EMPIEZAN DECLARACIONES

Caso Ancap: mandos gerenciales en la mira de la Justicia Penal

Darán explicaciones sobre gastos de fiesta de inauguración de una planta.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
José Mujica y Cristina Fernández con los militantes kirchneristas. Foto: EFE

Las declaraciones del propietario de la agencia La Diez, Pablo Álvarez, y del dueño de la empresa de fiestas Latin Design & Events, Marcelo Rodríguez, en el caso Ancap transforman en clave la audiencia judicial del próximo jueves 2. Allí declararán en calidad de indagados mandos gerenciales y medios del organismo sobre una fiesta de inauguración de la planta desulfurizadora de La Teja, realizada el 27 de agosto de 2013, cuyo costo superó los US$ 370.000.

El viernes 24, Álvarez y Rodríguez testificaron ante la jueza de Crimen Organizado, Beatriz Larrieu y el fiscal Luis Pacheco, sobre los detalles de la organización de dicha fiesta.

Ambos empresarios señalaron que desconocían que los gastos de la fiesta llegaran a consideración del Directorio de Ancap y resaltaron que otros insumos para el encuentro —contrataciones de seguridad privada, cocinero particular para la expresidenta argentina Cristina Fernández y otros requerimientos de la entonces jerarca— fueron contratados directamente por mandos medios, señalaron a El País fuentes del caso.

"Yo me encargué de determinadas tareas de la organización de la fiesta. Otros equipos de Ancap realizaron otras contrataciones: seguridad, catering, traslados y estacionamientos vigilados. No eran contratos que yo hacía", insistió Álvarez.

La agencia La Diez fue contratada mediante licitación por Ancap para realizar eventos publicitarios. Cobraba $ 95.000 mensuales por sus servicios. A su vez, La Diez subcontrataba a Latin Desing & Events cuando debía organizar un fiesta de magnitud.

Documentos.

En sus declaraciones en sede judicial, Álvarez señaló que tenía todas las facturas y los comprobantes de pago por sus servicios.

La jueza Larrieu le preguntó si conocía o tenía alguna relación personal con el expresidente de Ancap, Raúl Sendic —hoy vicepresidente de la República. Rodríguez señaló que no tenía ningún vínculo con Sendic. "Lo conocí en 2008 en un evento. Luego lo vi esporádicamente", respondió.

Álvarez también fue indagado sobre si tenía alguna relación personal o de amistad con el expresidente de ALUR (Alcoholes del Uruguay), Leonardo De León, actual senador del Frente Amplio.

Rodríguez señaló que desde que era adolescente juega en el equipo Limburgo de la Liga Universitaria y agregó que sabía que De León integraba el plantel de otro cuadro universitario. "Pero, en ningún momento, De León me llevó a ALUR. Yo gané una licitación donde se presentaron nueve empresas. Mi empresa fue adjudicada por mejor precio", dijo el empresario según las fuentes. Agregó que no sabía si la fiesta de inauguración de la planta desulfurizadora de Ancap fue cara o no. "Hace dos meses organicé en José Ignacio el casamien- to de una hija del expresidente paraguayo (Horacio) Cartes para 200 invitados y costó US$ 80.000", dijo. Enseguida agregó: "A la inauguración de la planta fueron 1.500 invitados".

El 19 de abril de 2016, la Justicia de Crimen Organizado recibió denuncias de los partidos de la oposición sobre la gestión de Ancap bajo gobiernos del Frente Amplio.

Fueron presentadas 22 carpetas con denuncias: seis por el Partidos Nacional; cuatro por el Partido Colorado; seis por el Partido Independiente y seis por Unidad Popular.

200 militantes de La Cámpora sin invitación.

En un principio, la fiesta de inauguración de la planta de desulfurización de La Teja preveía una lista de 1.200 invitados y un presupuesto acorde, según declaró ante la Justicia el propietario de la agencia de publicidad La Diez, Pablo Álvarez. De improviso, en cuatro ómnibus, llegaron a la planta unos 200 militantes de "La Cámpora", grupo liderado por el hijo del expresidente argentino Néstor Kirchner. Los militantes K no estaban incluidos en la lista de invitados.

Álvarez relató que salió a alquilar carpas, mesas y contratar mozos a último momento para atender esa sobredemanda y recordó que, en esos días, se desarrolló la popular "Noche de la Nostalgia" y todos los servicios de fiestas estaban saturados. "Eso disparó el presupuesto de catering", explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)