ANÁLISIS COMPARATIVO

Cáncer causa una de cada cuatro muertes en el país

Es la nación de la zona con más incidencia y mortalidad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Uruguay se destaca en la región por el "excelente" monitoreo de la enfermedad. Foto: AFP

Dos de cada tres pacientes oncológicos son diagnosticados en una etapa tardía. Y la prevalencia de algunos cánceres —como el de mama y próstata— está asociada a la riqueza. Estas dos características combinadas, hacen que Uruguay tenga una incidencia de la enfermedad similar a los países desarrollados, pero que la mortalidad se asemeje a los subdesarrollados.

La tasa de mortalidad sobre incidencia de cánceres, que es un indicador de eficacia de las políticas públicas, en Uruguay es 0,58. Esta cifra, que a priori parece no decir nada, significa que el país está peor posicionado que el promedio de Sudamérica (0,53) y bastante lejos que Estados Unidos (0,33); teniendo en cuenta que a menor tasa, mayor sería el éxito.

El cáncer es, desde hace décadas, la segunda causa de muerte en el país. Una de cada cuatro muertes en Uruguay (27%) es por causa de esta enfermedad, según un estudio de The Economist presentado en el marco del Roche Press Day.

La incidencia de la enfermedad en Uruguay, que es similar a algunos países europeos, es de 251 casos cada 100 mil habitantes. En este sentido, el cáncer más frecuente es el de mama, del que se descubren 1.860 diagnósticos nuevos por año (el 98% son mujeres). Así las cosas, en el país el riesgo de padecer este cáncer a lo largo de la vida es de una cada 11 mujeres.

En el estudio comparativo entre 12 países de la región, Uruguay obtuvo la mejor puntuación: 23 puntos sobre un total de 30. La investigación toma en cuenta seis parámetros. En el monitoreo, el caso uruguayo alcanza la excelencia gracias al "alto registro epidemiológico".

El país tiene a su vez un aceptable desempeño en la disponibilidad de radioterapia, la planificación con la existencia de un Plan Nacional —el cual no aclara cómo reducir las desigualdades— y en las finanzas.

Sin embargo, el acceso a los tratamientos sigue siendo dispar, con diferencias entre la cobertura pública y la privada. El principal obstáculo para obtener tales medicamentos sería el diagnóstico tardío, variable en la que Uruguay obtuvo solo tres de cinco puntos en juego.

La disponibilidad de medicamentos es una dificultad que atraviesa a los 12 países estudiados, siendo Paraguay el peor ubicado. Este parámetro midió en toda la región 25 puntos de 60 a la que llegaba la escala.

El 15 de mayo el Poder Ejecutivo decretó una actualización del Formulario Terapéutico de Medicamentos. Las modificaciones son muy recientes, aclara el estudio, como para sacar conclusiones. Sí se critica que, hasta el momento, en el país hay demasiados reclamos judiciales para acceder a los fármacos y que es "lenta la aprobación" de medicinas innovadoras.

"Los números de Uruguay reflejan un avance y hay que reconocer el esfuerzo de diálogo entre los distintos actores: gobierno, Fondo Nacional de Recursos, Comisión Honoraria de Lucha contra el Cáncer y la industria", señaló Marcelo Holanda Santos, gerente general de Roche Uruguay, Bolivia y Paraguay. Y agregó: "Hay que remarcar que siempre está presente el diálogo como la herramienta para mejorar la calidad asistencial en el control del cáncer".

Estudio sugiere gravar bebidas azucaradas.

Entre 30% y 50% de los cánceres pueden prevenirse o evitarse, según la Organización Mundial de la Salud. Por eso, el estudio encabezado por The Economist destaca las políticas antitabaco impulsadas por el gobierno, en especial referidas a los altos impuestos como manera de desestimular el consumo.

Sin embargo, los investigadores aclararon que el énfasis en algunos causantes de la enfermedad no puede hacer que quede de lado la atención a otros factores. Como ejemplo, citaron que el país "no tiene impuestos a las bebidas azucaradas".

Muchos de los cánceres de vías biliares están causados por la obesidad y la diabetes tipo 2. Ambas enfermedades no transmisibles son potenciadas por la alta concentración de azúcar en algunos alimentos, en especial en refrescos. Los académicos a nivel internacional sugieren que se combinen impuestos con un "cambio cultural".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)