TRES AÑOS DESPUÉS DEL CAMPAMENTO FATAL

Cárcel para el líder del Nuevo Partido Comunista

Otros tres miembros a prisión por el caso Andrés Pereira.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El cocinero del campamento fue procesado por violencia privada. Foto: F. Ponzetto

A pesar de que cuatro integrantes del Nuevo Partido Comunista fueron ayer procesados con prisión por la muerte del joven Andrés Pereira, los autores materiales siguen impunes. La investigación policial y judicial no logró dilucidar con precisión la responsabilidad del crimen.

Ayer, la jueza María Noel Odriozola procesó con prisión al líder del Nuevo Partido Comunista, M.S., por el delito de lesiones graves. También envió a la cárcel al cocinero del campamento, un hombre de iniciales R.G., por violencia privada. Un matrimonio militante del grupo, terminó tras las rejas por falso testimonio porque declaró haber visto con vida al menor cuyos restos aparecieron el 13 de junio en Punta Espinillo.

Todos los imputados participaron del campamento en Punta Espinillo del que desapareció Andrés durante el mes de febrero del año 2014.

Los defensores de los procesados confirmaron anoche que están evaluando la posibilidad de apelar. Entienden que una medida de ese tipo podría afectar la libertad anticipada.

Pruebas.

Para el abogado del Nuevo Partido Comunista, Andrés Searríes, que patrocinó únicamente a M.S., no se alcanzó la acusación de homicidio porque "no hay manera de que se pueda probar por el tiempo transcurrido y porque no hay elementos técnicos en nuestro país para arribar a ese tipo de conclusión".

Searríes aseguró que "no hay elementos de convicción suficientes para arribar a la resolución que se arribó" y que el fallo responde a un "circo mediático del abogado Fagúndez".

Además, dijo que "no está probada la golpiza, sí fue un forcejeo y no hay un nexo causal que indique que el muchacho murió por los golpes".

El cocinero, que colaboró activamente con la Justicia, según su abogado, José Silva, admitió haber dado un golpe al joven y haberse retirado tras recuperar un dinero que presuntamente había hurtado el joven que tenía 16 años.

"El procesamiento contra mi cliente fue exagerado, es un delito más grave del que cometió. Está probado que Andrés robó y que cuando lo interceptaron amaga con sacar algo y ahí le pega una piña, algo leve. Esto es injusto porque mi cliente colaboró con la causa desde el primer momento", dijo el abogado del cocinero.

Silva negó que su cliente fuera boxeador como se manejó y afirmó que teme por la integridad física del ahora procesado cuando caiga a la cárcel.

"Este es el principio para saber la verdad".

La defensa de la familia Pereira cree que el caso no está terminado con estos cuatro procesamientos con prisión. "No estamos conformes, pero este es el comienzo para saber la verdad sobre lo que pasó con Andrés Pereira. Falta esclarecer muchas responsabilidades de las personas que participaron en estos desgraciados sucesos", aseveró el abogado de la familia Pereira, Esteban Luca, socio de Juan Fagúndez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)