EFECTOS DE PAROS Y EL FRÍO

Cargan 10.000 garrafas por turno y no alcanzan; espera de cinco horas

Empresas advierten que se generó un importante atraso tras los paros.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Ariel Colmegna

No hay gas", era el cartel que lucían ayer varios centros de distribución. En tanto, si alguno llamaba por teléfono a alguna de las compañías se podía encontrar, primero, con una larga espera telefónica; y segundo, con una operadora que decía que la garrafa iba a hacer enviada entre dos y cinco horas. La huelga de la semana pasada y el paro parcial en el día de ayer por parte de los funcionarios de Ancap, generaron importantes atrasos en el servicio.

Sindicalistas advierten que las razones que generan el problema son diversas, pero aclaran que ellos no tienen nada que ver. El dirigente Jury Pérez, por ejemplo, dijo a El País que el problema tiene que ver por un lado con un tema logístico de las empresas, debido a que estas deberían modernizar sus plantas. Pero también advirtió que hay otras razones, como que la demanda ha crecido en los últimos años, "hay muchas personas que tienen por lo menos dos garrafas". Al mismo tiempo hay un factor climático: el invierno se vino antes de tiempo.

"Todavía se va a demorar un par de días para que se normalice el servicio. Se están cargando entre 9.000 y 10.000 envases por turno, que es lo máximo", explicó el sindicalista.

Una fuente cercana a las empresas, en tanto, sostuvo también que estas están trabajando a un 100%, pero reconocen que volver a la normalidad va a llevar tiempo, pues "se viene de más de una semana de paralización".

"Todos los envases se llenan. No hay nada que por temas logísticos no se esté haciendo. Todo lo que se envasa sale", explicó la fuente.

Además de la huelga y el paro de ayer, la fuente advirtió que hay otro factor que lleva a la demora de la entrega de supergás, y es que el año pasado los gremios empezaron a negarse a hacer lo que en la jerga suele llamarse "cargar en cuarta". Es decir que en los camiones no ponen más que tres garrafas una arriba de la otra. Esto hace que en el reparto se lleve 25% menos de envases que antes. En el interior es peor, pues antes hacían pilas de hasta cinco garrafas.

"O sea, aunque se salga a repartir igual que antes, las garrafas que salen son menos. Hay que hacer más viajes para llevar lo mismo. Hace 90 días todas las empresas del sector le dijeron al Gobierno que esto iba a pasar, pero no se hizo nada", dijo la fuente de las empresas.

La Unidad Reguladora de Servicio de Energía y Agua (Ursea), sí tomó una medida para tratar de revertir esta situación, aunque esta todavía no ha logrado notorios resultados. Habilitó hasta el próximo 14 de mayo "a las empresas envasadoras y distribuidoras de GLP a envasar y distribuir GLP en recipientes pintados por otro agente distribuidor".

También llamó a llevar a cabo un "seguimiento y monitoreo del abastecimiento a la población del mencionado combustible, para evaluar antes del vencimiento de la medida adoptada, la extensión del plazo de la misma en caso de ser necesaria".

Aunque el sindicato de Funcionarios de Ancap sostuvo que el paro de ayer no iba a afectar el suministro de supergás, desde las empresas señalaron a El País que mientras duró (desde las 10 de la mañana hasta las primeras horas de la tarde), ninguna de las compañías llevó adelante el envasado. El sindicato de la petrolera protesta por el cierre de la mutualista de Ancap, debido a que sus trabajadores pasarán al Sistema Nacional Integrado de Salud.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)