MARIHUANA

Cannabis medicinal: lo más demandado

Antilavado aprobó en 2017 dos de siete proyectos de este uso.

El medicinal es el único uso aún no resuelto desde la regulación. Foto: A. Colmegna
 Foto: A. Colmegna

De todos los usos del cannabis, los emprendimientos vinculados a lo medicinal son los que más han proliferado este año. La Secretaría Antilavado ha recibido 14 proyectos para estudiar su viabilidad y la mitad correspondió a este uso. Dos de las propuestas ya fueron aprobadas y las otras cinco continúan en trámite.

A la inversa, las propuestas vinculadas al uso recreativo son las que menos han abundado. Solo dos farmacias han presentado su interés de comenzar la venta de marihuana —como anunció El País— y ambos casos están en trámite.

La secretaría tiene a estudio, también, cuatro de los cinco proyectos de cáñamo industrial, ya que uno fue aprobado.

Tanto en los fines industriales como medicinales los emprendimientos suelen ser mitad de residentes uruguayos y la mitad de extranjeros, aunque cada vez se presentan más casos de proyectos compartidos. Cuando se trata de no residentes, Antilavado debe extremar los cuidados para hacer un estudio profundo de las cuentas bancarias y la veracidad de la información que se aporta.

El Instituto Nacional de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) es quien determina si un proyecto es aprobado o no. Antilavado lo que hace es estudiar el riesgo, la fidelidad de la información, la licitud de los fondos y luego da insumos para que el Ircca dirima.

En otros casos la propuesta puede trancarse en el Ministerio de Salud, como le sucedió a la producción de Symbiosis (una de las empresas cultivadoras) que aún no sacó un solo gramo de producción a la calle.

La Junta Nacional de Drogas confía en que los resultados de laboratorio estén prontos y positivos cuanto antes, con la idea de que esta compañía también puede vender previo a que finalice octubre.

Desde este organismo público y los académicos de Monitor Cannabis criticaron un informe del Observatorio Francés de Drogas y Toxicomanía (OFDT), divulgado ayer en la prensa. La investigación sostenía que el consumo de marihuana en Uruguay había aumentado y que la legalización parece incrementar la adhesión.

Sin embargo, el estudio se basa en datos de 2014, cuando ni siquiera existía la venta en farmacias y apenas comenzaba el autocultivo. No solo eso: "el consumo de cannabis viene en aumento desde el 2000 y en las últimas encuestas se muestra que crece a menor ritmo", explicó el sociólogo Sebastián Aguiar. Y agregó: "Es muy importante apelar a la información veraz".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)