LAVA JATO EN URUGUAY

Otro caso de lavado salpica a Uruguay

Se trata de pagos de Odebrecht a lobista en Brasil por contrato para construcción de cinco submarinos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En Brasil, Odebrecht es acusada de pagar 2.000 millones de dólares en coimas. Foto: AFP

Otro escándalo de lavado de dinero generado por la corrupción en Brasil salpica a Uruguay. Cuarenta millones de euros fueron pagos por la compañía constructora Odebrecht al lobista José Amaro Pinto para cerrar una sociedad con la gigante francesa DCNS, cuyo objetivo es la construcción de cinco submarinos. Ese dinero fue lavado en Uruguay, según autoridades del Supremo Tribunal Federal de Brasil.

El jefe del Sector de Infraestructura de Odebrecht, Benedicto Barbosa da Silva, confesó a la Policía brasileña, en el marco de la investigación Lava Jato (lavadero a presión de autos), que Amaro Pinto trasladó esos fondos a Uruguay a través de empresas off shore.

Durante un acuerdo de cooperación homologado por el Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, Barbosa da Silva Junior señaló: "Aprobé pagos a José Amaro Ramos por el valor de 40 millones de euros, con fondos por fuera de la cuenta corriente de la empresa, los cuales fueron efectuados en cuotas durante la ejecución del contrato con la compañía francesa".

El proyecto de construcción de cinco submarinos, cuyo presupuesto inicial fue de 6,7 mil millones de euros, comenzó a ejecutarse después de la sociedad con Francia.

En este momento, la previsión de gastos de la Marina para ese proyecto ronda los 10 mil millones de euros. Hoy el programa es dirigido por la empresa Odebrecht, el astillero francés DCNS (su principal accionista), y la Marina de Brasil.

Según documentos de la Operación Lava Jato, Odebrecht montó una "sección coimas" a través de la cual realizaba los pagos a dirigentes políticos y lobistas a cambio de suculentos contratos con el Estado.

"Los pagos fueron realizados por ese equipo, cuyo jefe era Hilberto Silva. Él realizó transferencias bancarias para cuentas en el exterior de Amaro Ramos", expresó el delator según consignó el diario brasileño Estado de San Pablo.

Agregó que los pagos fueron hechos a nombre de una empresa que Amaro Ramos posee en Uruguay.

Los investigadores preguntaron a Barbosa sobre el motivo que llevó a Odebrecht a pagar 40 millones de euros. El empresario respondió que, cuando firmó la sociedad con el astillero DCNS, se le exigió que pagara la comisión para el lobista.

Durante las indagatorias, Barbosa declaró que Odebrecht también había pagado coimas al extesorero del Partido de los Trabajadores —liderado por el expresidente Lula—, Juan Vac-cari, por el contrato de construcción de los cinco submarinos. Vaccari está preso por este caso desde abril de 2015.

El programa para construir los submarinos se inició en 2008, durante el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva (PT).

Lula firmó un acuerdo con el entonces presidente francés, Nicolas Sarkozy. El astillero francés DCNS se responsabilizó por la transferencia de tecnología sobre submarinos a Brasil, según el diario Estado.

Citaciones.

A principios de abril pasado, el fiscal especializado en Crimen Organizado, Luis Pacheco, solicitó a la jueza especializada María Helena Mainard la citación de cuatro profesionales acusados de integrar la red de corrupción originada en Brasil conocida como "Lava Jato".

Las convocatorias fueron para dos abogados y dos corredores de bolsa uruguayos sospechosos de haber participado en maniobras de lavado de dinero de coimas recibidas por dirigentes políticos corruptos para adjudicar obras a empresas constructoras. Uno de los abogados y su secretaria son acusados en Brasil de lavar parte de ese dinero en Uruguay.

El diario O Globo consignó que el abogado uruguayo estaría vinculado con uno de los cambistas detenido en Uruguay, Vinicius Claret, alias Juca Bala, quien es acusado de integrar la organización del exgobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral.

La secretaria del profesional es sindicada en Brasil de ser una pieza clave en el esquema de lavado de dinero de Cabral. Aparece relacionada en 19 empresas de Paraná, alternándose como presidenta, tesorera, secretaria y directora.

Sobornos en América Latina.

La red para el pago de sobornos tejida por Odebrecht, que en estos momentos tiene en jaque al gobierno de Michel Temer y en serios problemas judiciales a Lula da Silva, abarcaba a buena parte de América Latina. Odebrecht reconoció el pago de 439 millones de dólares fuera de Brasil, siendo Venezuela, República Dominicana y Panamá los países donde registró más sobornos. Panamá es señalado de forma especial por fiscales brasileños por no cooperar.

Fiscal pide investigar cambistas detenidos.

Los cambistas brasileños, Vinicius Claret, alias Juca Bala, y Fernando Barbosa, detenidos en Uruguay el 3 de marzo pasado tras ser acusados en Brasil de integrar una organización criminal que lavó US$ 100 millones en coimas, están muy cerca de llegar a un acuerdo con fiscales norteños para su extradición.

El fiscal especializado en Crimen Organizado, Carlos Negro, ya se manifestó a favor de la extradición de los dos intermediarios financieros a Brasil.

Fuentes del caso indicaron a El País que Negro solicitó a la jueza especializada, Beatriz Larrieu que abra otro expediente penal para investigar el presunto lavado de dinero de Cabral en Uruguay.

Según el Ministerio Público y Fiscal de Brasil, Claret tenía un comercio de surf en Punta del Este y, al mismo tiempo, poseía una estructura en Río de Janeiro donde recibía el dinero de coimas entregadas al exgobernador de esa ciudad, Sergio Cabral, por parte de empresas que licitaban obras de infraestructura. Posteriormente, Claret enviaba el dinero de Cabral a cuentas en paraísos fiscales. La participación de Claret , en ese esquema de lavado, fue descubierta por investigadores policiales luego de la confesión de dos cambistas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)