La Asociación Pro RecuperacióN ayuda a discapacitadOs a conseguir empleo

Más casos de invalidez por accidentes y delincuencia

Cada vez aumenta la cantidad de jóvenes que llegan a la sede de APRI (Asociación Pro Recuperación del Inválido) por haber quedado con discapacidades motrices en accidentes de motos, por recibir balazos como víctimas de la delincuencia o por participar de hechos delictivos, aseguró Graciela Reiris, encargada de la asociación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: D. Borrelli.

También hay personas que adquirieron la discapacidad, es decir que no nacieron con ella, a causa de tumores. Hay un joven que estaba jugando al fútbol, le pegaron un pelotazo en la rodilla, se le despertó un tumor y debieron amputarle parte de la pierna, contó Reiris.

Este los últimos tiempos llegaron a APRI cinco personas con discapacidades adquiridas y entre 2014 y 2015 lo hicieron otros 20 jóvenes.

APRI fue fundada el 26 de noviembre de 1953 porque empezaron a aparecer, más allá de las patologías congénitas, personas que quedaron discapacitadas por la epidemia de polio que hubo en Uruguay entre 1945 y 1955. La idea de la asociación fue siempre trabajar por los derechos de las personas inválidas. La mayoría de los directivos son discapacitados.

La asociación se financia con alrededor de $ 30.000 aportados por el Ministerio de Desarrollo Social, la colaboración de unos 200 socios, el aporte de las pensiones por discapacidad y las donaciones que se hacen a través de los teléfonos 0900 9620 para $ 20; 0900 9650 para $ 50, y 0900 9000 para $ 100.

Trabajo.

A la asociación concurren unas 100 personas con discapacidades motrices, de entre 15 y 60 años. De esas personas, 50 tienen discapacidades severas, por lo que no pueden acceder a ningún trabajo, pero se les brindan talleres.

Los otros 50 consiguieron trabajo a través de APRI porque no habían podido acceder a ningún empleo por su cuenta debido a su invalidez.

Desde 2001 hay 35 discapacitados que trabajan clasificando los talones de cobro para Abitab. APRI tiene un convenio con esa empresa desde 2001.

El trabajo lo realizan en la propia sede de APRI en tres turnos de 6 horas. Los 35 son empleados de la asociación, pero el dinero es aportado por Abitab. Tres veces por día la camioneta de la asociación va a buscar los talones a Abitab y los lleva a la sede para que los trabajadores los clasifiquen. Son más de 200.000 talones por día.

Además, hay otras cinco personas con discapacidad que trabajan en el taller de fabricación de elementos de rehabilitación, como bastones, muletas y andadores. Dos son choferes de APRI, otros dos trabajan en el alquiler y venta de los productos que fabrican en el taller. También hay jóvenes de APRI que obtuvieron empleos en una empresa de vigilancia.

Gabriel Sosa, de 36 años, es supervisor de la tarea de clasificación de talones para Abitab. Se dedica a ella desde hace 15 años. "Somos pocos los que quedamos de esa época, después se ha ido renovando bastante la plantilla. Antes me costaba conseguir trabajo; a toda persona con discapacidad le cuesta", aseguró Sosa, que tiene una amputación en la pierna izquierda por un accidente que ocurrió hace 17 años. "Iba en un ómnibus interdepartamental, que chocó con un camión y me agarró la pierna".

Fernando Medeiro, de 37 años, también trabaja para Abitab desde hace 15. Cuando tenía 17, estaba limpiando el arma de su padre y se le escapó un tiro que le perforó el estómago. Casi se muere, pero sobrevivió y quedó parapléjico. Cuando se recuperó, estuvo tres años sin querer salir de su casa hasta que un amigo, también discapacitado pero de nacimiento, le recomendó que fuera a APRI, donde hoy también juega al básquetbol.

Selección de los talones de pagos.

"A toda persona con discapacidad le cuesta conseguir empleo", afirmó Gabriel Sosa, a quien le amputaron parte de una pierna en un accidente de tránsito. Logró conseguir trabajo con la ayuda de APRI. Desde hace 15 años es supervisor en el empleo de clasificación de talones de pago de Abitab, donde trabajan otras 34 personas con discapacidades motrices en una oficina instalada en la asociación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)