DRAMA EN FIESTA DE FIN DE SEMANA

A la cárcel "patovica" que tiró a joven de la cantera

Encargado de seguridad de carpa bailable en Parque Rodó.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Grupo de Facebook “Solo Nosotros Podemos Terminar con la Delincuencia y La Viveza Criolla”

El encargado de seguridad de un local bailable marchó a prisión luego que la Justicia lo procesara por golpear y arrojar a una zona de piedras de las canteras del Parque Rodó a un joven 18 años, según surge del auto de procesamiento al que accedió El País.

El local bailable está en una zona elevada sobre las rocas que bordean al lago. Funciona en una carpa de color blanco instalada en un espacio entre el lago y el cerco del Club de Golf. La entrada se debe hacer por la avenida Juan Cachón.

A la hora 7:45 del domingo un equipo de Bomberos debió rescatar al joven utilizando una balsa. Los médicos diagnosticaron que el herido tenía un traumatismo de cráneo y estado de coma; el forense estima que tiene "politraumatismos graves con peligro de vida".

Además, otros dos guardias y la cuidadora de los baños de damas fueron procesados sin prisión por un delito de "omisión de asistencia".

La jueza resolvió que la mujer deberá cumplir con "la obligación de concurrir a prestar tareas en la Oficina de Supervisión de Libertad Anticipada (OSLA), dos días por semana durante 90 días".

El joven herido y un amigo estaban esperando a un tercero en la "zona de exclusión", un sitio que queda lejos de la entrada del baile,

El encargado de seguridad los conminó a retirarse. Ambos se negaron a salir del lugar y se suscitó una discusión. Fue en ese momento en que el procesado empujó fuertemente al joven en el pecho, provocando que se precipitara desde una "importante altura", dice el auto de procesamiento.

El episodio ocurrió ante la mirada del amigo del lesionado y de la encargada de custodiar los baños de damas.

La mujer de 19 años declaró que tenía un vínculo extralaboral con su jefe.

Tras el enfrentamiento, ambos se retiraron. Cuando el jefe de la seguridad se cruzó con un subalterno le dijo: "Le pegué una trompada a uno, se puede armar cagada". A su vez, la mujer se encuentra con otro "patovica" a quien le dice que su jefe le "pegó una piña" a un muchacho y que este cayó al agua.

Ambos guardias salieron de su puesto y sin pedir autorización a su jefe, revisaron la zona donde podría estar el joven. Allí vieron al joven caído. Regresaron y hablaron con su jefe.

Le confirmaron que estaba allí y que parecía estar muerto. "Vos no saliste de tu lugar, no te moviste en toda la noche. Quedate en tu lugar, hacete el boludo y que no entre nadie al baile, y recordá siempre que tenés familia", dijo el responsable de la seguridad del boliche.

El amigo del muchacho herido llamó a la Policía y frente a los efectivos identificó al autor de la agresión. También llamó a los Bomberos quienes procedieron a localizar y trasladar al joven desde el lago hasta un lugar donde lograron ingresar los médicos.

Cárcel.

La jueza Fanny Cannesa resolvió que el jefe de la seguridad del local, A.A.L.B., de 40 años de edad, fuera procesado por "lesiones graves ultraintencionales en concurrencia fuera de la reiteración, con un delito de omisión de asistencia y otro de amenazas".

Sin respuesta empresarial.

Una vez conocidos los procesamientos de los cuatro empleados del centro bailable de la rambla, El País intentó localizar al empresario responsable del boliche. Varios llamados telefónicos resultaron infructuosos.

El empresario perdió la adjudicación de un local municipal en el Parque Rodó. Posteriormente, la Intendencia le adjudicó la llamada Plaza Mateo y el Forte di Makalle, donde instalará un complejo de pubs en la misma zona.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)