VECINOS ARMADOS FRENTE AL DELITO

Cansado de que lo roben, mató a dos delincuentes

Era la cuarta vez que asaltaban su comercio en diez días. El almacenero fue emplazado por el juez.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Barrio Fraternidad: el hecho ocurrió a las 18:50 de ayer. Foto: Gerardo Pérez

Un comerciante de 71 años del barrio Fraternidad mató a dos delincuentes en la tarde de ayer, luego de que los mismos jóvenes intentaran robarle la recaudación de su negocio por cuarta vez en diez días. El almacenero fue emplazado por el juez, según informó esta mañana Subrayado.

El hecho ocurrió en la calle Euclides Salari 3468, esquina 20 de Enero. Eran las 18:50 aproximadamente cuando los vecinos del barrio sintieron dos tiros.

Mabel no dudó ni un segundo y salió a ver qué era lo que estaba pasando. Ya se le había hecho costumbre escuchar las detonaciones de armas de fuego y a los pocos segundos ver cómo corrían los delincuentes por la cuadra.

"Me asomé y miré desde atrás de las plantas. Miré para el frente y vi a Jorge agarrándose la cabeza; cuando crucé al almacén vi a un chiquilín tirado en el piso temblando, ya estaba agonizando, ahí me di cuenta que lo habían querido robar", contó Mabel a El País, la vecina del comerciante que vive hace más de 15 años en la cuadra.

Jorge estaba atendiendo el negocio junto a su esposa Nelly, de 75 años. Ambos "son muy queridos en el barrio, pero claro, se cansaron de que los robaran, abrieron hace tres meses y en poco más de una semana ya los habían robado tres veces", reconoció Isabel, otra vecina de los comerciantes.

Los asaltantes eran jóvenes del barrio. Uno tenía 19 años y era quien llevaba a cabo los robos amenazando con un arma de fuego. El otro tenía 17 y oficiaba "de campana", según relataron a El País policías que se encontraban atendiendo el caso en el lugar.

Ambos entraron al almacén decididos a todo, conocían bien a Jorge y a Nelly, pero nunca esperaron que el comerciante desenfundara un arma de atrás del mostrador y les disparara. El delincuente que tenía en su poder el arma cayó en el piso del local y murió a los pocos minutos; el menor corrió menos de una cuadra "y no pudo seguir, estaba herido, la bala le entró por el costado del abdomen, del lado derecho y murió", informó uno de los policías que trabajó en el lugar. La bala quedó alojada en el cuerpo del muchacho.

En el lugar se hizo presente el juez de 12° Turno Nelson Dos Santos y el fiscal Gustavo Zubía, quienes tomaron declaraciones al comerciante y a su esposa. También se presentó en el lugar la unidad de Investigaciones del Ministerio del Interior de la Zona II.

Según lo declarado por ambos, "ellos venían desde el fondo porque fueron a buscar algo. Cuando entraron a la parte de adelante donde está el almacén aparecen los dos delincuentes, los tomó por sorpresa, cuando les pidieron la plata. Él (Jorge) sacó un arma y les disparó sin mediar palabras", informaron fuentes del caso a El País.

El comerciante, luego de haber matado a los delincuentes "se veía arrepentido, se sentía mal por lo que había hecho, decía que no era su intención pero que en el momento no pensó, y al ver que ellos tenían un arma, disparó", informó uno de los investigadores.

Tres veces más.

Jorge y Nelly trabajaban en el almacén desde hace tres meses. Habían decidió abrir el negocio porque "no querían quedarse quietos", confesó el nieto de la pareja a El País.

"Ya lo habían agarrado de pinta, le robaron una vez y vieron que mis abuelos no hicieron nada, le robaron otra vez más y no pasó nada; a la tercera vez, mi abuela les dijo que no podía ser que les estuvieran robando de vuelta. Y bueno, esta última terminó así, me alegro que a ellos que son personas viejas no les haya pasado nada, porque estos te matan y no piensan, no les importa", relató el joven mientras aguardaba las pericias en el negocio.

También habían robado al lado.

La carnicería Génova, que se encuentra pegada al almacén, también fue robada la semana pasada. El dueño de la misma reconoció a la Policía, que el joven de 19 años, quien amenazaba con el arma de fuego a sus víctimas, había sido quien días atrás le robó la recaudación de su negocio. Según informó la Policía a El País, los jóvenes delincuentes habían robado varios comercios del barrio en el último mes y estaban siendo buscados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)