GRANJEROS DENUNCIAN ROBOS EN TODO EL PAÍS

Cayó "banda de los morrones"; hay denuncias en todo el país

La Policía de Salto los detuvo y la Justicia los liberó; volverán a declarar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Granjeros aseguran que robos afectan a productores. Foto: Luis Pérez

La policía salteña logró capturar a los ladrones de una cosecha de morrones valuada en varios miles de pesos uruguayos, luego de seguir la huella de una carretilla que conducía hasta un predio lindero, en el barrio Albisu de Salto.

Allí detuvieron a dos jóvenes, de 18 y 20 años, y al comprador de los frutos que en ferias de barrio supera en precio al kilo de colita de cuadril. Veinte cajones de morrones de la mayor pureza, cuyos colores variaban del verde esmeralda al rojo rubí, fueron encontrados en poder de los vecinos.

La Justicia, empero, dejó en libertad a los autores del robo de esas joyas de la horticultura.

Pablo Moreira, el productor al que le robaron parte de la cosecha, vive en el kilómetro 11 de la Ruta 31 y se dedica desde hace años exclusivamente al cultivo de morrón rojo. Cuenta con invernáculos de varios metros cuadrados, que fueran visitado por los delincuentes el martes en la madrugada.

El productor contó a El País que al recorrer las plantaciones notó la falta de frutas que todavía están en proceso de coloración. "Los que estamos en esto a lo lejos notamos cuando una planta fue tocada. A medida que caminaba, más morrones faltaban y de los de tamaño más grandes", dijo.

Para encontrar alguna pista que lo llevara a ubicar a los ladrones evitó pisar el terreno y ubicó un trillo de una sola rueda. "Esto no se llevaron en el lomo, me dije, y seguí el trillo hasta un alambrado lindero. Después la policía lo comprobó y efectivamente fue así como detuvo a los autores", contó.

Con los datos aportados por el damnificado, la policía de la Seccional 6ª ubicó a los responsables del robo.

Morrones: los de color rojo alcanzan precios de hasta $ 300. Foto: F. Ponzetto
Morrones: los de color rojo alcanzan precios de hasta $ 300. Foto: F. Ponzetto

Preocupación general.

Por su parte, el presidente de la Confederación Granjera, Eric Rolando, aseguró a El País que los productores hortícolas están "preocupados desde hace años por la delincuencia" y que las soluciones no llegan. "Ahora salta el tema por lo de los morrones del Norte, pero en el sur también hay invernáculos que producen", explicó.

De todos modos, los problemas de inseguridad alcanzan niveles de mayor gravedad que afectan severamente a la familia granjera. El propio Rolando resolvió mudarse de su quinta en Las Violetas, a la ciudad de Canelones por los continuos robos a los que era sometido.

"Yo trabajo con árboles frutales y me han robado variedades difíciles de conseguir", dijo. Y mezclando frutas con metales, agregó: "También me robaron el auto y los cables de la electricidad".

Son tantos los delitos contra los productores que las víctimas pueden establecer las características de los ladrones que vienen asediando la granja en todo el país.

"El pastabasero se lleva cualquier cosa; pasa por una chacra, carga la mochila con morrones y ahí tiene $ 1.000. Anda por la calle y nadie sabe que robó", explicó Rolando a El País.

El productor estima que un cajón de morrones puede ser colocado en el mercado informal en precios que oscilan entre $ 1.500 y $ 2.000.

"Los ladrones vinculados a la droga pueden entregar un cajón por $ 200 porque están desesperados por la plata, pero hay otros que saben colocarlos y obtienen mejores ganancias", afirmó.

También se han registrado copamientos y asaltos en distintas zonas. "El día de la madre, en mayo, por ejemplo, andaban golpeando las puertas de las chacras en todos lados. Si no había nadie entraban y se llevaban todo", narró Rolando.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)