violencia doméstica

Cánepa sobre refugiados: "No constan denuncias directas ni de vecinos”

El prosecretario de presidencia fue consultado en conferencia de prensasobre la información acerca de que algunas de las mujeres que llegaron de Siria son golpeadas por sus esposos e incluso se consigna un caso concreto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diego Cánepa. Foto: El País

El prosecretario de Presidencia, Diego Cánepa, fue consultado en conferencia de prensa tras el Consejo de Ministros acerca de un artícuol publicado hoy por El Observador en el que se consigna la golpiza que un refugiado sirio en Uruguay le habría dado a su mujer ante la presencia de un hermano de la casa de Los Maristas en la que se alojaron en las primeras semanas de estadía en el país. 

Cánepa aseguró que se consultó al coordinador del equipo de contención social y éste dijo que "no constan denuncias directas ni de vecinos” que dejen constancia al respecto en comisarías barriales sobre ningún caso de violencia doméstica y señaló que "las familias se encuentran con un equipo de asistentes sociales y psicólogos y desde el comienzo se especificó las reglas culturales de nuestro país y que la violencia doméstica en Uruguay es delito y al respecto existe tolerancia cero". 

"Esto ha sido corroborado por la Secretaría de Derechos Humanos de Presidencia de la República", aseveró el jerarca, quien agregó que "cuando hubo presunción por las características personales de algún jefe de hogar se procedió a alertar a la Policía Comunitaria y a las ONGs especializadas que están ubicadas en los medios inmediatos a donde residen las familias y que están trabajando en este plan de inserción".

Cánepa reconoció que la inserción de las familias sirias es "un tema complejo" pero que tienen la voluntad de continuar con el programa durante el próximo gobierno.

Además, aclaró que “si hay denuncias se tienen que comprobar” y que en nuestro país la violencia doméstica “es un delito y si existe se hace investigación" y en ese caso se aplicaría la pena correspondiente, ya que las familias sirias también “tienen que estar sujetas a las leyes nacionales” como cualquier uruguayo.

La información con la que yo cuento es que la evaluación primaria viene siendo exitosa la inserción que necesita ajustes y que se están haciendo

El ministro de Relaciones Exteriores, Luis Almagro, fue consultado mañana sobre el tema en radio El Espectador y dijo desconocer si existe violencia doméstica o no y por tanto anunció que pidió un informe sobre el comportamiento que han mantenido en el país.

Sin embargo, Mujica ya había dejado entrever en diciembre que la llegada del segundo contingente de sirios no era segura debido a las barreras culturales en este sentido dado que en Uruguay la violencia doméstica era un delito.

"No creo que vengan muchos, tenemos muchas barreras culturales. Si vinieran mujeres y niños sería encantador. Pero los hombres tienen algunas costumbres que nuestra tradición y nuestro sistema de derecho no… Hacen demasiadas cosas como hacían nuestros bisabuelos, ¿me entendió?", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)