Un sindicato en apuros

Un caos financiero en gremio de la salud

Informe da cuenta de gasto excesivo en alcohol, cigarros, juguetes, cotillón y muebles.

Alfredo Silva.. Foto: Archivo.

  •  
CARLOS TAPIA17 feb 2016

La Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) pagó 1.581.698 pesos a Alfredo Silva, mientras este se desempeñaba como director en la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) en representación de los trabajadores. Esta y otras irregularidades salen a la luz en un informe preliminar de la auditoría interna que está llevando a cabo el gremio y al que accedió El País. También hay gastos excesivos en cotillón, juguetes, vestimenta, bebidas alcohólicas, cigarrillos, mobiliario y electrodomésticos, que ni siquiera está probado si fueron a parar a las sedes del sindicato.

"Los pagos a Alfredo Silva como dirigente nacional por concepto de gastos de representación, desde el 29/11/2008 al 17/07/2014, fueron por un importe total de $ 1.581.698. En septiembre de 2008 Alfredo Silva asumió como director de ASSE en representación de los trabajadores, dejando el cargo de secretario general de la FFSP", establece el documento, que también da cuanta sobre un gasto de 13.435 pesos pagado en junio de 2013 para su celular personal.

Silva fue procesado a mediados del año pasado por una maniobra de sobrefacturaciones a través de la empresa que se encargaba de la limpieza del Hospital Maciel. Y tras esto se vio obligado a renunciar a su cargo en ASSE.

Alcohol y cigarrillos.

El informe también detalla que entre diciembre de 2010 y mayo de 2015 los gastos de supermercado del gremio ascendieron a 4.336.778 pesos. Las compras fueron hechas a Polakof y Cía. S.A., es decir a la cadena de supermercados El Dorado. La auditoría destaca que además de artículos de limpieza, de tocador y alimentos, la FFSP compró refrescos, bebidas alcohólicas, cigarrillos, juguetes, vestimenta, mobiliarios y electrodomésticos.

El documento advierte sobre la compra de estos "artículos que por su naturaleza no corresponden ni al giro ni a los servicios de la Colonia de Vacaciones de Punta Ballena (la cual pertenece al gremio), ni a la federación en general". Y especifica: "Por lo tanto se desconoce el propósito de la compra de los mismos y el motivo de la autorización de gastos ocasionados en consecuencia".

Además, añade que "con respecto al mobiliario como a los electrodomésticos comprados, no se está en condiciones de determinar la existencia de los mismos en la Federación". La comisión a cargo de la auditoría pidió un inventario de muebles y electrodomésticos en los locales del gremio, pero según sostiene el documento, este no fue entregado.

Cotillón.

También se advierte sobre un pago por 1.055.404 pesos a un local que vende cotillón y disfraces para fiestas, en el período que va desde agosto de 2011 al mismo mes de 2014.

La auditoría establece que "no se cuenta con documentación oficial emitida por el comercio vendedor que justifique estos gastos: ni boletas contado, ni factura con recibo" y que "la documentación con la que se cuenta de este proveedor en su totalidad se considera irregular ya que son recibos comerciales con únicamente firma de un tercero".

Muchos de los cheques que salieron de la FFSP para hacer los pagos al comercio fueron registrados dos veces, según señala la auditoría. Esto sucede con uno por 50.000 pesos de agosto de 2011, otro por 30.000 pesos de mayo de 2012 y otro por 21.155 pesos de noviembre de 2015.

El mencionado es el tercer informe de la auditoría interna que es difundido por El País. En los otros dos documentos se daba cuenta, entre otras cosas, sobre pérdidas por 10 millones de pesos en la Colonia de Vacaciones del gremio, donde de la totalidad de comprobantes que debieron entregar, el 54% no existen o son irregulares. Y sobre la presencia de "juegos slots" en la Colonia, que pertenecen a una persona ajena a la FFSP.

Presidente salió limpio.

De los miembros de la FFSP a los que les fueron pagados cursos, y que aparecen en el informe preliminar de la auditoría al que accedió El País, solo su presidente, Pablo Cabrera, entregó el comprobante que debía por un Posgrado de Salud que costó 8.500 pesos. Cabrera espera por la venia del Senado para convertirse en director de ASSE por los trabajadores.

$ 386.000 en el rubro "otros".

El informe interno de la FFSP al que accedió El País, señala que la comisión de Gastos de Viajes del sindicato gastó 386.095 pesos entre junio de 2012 y diciembre de 2013 por concepto de "otros". El 19,63% (75.794 pesos) de este monto se establece que es por "otros rubros contables" y el 5,41% (20.851 peos) se señala que fue justificado con documentación correcta, mientras 12,43% (48.000 pesos) corresponde a comprobantes irregulares, ya sea documentación no oficial o sin firma. En tanto, la mayoría, el 62,53%, equivalente a 241.430 pesos, fue gastado sin ningún documento que lo respalde.

También queda de manifiesto que de la totalidad de los gastos por viajes hechos en 2014 al interior del país, lo que se traduce en 287.668 pesos, no hay un solo comprobante. Mientras que en lo que se refiere a los gastos al exterior, 56.956 pesos contienen comprobante de agencia de viajes y 263.810 pesos no se sabe en qué se gastaron.

AUDITORÍAS EN LA FFSP.

Sindicato en la mira por millones dilapidados.

Tras la caída del exdirector de ASSE, Alfredo Silva, procesado sin prisión por una maniobra de sobrefacturación en la que estaba implicada la Buena Estrella, empresa que se encargaba de la limpieza del Hospital Maciel, se anunciaron una serie de auditorías para intentar limpiar la imagen de la FFSP. Pero los números que se mostraron hicieron todo lo contrario. En la Colonia de Vacaciones del gremio en Punta Ballena se detectaron pérdidas por $ 10 millones, según un informe interno del mismo sindicato.

En tanto, otra auditoría, esta vez hecha por el Instituto Cuesta Duarte del Pit-Cnt y difundida también por El País, da cuenta de documentación "irregular" e "inverificable", faltante de recibos, gastos excesivos en viajes y préstamos recibidos por varios jerarcas del sindicato, de los cuales no consta la devolución del dinero. También se señala que Silva, al tiempo que era director de ASSE y ganaba un sueldo de unos $ 100.000, además de contar con beneficios como auto con chofer, dos adjuntos y dos asistentes, seguía cobrando "gastos de representación" por parte del sindicato. Los problemas internos generaron una guerra dentro del gremio.

En la última elección, miembros de todas las listas pasaron la noche en la sede de la FFSP para cuidar las urnas y los votos. El actual presidente de la Federación, Pablo Cabrera, dijo días atrás a El País: "Hay temas que no hay que discutir afuera porque son temas internos. Pienso lo mismo sobre la auditoría que estamos haciendo, no es algo para debatir en la opinión pública".

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.