HELEN CLARK

Carga de cascos azules debe equilibrarse

Fue primera ministra de Nueva Zelanda entre 1998 y 2008, cargo para la que fue electa por el Partido Laborista. Abogada, de 66 años, también fue ministra de Salud, Vivienda y Conservación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Helen Clark. Foto: Darwin Borrelli

En su país impulsó medidas como la mejora del salario mínimo. Se opuso con vehemencia a la invasión de Irak por parte de Estados Unidos. Luego pasó a desempeñarse como director del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Ahora quiere ser secretaria general de las Naciones Unidas. Visitó por tercera vez Uruguay, en esta oportunidad para obtener apoyo a su postulación de un país que siente similar al suyo.

—¿Cuáles serán sus prioridades si es electa?

—El mundo enfrenta muchos problemas y muchos desafíos y hay una expectativa de que la ONU juegue un rol importante y más efectivo en el respaldo a los países para enfrentar esos desafíos. Así que tenemos un amplio espectro de desafíos respecto a la paz, la seguridad, la perpetuación del subdesarrollo y desafíos ambientales. Y no son los mismos que existían al final de la Segunda Guerra Mundial cuando se fundó la ONU. Entonces el deseo era detener las guerras entre países, algo en lo que en términos generales ha sido exitosa, aunque no totalmente porque vemos que continúan conflictos por ejemplo entre Armenia y Azerbaiján. Pero hay otros muchos conflictos que tienen características de guerra civil, con muchos actores no estatales o milicias desesperadas o jihadistas o terroristas transnacionales. ¿Está la ONU lidiando exitosamente con estos asuntos? La respuesta probablemente sea que no. Requieren un enfoque más abarcador que las respuestas de seguridad convencionales.

—Mucha gente cree que en el fondo la ONU es un instrumento de los países poderosos que tienen veto en el Consejo de Seguridad

— Vengo de un país pequeño como es Uruguay. La ONU importa mucho para los países pequeños porque esperamos que la ONU aplique el derecho internacional y que no se pisotee a los pequeños por parte de los grandes. De manera que el Derecho Internacional le importa más a los países pequeños. El secretario general tiene la posibilidad también de hacer cumplir con los tratados para que todos los países sean tratados de una manera justa. Existe un problema porque el Consejo de Seguridad tal como es hoy, refleja la situación de postguerra y pasaron más de 70 años. Yo sí pienso que tiene que haber una reforma pero no es fácil obtenerla. Los estados miembros tienen que decidirlo. El secretario general no puede hacerlo. Lo que sí puede hacer es que se planteen todas las opciones.

—¿Porqué usted y no otros candidatos?

— La escala de desafíos que enfrentan las Naciones Unidas requieren de alguien que tenga las capacidades de liderazgo probadas. En el pasado el secretario general venía del mundo diplomático. Los diplomáticos tienen habilidades muy útiles pero yo tengo habilidad de liderazgo porque he sido primera ministra durante nueve años de mi país y he sido líder del Partido Laborista y he liderado el PNUD. Sé lidiar con diferentes grupos étnicos de un país y de una región y lograr resultados.

—Usted enfatiza que debe mejorar el "management" de la ONU. ¿ Qué carencias ve?

— La maquinaria de las Naciones Unidas es pesada. Entonces si uno toma las operaciones de mantenimiento de la paz- en las que Uruguay juega un papel muy importante-, de lo que la gente se queja es que lleva demasiado tiempo que empiecen a trabajar lo que habla de una falta de eficiencia en los recursos y procedimientos. Hay muchas quejas sobre el respaldo administrativo y financiero del sistema de Naciones Unidas. Es engorroso. Necesita un aporte fresco. Luego tenemos los problemas de abusos sexuales, por ejemplo, de los cascos azules que es otro tema que hay manejar con firmeza. En segundo lugar , si hay evidencia de que efectivamente hubo abuso, a esa persona hay que sacarla. Mandarla a la casa y si hay justificación para que se la procese, se debe hacer. Si eso no ocurre, y en el pasado hemos visto que hay países que no lo hacen, entonces hay que plantearse si volver a aceptar tropas de ese país.

—¿ La carga de aportes de "cascos azules" está bien distribuida?

— No está bien distribuida. Necesita una base más grande de contribuyentes. Con más contribuyentes no hay ninguna posibilidad de que se acepten tropas de aquellos países que aceptan la impunidad. La reputación de Naciones Unidas es muy importante.

—¿ Obtuvo el apoyo uruguayo a su candidatura?

— Me estoy por reunir con el canciller. Nueva Zelanda y Uruguay han tenido históricamente muy buenas relaciones. Son países pequeños. Tenemos modelos de desarrollo parecidos y tenemos muchas similitudes respecto a nuestra posición en materia de derechos humanos. Podría decir que represento algo que representa a Uruguay. Creo que Uruguay hay priorizado temas muy importantes en el Consejo de Seguridad como la protección de los derechos de los civiles y con Nueva Zelanda en las últimas dos semanas ha llevado adelante una resolución adelante sobre los hospitales y centros sanitarios en zonas de conflicto. Uruguay juega un papel importante.

—La tregua en Siria la negociaron Estados Unidos y Rusia. La ONU parece haber quedado relegada.

— Yo creo que Naciones Unidas ha estado tratando seis años de llevar adelante conversaciones. Primero con Kofi Annan como enviado y luego Lakhdar Ibrahimi....

—Renunciaron frustrados...

— Stefan de Mistura es un excelente diplomático y él ha hecho no que la gente se siente a la mesa pero por lo menos que se siente en salones vecinos. Todo el mundo ve que nadie puede ganar esa guerra. Para poner fin a esta guerra se tiene que hablar de una transición y el curso normal de los eventos llevaría a una discusión de una nueva constitución y procesos electorales. Los países que están con la mayor carga son los que están más cerca y recibieron ayuda muy tarde. Si eso estuviera funcionando bien, sería menos la cantidad de gente que trataría de ir a Europa. Yo espero que no veamos otro verano como el último.

—¿ Qué le parece la reacción europea ante los refugiados?

— Creo que en Europa un número pequeño de países hicieron mucho. Alemania y Suecia se destacan. Pero no pueden cargar ellos solos con esa carga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)