuala, figura del conjunto, en tono de broma cuando la actuación les marcaba el momento de la crítica a Tenfield. La cuarteta cuestionada, fue aplaudida de pie por el público que se presentó en el escenario.

El periodista Álvaro Carvallo fue uno de los más activos en este sentido y solicitó a sus amigos y seguidores un espacio para que la murga tuviera su lugar de reunión para lo que queda de Carnaval.

Hackers.

El pasado viernes, hubo un hackeo a la página de Daecpu (Directores Asociados de Espectáculos Carnavaleros y Populares del Uruguay) que también causó revuelo.

En la sección histórica de la página, donde está la estadística de todos los ganadores de las cinco categorías, los hackers daban como ganador del año 2015 a La Trasnochada.

Desde un principio, la murga se desmarcó del tema y el director escénico Martín Souza, hizo un descargo a través de Facebook, donde no ocultó su enojo con el tema. "Repudio a los colegas que de mala leche comparten esta lamentable jugada con tantas malas intenciones", dice Souza.

Flor de Maroñas.

En la noche del viernes, y luego de reiterados incidentes, se decidió poner fin al escenario Flor de Maroñas.

Los organizadores dijeron que "la situación los desborda y no encontramos apoyo por parte de la Intendencia de Montevideo, ni del ministerio del Interior".

Ramón Do Santos, tesorero del tablado dijo a El País Digital que cierran "por los continuos incidentes con un grupo de jóvenes que causaba problemas adentro del escenario y cuando se los retiraba del mismo tiraban piedras desde los alrededores, lastimando en varias oportunidades al público".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)