LA TERCERA PLANTA DE CELULOSA

La carrera por seducir a UPM

Durazno, Cerro Largo y Tacuarembó ofrecen localización para la nueva planta de celulosa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La planta de Fray Bentos fue la primera en Uruguay, produce 1,3 millones al año. Foto: D. Rojas

El anuncio de la finlandesa UPM de que invertirá US$ 4.000 millones en una nueva planta procesadora de pasta de celulosa en Uruguay, y que estará en el centro del país sobra la costa del río Negro, disparó una carrera entre tres departamentos para quedarse con el proyecto. Incentivos sobran: la obra demandará unos 8.000 puestos de trabajo, implicará la reparación de caminos y vías del ferrocarril, y generará el trasiego de personas y mercadería en zonas hoy deprimidas del interior profundo. A la inversión que le corresponderá a UPM, el gobierno proyecta inyectar otros US$ 1.000 millones en infraestructura, dinero que también vendrá de inversionistas extranjeros.

Los tres departamentos que largaron la carrera por quedarse con la nueva planta de UPM son Durazno, Cerro Largo y Tacuarembó, cuyos intendentes, todos del Partido Nacional, ya se reunieron con directivos de la empresa finlandesa para hablar de las posibilidades de cada uno.

Hasta ahora se barajan como posibles ubicaciones las cercanías de la ciudad de Paso de los Toros en Tacuarembó, Durazno o el oeste de Cerro Largo. Lo único seguro es que será sobre el río Negro, que comparten los tres departamentos.

El intendente de Tacuarembó, Eber da Rosa, dijo a El País que ya mantuvo reuniones con representantes de la empresa finlandesa, a los que ofreció "fundamentalmente maquinaria y arreglo de caminos".

La Intendencia de Tacuarembó tiene cinco equipos trabajando en la reparación de la caminería rural que fue muy dañada por las fuertes lluvias de abril pasado y firmó un convenio con el Ejército para acelerar los arreglos, explicó Da Rosa.

La ruta 5, en su tramo entre Paso de los Toros y la capital departamental se encuentra en buen estado, dijo el intendente.

La ruta 43, que va desde la ruta 5 a San Gregorio de Polanco en el río Negro y que podría llegar a tener eventualmente un rol importante para abastecer de madera a la nueva planta de UPM si finalmente se ubica cerca de Paso de los Toros, "no tiene demasiados baches y está bastante conservada", aunque es de "menor calidad" y necesitaría mejoras, reconoció el intendente.

Por su parte, el intendente de Durazno, Carmelo Vidalín, adelantó en declaraciones a radio Uruguay que su departamento ofreció un terreno de 150 hectáreas para la nueva planta de UPM. Esto "puede ser un elemento interesante como para tentarlos", consideró. Las hectáreas están ubicadas cerca del río Negro, en el noreste del departamento.

Se trata de campos que la Intendencia de Durazno recibió para resarcirse de deudas de sus propietarios.

El intendente de Cerro Largo, Sergio Botana, también se reunió con directivos de UPM. Y va a tener contactos más formales cuando la empresa lo convoque.

En la reunión se analizó lo que UPM necesita. Más que tierras, como ofreció Vidalín, Botana planteó que se analice un proyecto global considerando la localización y su acceso a vías fluviales y al ferrocarril, la planificación ambiental y la proximidad de las plantaciones de árboles para procesar en la planta.

Botana maneja la idea de que la planta tendría su mayor impacto si se instalara en una zona donde confluyen los departamentos de Tacuarembó, Durazno y Cerro Largo. Esa zona, recordó el intendente, tiene cercanías con el arroyo Tupambaé, que nace en la Sierra de la Quebrada y desemboca en el río Negro tras recorrer alrededor de 73 km. Su principal afluente es el arroyo Quebracho. Además, la zona tiene una "buena conexión", según Botana, porque está cerca de la línea ferroviaria Santa Clara-Montevideo. El intendente de Treinta y Tres, Dardo Sánchez, también conversó con UPM y planteó a sus colegas de la zona una reunión conjunta con la empresa.

La semana pasada el presidente Tabaré Vázquez anunció que acordó con UPM colocar la piedra fundamental de su nueva planta en el segundo semestre de 2018. Su producción comenzaría en 2020.

"Va a generar aproximadamente unos 8.000 puestos de trabajo, va a tener impactos en la participación de proveedores nacionales, va a incidir sobre el Producto Interno Bruto en un orden de 2 y 2,5 puntos", dijo Vázquez sobre la planta.

Será la tercera de su tipo en Uruguay y la segunda de UPM en el país. La primera fue la de Botnia-UPM que comenzó a funcionar en 2007 en Fray Bentos; luego se construyó la de Montes del Planta en Conchillas, Colonia, que pertenece al consorcio formado por la finlandesa Stora Enso y la chilena Arauco.

La nueva planta tendrá una capacidad de producción de más de 2 millones de toneladas de celulosa al año, más de lo que produce su planta en Fray Bentos (1,3 millones de toneladas) y la de Montes del Plata.

El gobierno apelará a captar US$ 1.000 millones de inversión adicionales que volcará a mejorar la infraestructura.

PUJA DE INTENDENTES.

Vidalín - Ofreció hectáreas en el noreste de Durazno.

El intendente de Durazno, Carmelo Vidalín, ya ofreció a UPM algo más de 150 hectáreas, cerca del río Negro, en el noreste del departamento. El predio está cerca del puente ferroviario ubicado en el kilómetro 329 de la ruta 6 (Paso Pereira). Stora Enso había analizado hace años la posibilidad de instalarse en Durazno pero luego optó por Colonia. Durazno tiene mucha forestación en su zona este. La planta podría captar producción del oeste de Cerro Largo en tanto en Treinta y Tres hay 100.000 hectáreas forestadas y potencialidad para forestar otras 300.000.

Da Rosa - "Ofrecemos maquinaria y obras".

El intendente de Tacuarembó, Eber da Rosa, ofreció a UPM maquinaria y obras para intentar atraerla. La segunda ciudad de su departamento, Paso de los Toros, es una posible ubicación de la planta aunque tanto el intendente como el alcalde Juan José López piden tener prudencia. Zamora y Clara en el centro sur del departamento son zonas densamente forestadas. La ruta 43, que va de San Gregorio de Polanco a la ruta 5, necesita reparaciones. Paso de los Toros tiene escasas fuentes de trabajo privadas.

Botana - "Impacto donde confluyen departamentos".

Hace tiempo que el intendente de Cerro Largo, Sergio Botana, impulsa el despoblado oeste de su departamento como una posible ubicación para la planta. Más específicamente, quiere interesar a UPM en las cercanías de Paso Pereira, sobre el río Negro donde confluyen los departamentos de Durazno, Tacuarembó y Cerro Largo. Cerca, en las proximidades de la pequeña localidad de Arévalo, hay extensos bosques. Según el censo de 2011, allí vivían 272 personas. Está a 130 kilómetros de Melo y a 44 de Santa Clara de Olimar, en Treinta y Tres.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)