RUMBO DE LA POLÍTICA EXTERIOR

Cancillería plantea abrirse al mundo y negociar "sin miedo"

El vicecanciller hizo una férrea defensa de la flexibilización del Mercosur.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vicecanciller, diputados y organizaciones debatieron ayer. Foto: A. Colmegna

El debate por la presidencia pro tempore del Mercosur es una perla que abona la división en el Frente Amplio por el rumbo de la política exterior. En ese marco, el vicecanciller José Luis Cancela defendió ayer con fuerza el planteo para la flexibilización del bloque regional y llamó a negociar acuerdos con el resto del mundo "sin miedos".

La exposición de Cancela tuvo lugar ayer en la antesala de la Cámara de Diputados en el debate titulado "El dilema de la inserción Internacional de Uruguay" organizado por el presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales, el diputado Roberto Chiazzaro (Partido Socialista). Fueron invitados como expositores el responsable de relaciones internacionales del Pit-Cnt, Fernando Gambera, el diputado colorado Tabaré Viera, la diputada nacionalista Valentina Arlegui, Álvaro Padrón (de Fundación Friedrich Ebert) y Natalia Carrau (representante de redes Amigos de la Tierra). La discusión fue seguida en primera fila por el embajador venezolano Julio Chirino.

El vicecanciller dijo que en la inserción internacional hay dos falsos dilemas que pasan por si debe hacerse únicamente en la región o en todo el mundo, y si la inserción internacional se procesa desde el Mercosur o se hace individualmente como país.

"En la Cancillería entendemos que estas opciones no son sustitutivas, sino complementarias y enfatizo esto de manera respetuosa con las posiciones discrepantes, las cuales están presentes en esta sala", señaló Cancela.

"El Uruguay es internacional o no es, se le va la vida en su inserción internacional", subrayó hablando de la "necesaria apertura" comercial que es cuestionada por la mayoría del Frente Amplio.

En la misma línea insistió: "Uruguay tiene que estar abierto a buscar las oportunidades que el mundo nos ofrece".

Luego de afirmar que "el mundo es como es y no como queremos que sea" y que la integración pasa por el acuerdo entre bloques, el vicecanciller llamó a "negociar sin miedos" porque "el miedo es un mal compañero" y "el mundo de hoy exige valentía".

¿Se debe insertar el Mercosur o insertar el Uruguay solo en el mundo? Fue la pregunta que se hizo a sí mismo Cancela. Respondió que la inserción desde el Mercosur "es el óptimo" y "el ideal en la teoría"; aunque en "la práctica" ha demostrado "que es difícil forjar posiciones comunes".

Además pidió no discutir la flexibilización de la norma 32/00 del Mercosur en términos de "negro y blanco" o por medio de "textos a los que se les da el carácter de dogma o sagrado". Según dijo, las otras normas del bloque "han sido violadas sistemáticamente y no por Uruguay".

Para Cancela, la flexibilización del Mercosur apunta a "avanzar en la firma de "acuerdos marco" dentro de los cuales cada país pueda implementar los objetivos "a diferentes velocidades" y también precisó que los acuerdos extrabloque "solo pueden ser firmados con la autorización de todos los miembros".

Una de las posibilidades que analiza el gobierno es la firma de un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico, informó la semana pasada el canciller Rodolfo Nin Novoa en Chile. Esta postura, que enfrenta al gobierno con el oficialismo, tiene como principal aliado al presidente argentino Mauricio Macri.

Ayer, el vicecanciller dijo que los acuerdos que se pretende firmar mediante la flexibilización del Mercosur "no dan libertad de acción a los países miembros", pero tienen la virtud "de romper el statu quo de un bloque regional signado por el inmovilismo".

Por su parte, Chiazzaro reconoció que "cuesta mucho" generar consensos en política internacional. "Todos estamos de acuerdo en abrir la economía, pero el tema es cómo nos integramos y qué tipos de tratados firmamos", precisó.

Réplica del Pit-Cnt.

A su turno, Gambera rebatió muchos de los dichos de Cancela sobre la política exterior y aseguró que "no es una cuestión de valentía" o "que se nos ocurre sembrar el miedo". Gambera opinó que "los instrumentos de inserción internacional" que se plantean por parte de la Cancillería son un "calco" de los del pasado, y citó como ejemplo al Área de Libre Comercio de las Américas (Alca). Además, negó que en el tema estén "los que quieren cerrar las fronteras" y "otros que tienen la gran inteligencia de que Uruguay solo puede dar seguridad si se abre".

"Que nosotros con nuestra dimensión hablemos de flexibilizar el Mercosur no parece inteligente, más bien parece un centro a la olla para que salten a cabecear Argentina o Brasil", opinó. El sindicalista planteó a las relaciones laborales como ejemplo de los peligros a los que se expone Uruguay en algunos tipos de tratados, y preguntó si el punto de referencia a la hora de negociar será "el estándar alto de Uruguay" o "lo peor que hay en el mundo". "Ni los trabajadores de este país, ni los empresarios de ese país teníamos idea de que Uruguay estaba negociando cláusulas laborales en un acuerdo con Chile o en un acuerdo con el Pacífico", afirmó.

A su vez, reclamó el traspaso de la presidencia pro tempore del Mercosur a Venezuela. "Espero que la respuesta del gobierno le diga a (José) Serra: su planteo no es de recibo, porque no se puede ser golpista y reclamar democracia en otro país, donde no hay un problema de democracia", aseguró. "Es triste que hayan venido representantes de Brasil, escondidos, porque sabían que si nos enterábamos iba a haber una movilización de repudio", finalizó.

Comisión del Parlasur no pudo entrar en cárceles

El diputado del Partido Nacional (sector Todos) Gustavo Penadés denunció ayer desde Caracas, Venezuela, que un grupo de legisladores de la comisión de Derechos Humanos del Parlamento del Mercosur y él mismo no pudieron ingresar a visitar a presos políticos en dos cárceles de esa ciudad. Según contó el legislador desde Caracas, la respuesta que se le dio al grupo fue que había que solicitar permiso a los tribunales para hacer esas visitas. Penadés afirmó que eso no es así ya que la administración de las cárceles en Venezuela depende del Poder Ejecutivo y de la Asamblea. La comisión de Derechos Humanos del Parlamento del Mercosur se reunió esta semana de urgencia en Caracas para analizar la situación imperante en Venezuela. Penadés tiene previsto regresar al país este fin de semana y en el correr de la semana próxima hará un informe a la bancada del Partido Nacional y al Directorio partidario sobre constataciones hechas por los legisladores en aquella ciudad. La existencia de presos políticos en Venezuela ha sido denunciada por organizaciones defensoras de los derechos humanos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)