RECAUDANDO MENOS DE LO PREVISTO

Casinos facturan US$ 6: menos

Las dos salas de juego de Montevideo tuvieron menos ganancias de lo previsto por la IMM.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Parque Hotel recaudó el año pasado US$ 2.096.861. Foto: AFP

Durante 2016 la Intendencia de Montevideo esperaba recaudar más de US$ 21 millones por el funcionamiento del Casino Parque Hotel y el canon que le paga la sala de juegos del Hotel Carrasco, pero recibió US$ 15.270.000, es decir unos US$ 5.800.000 menos, según se desprende del Balance de Ejecución Presupuestal de la IMM que está a estudio de la Junta Departamental.

De acuerdo a la previsión presupuestal que se hace el año anterior, durante 2016 el Parque Hotel esperaba recaudar US$ 2.860.068 por el resultado de los juegos de mesa: Ruleta, Punto y Banca y Black Jack. Sin embargo ingresaron a sus arcas US$ 2.096.861, es decir US$ 763.207 menos de lo "autorizado".

En máquinas tragamonedas, el único casino 100% municipal de la capital esperaba recaudar US$ 8.957.111 en el ejercicio 2016, pero el ingreso fue bastante inferior: US$ 7.426.490 (US$ 1.530.621 menos).

En el ejercicio anterior (2015), el "nuevo" casino del Parque Rodó, ubicado en la ex Casa de Andalucía desde que abandonó el espacio que ocupaba en el Parque Hotel, tampoco dejó los dividendos que el departamento de Recursos Financieros de la Intendencia pretendía. El Parque Hotel (que mantiene su nombre por "tradición oral") tiene una plantilla de unos 100 funcionarios.

Concesión privada.

En cuanto al Hotel Casino Carrasco, la Intendencia autorizó un ingre-so de US$ 9.258.416, pero finalmente solo recaudó por el canon que paga el concesionario US$ 5.749.970; es decir, 3.508.446 dólares menos.

A fines del año pasado, la Junta Departamental aprobó un pedido de la intendencia de flexibilizar el canon a la firma Carrasco Nobile S.A., concesionaria del hotel y casino, la que planteó a la administración su imposibilidad de seguir operando con las condiciones contractuales que tenía.

Los "ingresos" que la Intendencia venía tomando en cuenta para calcular el canon no incluían las ventas a crédito o la nueva modalidad de juego que la empresa implementó para clientes vip. La concesionaria sostuvo, durante su reclamo, que esos montos no deberían tomarse en cuenta antes de ser incorporados a su balance.

En una nota fechada el 5 de marzo y enviada por Carrasco Nobile al intendente Martínez, la concesionaria le advirtió que "sin una reducción del canon, la empresa no tiene capacidad de pagar el servicio de las deudas asumidas para el financiamiento de las obras de remodelación y equipamiento del hotel y casino (que al 31 de diciembre de 2014 ascendían a unos US$ 49 millones, con bancos y otras entidades de crédito), a menos que los accionistas efectuaran nuevos aportes de capital, que se tendrían que hacer con una rentabilidad esperada negativa, como se desprende del Análisis de la situación económica de la empresa elaborado por (la consultora) Deloitte".

Finalmente, la administración accedió a flexibilizar el cobro, aunque con algunas contrapartidas. El canon por la ganancias del casino pasó de 18,8% a 7.5%. Además, la empresa pagaba como mínimo de canon anual fijo unos US$ 2.800.000 y pasó a abonar menos de la mitad.

Contrapartidas.

El concesionario del Hotel Carrasco tendrá como contrapartida la realización de obras en el edificio y su entorno por un monto de unos US$ 4 millones en un plazo de tres años. A su vez, con el acuerdo alcanzado, la Intendencia se quitó de encima un verdadero dolor de cabeza, al lograr que se levantara el juicio que desde el año 2008 le había entablado la empresa Dongara S.A., que había salido en segundo lugar en la licitación para la concesión del hotel. La actual concesionaria llegó a un acuerdo con Dongara para dejar sin efecto la demanda, que era de unos US$ 80 millones, relacionado con la actividad en el Hipódromo de Maroñas en la que tiene participación.

Otro punto importante para la Intendencia fue la definición de un nuevo aval bancario, que elevó la garantía que tenía el concesionario del hotel y casino.

Balón de oxígeno para el Casino Carrasco.

Luego de una larga negociación en la que el Hotel Sofitel Montevideo Casino Carrasco and Spa llegó a insinuar que no podía mantenerse en pie con lo que le venía pagando a la Intendencia, la administración municipal aprobó este año una disminución del canon, aunque con distintas contrapartidas.

Por segunda vez en dos años, el Casino Carrasco anunció en 2016 que debía enviar a decenas de empleados al Seguro de Paro. En 2014 habían sido 74, que se fueron retomando después. La concesión sigue en manos de la firma Carrasco Nobile.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)