PAGAR PARA SER UNA ESTRELLA

Casting infantil para Hollywood terminó en denuncia por estafa

Padres no lograron probar un delito y la Justicia liberó a los involucrados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Con 70 actuaciones en publicidad, pasó el casting, pero la madre sospechó y no volvieron. Foto: Archivo.

"Jugaron con los sueños de los más chiquitos", se lamentó Geraldine, madre de María Pía una cantante de 15 años que se presentó en las audiciones que la empresa Talent realizó durante el fin de semana en el hotel Radisson.

Un hombre y dos mujeres recibieron a cientos de niños y adolescentes uruguayos con ganas de triunfar como actores o cantantes en los Estados Unidos. Para participar de las audiciones los requisitos eran tener entre 4 y 18 años, llenar un formulario que incluía una fotografía y el pasaporte al día.

El grupo se presentó como una empresa que busca talentos para las productoras de cine americano. En su página web anuncian que en los próximos días harán lo mismo en Toronto, Londres y Viena.

"Me imaginé que era algo serio, busqué en internet y encontré sus datos. Nos dieron hora y nos presentamos en la tarde del sábado. Mi hija actuó en un aviso pero ella quería cantar, el hombre dijo que con eso ya estaba bien y que volviera al otro día", narró Geraldine.

Al día siguiente algunos padres salían del hotel diciendo que había que gastar miles de dólares para llegar a EEUU. Una vez en el hotel le mostraron un "menú" con opciones para llevar a su hija a la fama.

"Nos dieron tres opciones que costaban entre US$ 8.000 y US$ 10.000, cada una incluía un coaching y una determinada cantidad de audiciones en Estados Unidos. En el momento había que pagar con tarjeta de crédito US$ 2.000", explicó.

Se supone que con ese dinero se cubrían los gastos correspondientes a la preparación técnica de los postulantes para el casting de Nueva York. Los participantes del casting se enteraron por Facebook.

Varias fuentes consultadas aseguraron que "mucha gente pagó a la empresa". Ayer se hablaba de que unas 25 personas podrían haber ingresado en la propuesta. No obstante, ninguno de los actores o músicos participantes en el casting o sus familias admitieron haber dispuesto de dinero para eso.

Duda.

Entre los postulantes se encontraban niños y adolescentes con trayectoria en el mundo de la música popular, la televisión y la publicidad. Entre ellos estaba el ex baterista de una banda conocida y Santiago Varela, uno de los niños uruguayos con mayor presencia en la publicidad televisiva.

"Cuando nos pusimos a leer el papel que nos dieron resolvimos no ir. No puedo decir si esto es verdad o no pero el domingo no fuimos. Nos trataron muy bien y no nos obligaron a nada, no sé si se puede decir que es una estafa porque ellos te dicen que van a cobrar esto y aquello. Podría ser una estafa si llegas a Estados Unidos y no hay nada de lo que dicen", afirmó Gissel, madre de Santiago.

La mujer aseguró a El País que hasta ahora "nunca" había estado frente a un casting para Estados Unidos en Uruguay.

Denuncia.

Un padre se presentó ante la seccional primera (Ciudad Vieja) a denunciar por el delito de estafa a Talent. A las 17:00 horas del domingo un grupo de 10 policías ingresó al hotel y detuvo a dos americanos. "La operación policial se hizo con total discreción sin generar mayores inconvenientes", dijo una fuente del hotel.

Mientras tanto, la mujer que quedó al frente del casting dijo a los presentes que "había pasado algo relacionado a la agencia en la ciudad de Tokio, y pidió a las personas que se quedaran tranquilas, y que fueran a comer algo por que sus compañeros ya volverían", según informó a El País una mujer que estaba en el salón donde se realizaban las audiciones.

Más tarde volvió la Policía y se llevó a la mujer y al traductor uruguayo. Sin embargo, tras distintas averiguaciones a cargo de Interpol y la Policía uruguaya, la Justicia resolvió la liberación de los cuatros detenidos.

Tras analizar la denuncia, contrastar los hechos y buscar información sobre la empresa en Estados Unidos, la jueza de turno, María Helena Mainard, concluyó que la agencia no había cometido delito.

"Nunca se me aclaró cuál era la estafa, no lo entendí. Finalmente, derivé el asunto a Interpol y al mediodía de hoy (por ayer) se me informó que estas personas estarían autorizadas por una empresa de Estados Unidos para estos eventos de casting", afirmó Mainard.

La magistrada tuvo en cuenta que el casting era gratuito y que los seleccionados podían optar por determinada participación en Nueva York abonando una suma de dinero. Además, se firmaba un contrato rescindible. "Yo no advertí cuál era la maniobra artificiosa o engañosa; no advertí delito. No tenía sentido mantenerlos detenidos", dijo la jueza a El País.

Al mediodía y en la tarde de ayer los tres americanos y el traductor uruguayo ya estaban fuera del hotel y no había forma de localizarlos.

En Buenos Aires ocurrió un casting similar el pasado mes de febrero y también hubo denuncias. Ahora las autoridades policiales uruguayas intercambian información con sus colegas argentinos para saber si se trata de las mismas personas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)