Se lo preguntaron en la gira: ¿”Qué me diría si solo vengo en cuatro años?

"¿Usted ya está en campaña?"

Qué hace recorriendo? ¿Usted ya está en campaña electoral? Le preguntaron a Luis Lacalle Pou en el litoral del país. "¿Qué me diría usted si solo vengo acá en cuatro años? Diría, estos solo vienen en tiempos de campaña electoral a buscar los votos", respondió el senador y ex candidato a la Presidencia por el Partido Nacional el pasado viernes en un acto en el club Olímpico, en el popular barrio Cerro de Mercedes. En la esquina del club bajó de su camioneta y la gente, como hace tan solo un año en la campaña electoral, comenzó a acercarse para besarlo, abrazarlo y sacarse fotos con él.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La gente rodeó a Lacalle cuando llegó el viernes a la sede del Club Olímpico. Foto: D. Rojas.

Lacalle Pou planificó recorrer todos los departamentos antes de fin de año, en el marco de una estrategia que apunta a mantener la cercanía con su electorado. En sus actos aborda múltiples temas, los que están en agenda y los que propuso en su programa de gobierno. Matiza el duro tono de sus afirmaciones contra la gestión del gobierno y el Frente Amplio con propuestas concretas, al tiempo que deja constancia de su voluntad de diálogo.

La gira comenzó el 22 de octubre en Artigas, Rivera, Tacuarembó, Cerro Largo y Treinta y Tres. En este último departamento cerró el sábado 24 con el primer encuentro regional del sector Todos, al que asistieron diputados, senadores, intendentes y dirigentes de todo el país. La semana siguiente recorrió Florida, Flores, San José y Durazno. Y la semana pasada visitó Salto, Paysandú y Río Negro.

Fue en Mercedes que fundamentó el propósito de una gira que algunos ven como el inicio de una carrera hacia la interna partidaria, aunque él lo desmiente y enfatiza en el "buen relacionamiento" que existe dentro del Partido Nacional y, fundamentalmente, con su ex rival Jorge Larrañaga.

"No hay un motivo, un fin específico que uno le pueda poner de titular a esta gira. Es encontrarnos, conversar, lo que estamos haciendo en todos lados a pocos meses de haber comenzado un tercer gobierno del Frente Amplio y esta frase tiene su contenido. Se repiten personas y habrán visto que algunos han pasado muchos años en la administración sin perjuicio de la mala o buena gestión. Sin embargo, lo que ha cambiado es el mundo y los tiempos y necesidades de la gente" reflexionó Lacalle Pou en Mercedes.

"El diagnóstico del país es el mismo que dije en campaña electoral, soy aburrido pero honesto y eso no es una diferencia menor, porque hoy puedo venir a Mercedes a mirarlos a los ojos a todos y cada uno de ustedes porque tengo la tranquilidad de que no mentí para ganar. Fueron otros los que vinieron a decir que estaba todo bien para quedarse en el poder y después tuvieron que decir que no estaba todo bien apenas ganaron de nuevo el gobierno", cuestionó el líder blanco.

Apeló a un ejemplo de economía doméstica para ilustrar lo que, a su juicio, ha ocurrido con la administración pública y las condiciones para afrontar el futuro inmediato con desaceleración económica y una región inestable.

"Nos agarra con poca cintura y nos sucede como país lo que le pasaría a cualquier familia si en un momento de un ingreso excepcional en una casa nos gastamos todo lo que tenemos y un poquito más. Esa familia no va a tener cintura para un mal momento, si hay una enfermedad, si hay un hijo que se nos va y necesita una ayuda para comprar la casa, si queremos mejorar. Eso es lo que le pasa al país que gastó en todo el año 1.900 millones de dólares más de lo que tenía, plata de la gente, porque sale de los impuestos; entonces ahora tenemos muy poca maniobra y así es como llegamos a este presupuesto en el cual el gobierno tenía dos oportunidades bien distintas: se volcaba a la gente o se recostaba en el poder. Y la noticia que tengo es la segunda" advirtió.

El discurso de Lacalle Pou aborda varios temas. Pone el foco en la educación y sus propuestas. También cuestiona la apuesta del gobierno a mejorar la infraestructura a partir de una inversión privada que no está segura. Y alerta sobre la región, fundamentalmente el clima político en Brasil y el cambio de mando en Argentina que podría generar un importante cambio económico.

Lacalle Pou trabaja fuerte para erigirse como líder de su partido y el interlocutor ante el gobierno. Búsqueda publicó esta semana que Vázquez nunca cumplió el compromiso que había asumido con él para mantener una reunión antes de la asunción el mando, lo cual generó molestia en filas blancas. Semanas atrás Lacalle Pou le envió una carta reclamándole medidas para ayudar a pacientes que necesitan medicación de alto costo.

La semana pasada criticó a Vázquez por irse de gira sin nombrar sustitutos de los jerarcas renunciantes en la educación, y el mandatario, desde Francia, respondió que la crítica era una "pompita de jabón".

"Se termina el patoterismo k"

Sobre el balotaje del próximo 22 de noviembre en Argentina, Lacalle Pou dijo que existe "incertidumbre con un enorme signo de interrogación". No obstante, sostuvo que las elecciones trajeron aparejada una buena noticia. "Hay una noticia que sí o sí va a ser buena: se termina el patoterismo K, y creo que gane quien gane eso va a cambiar, van a volver las relaciones normales. Obviamente que Argentina defenderá sus intereses, pero volvemos a una relación normal que va a ser mucho más fluida y lógica", opinó.

Al referirse a Brasil, dijo que Uruguay es "muy vulnerable, esencialmente en el área de comercio exterior, ante los precios y las crisis mundiales. A algunos cientos de kilómetros de acá, en la frontera con Brasil, estamos viviendo momentos muy duros. Brasil, nuestro segundo socio comercial después de China, devaluó y eso está arrasando con los comercios", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)