ESTADOS UNIDOS

La Casa Blanca excluyó de reunión a varios medios críticos con Trump

La medida tuvo lugar después de Donald Trump, atacara a grandes medios de comunicación, a los que llamó "deshonestos", el "enemigo del pueblo" y divulgadores de "noticias falsas".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La carrera a la Casa Blanca fue multimillonaria. Foto: Pixabay

La Casa Blanca causó polémica este viernes al vetar la asistencia de CNN, The New York Times y Politico a una sesión informativa informal (conocida como "gaggle") del portavoz presidencial, Sean Spicer.

Los reporteros de los tres citados medios no pudieron acceder a la oficina de Spicer en el Ala Oeste de la Casa Blanca, si bien se se permitió la entrada a periodistas de medios conservadores afines como el diario Washington Times y la web Breitbart.

También asistieron medios como ABC, CBS, The Wall Street Journal, Bloomberg y Fox News.

Las agencias de información Reuters y Bloomberg fueron incluidas, mientras Associated Press boicoteó el acto en señal de protesta y la AFP fue apartada, aunque su corresponsal logró entrar a la conferencia.

Ante la medida, los informadores de la revista Time y la agencia Associated Press (AP) se negaron a acudir al "gaggle" como protesta.

"Nada de esto ha sucedido nunca en la Casa Blanca en nuestra larga historia de cubrir a múltiples Gobiernos de diferentes partidos", afirmó el director ejecutivo de The New York Times, Dean Baquet, en un comunicado.

"Protestamos contundentemente contra la exclusión de The New York Times y otros medios. El libre acceso de la prensa a un Gobierno transparente es obviamente de interés crucial", agregó Baquet.

El presidente de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca, Jeff Mason, afirmó en un comunicado que emitirá una protesta sobre cómo "se ha manejado el 'gaggle' de hoy" y abordará el asunto con los responsables de prensa de la residencia presidencial

Spicer defendió su decisión durante el encuentro con la prensa, alegando que la Casa Blanca ha demostrado "mucha accesibilidad".
"De hecho, hemos ido más allá, haciendo que nuestros equipos y nuestra sala de prensa sean más accesibles de lo que posiblemente han sido con otra administración", señaló.

La medida tuvo lugar después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, volviera a atacar hoy a grandes medios de comunicación, a los que llamó "deshonestos", el "enemigo del pueblo" y divulgadores de "noticias falsas".

En la segunda jornada de la Conferencia anual de Acción Política Conservadora (CPAC), Trump arremetió contra la prensa por pensar que nunca ganaría las elecciones presidenciales de noviembre pasado y por mantener siempre como favorita de las encuestas a la candidata demócrata Hillary Clinton.

"Estamos combatiendo las noticias falsas. Son falsas, embustes, falsas. Hace unos días llamé a las noticias falsas el enemigo del pueblo y lo son", aseguró el multimillonario neoyorquino.

"Tenemos que luchar contra ellos. Los medios son muy inteligentes, muy astutos y deshonestos (...). Se enfadan cuando exponemos sus noticias falsas", indicó el presidente ante la CPAC, el foro más importante del conservadurismo en EEUU.

Trump ha reanudado sus ataques a la prensa, que expone a diario sus imprecisiones y datos erróneos de sus discursos, por publicar filtraciones internas de su equipo citando a fuentes anónimas dentro del Gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)