JUICIO MILLONARIO

Catorce jerarcas militares pierden demanda por US$ 20 millones

Cooperativa busca recuperar pérdidas contra bienes de generales retirados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La cooperativa de las Fuerzas Armadas hoy tiene las finanzas saneadas. Foto: F. Ponzetto

El juicio de la cooperativa de ahorro y crédito de los oficiales de las Fuerzas Armadas (Caofa) contra 14 exdirectivos duró 18 años. Los demandados son 14 integrantes de anteriores comisiones directivas, presididas por los entonces generales del Ejército, Fernán Amado y Yelton Bagnasco. Estos exdirectivos, generales y coroneles en situación de retiro, deberán responder con sus bienes por una deuda de US$ 20 millones generada por préstamos supuestamente irregulares a socios y a civiles. Tras presidir la cooperativa, Amado fue comandante en jefe del Ejército.

"Salió un fallo reciente que básicamente termina todo. Los responsables deben estar embargados por US$ 20 millones que no los van a tener", dijo a El País el presidente del Centro Militar, Carlos Silva.

Señaló que, durante el proceso judicial, los acusados realizaron maniobras para diluir sus responsabilidades. "A nosotros no nos interesaba saber quién tenía más o menos responsabilidad entre los integrantes de las comisiones directivas pasadas", explicó.

Caofa es una cooperativa de intermediación financiera. Opera como si fuera un banco. Poco después que Caofa lograra el permiso estatal para prestar dinero, recibió fondos y luego los prestó a terceros.

Silva dijo que, en ese momento, los préstamos fueron por montos elevados y se generó un desfase entre los tiempos de devolución del dinero y de los depósitos.

Entre las maniobras denunciadas en la Justicia figuran malas inversiones y préstamos sin garantías. El descalce inicial fue de US$ 7 millones y luego se incrementó con el correr del tiempo.

La cooperativa trató de recuperar ese dinero a través de embargos y ejecuciones de los bienes de los anteriores integrantes de la Comisión Directiva. También tercerizó el cobro a estudios de abogados externos.

En este momento, la cooperativa tiene un capital de US$ 10 millones. "Está saneada desde el punto de vista económico", expresó Silva.

El 10 de agosto se realizarán las elecciones de autoridades de Caofa. Ya vencieron los plazos para presentar listas y ello revela que la comisión directiva actual continuará en funciones. Es decir, dicha directiva estará 20 años al frente de la cooperativa de ahorro y crédito de oficiales militares.

Caofa presta hoy alrededor de $ 10 millones mensuales a sus asociados, según Silva.

Entre parientes.

En el pasado, una de las personas a la que se le prestó mucho dinero era un empresario que tenía una automotora y a la vez era pariente de un miembro de la Armada que era directivo de Caofa bajo la presidencia del general Amado.

Esa persona del ámbito civil comenzó a su vez a hacer préstamos a terceros lo cual, con el paso del tiempo, le produjo a la cooperativa militar un descalce que llegó a los US$ 11 millones porque ese empresario prestaba a corto plazo, pero invertía a largo plazo.

Según las actuales autoridades de Caofa, el propio Banco Central del Uruguay estuvo remiso en el ejercicio de controles, lo cual permitió que continuara la operativa irregular por mucho tiempo. Debido a su precaria situación, la cooperativa solicitó entonces una moratoria en la Justicia, que se le concedió. Se pasó a concordato judicial de unos 1.200 acreedores, lo cual permitió cubrir el descalce. En el año 2006 se terminó de pagar a los acreedores.

Una antigua cooperativa de oficiales militares.

Fundada en 1949, la cooperativa Caofa que agrupa a oficiales en actividad y retiro de las Fuerzas Armadas otorga hoy una serie de beneficios a sus asociados. Por ejemplo, hay descuentos para sus socios y familiares en el acceso a la educación de nivel terciario en las universidades de la Empresa (UDE), la ORT y la Universidad Católica (Ucudal). Tiene además convenios con organizaciones de acompañantes para enfermos, con mutualistas como Casa de Galicia, con grandes superficies como Macromercado, entre otras, señalaron a El País fuentes castrenses. Otro de los servicios que en la actualidad la cooperativa pone a disposición de sus asociados es el asesoramiento jurídico y notarial. Hay además, otras entidades sociales que agrupan a miembros activos y en retiro de las Fuerzas Armadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)