JOSÉ CARLOS MAHÍA

"No es tiempo de hacer cambios tributarios"

Fue el legislador más joven del Parlamento cuando ingresó en 1995 electo por Asamblea Uruguay. En 10 días, este profesor de historia de 55 años, que reside en Las Piedras, asumirá como nuevo presidente de la Cámara de Diputados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
José Carlos Mahía. Foto: Darwin Borrelli

El voto electrónico no es una prioridad de su gestión pero no tiene problemas de reconocer que “es una vergüenza que haya legisladores que entren por una puerta y salgan por la otra”, en lugar de permanecer en sala durante toda la sesión. Aunque no dramatiza sobre la pérdida de las mayorías parlamentarias, entiende que la primera prioridad es contar con los votos para aprobar la Rendición de Cuentas.

— ¿Qué es lo malo y bueno de haber perdido las mayorías parlamentarias?

No puedo responder en esos términos porque depende de los resultados. Estuve 10 años en la oposición y perdí todas las votaciones y hubo siempre mayorías hacia un lado y hacia otro. Lo bueno o lo malo va a estar marcado por los productos legislativos y tengo la sensación de que va a ser un año quizás un poco más trabado, con leyes mucho más discutidas que otros años y con un escenario de intensas conversaciones. Pero las mayorías son legítimas siempre.

—¿La pérdida de las mayorías le complica la vida al Frente?

Depende, creo que gran parte de las acciones que definen la vida cotidiana de la gente pasan por el Poder Ejecutivo. Creo que los marcos legales vigentes permiten llevar adelante gran parte de las cuestiones previstas en el programa de gobierno. No soy de los que dramatizo con el tema de perder un voto.

—¿Cuáles serán sus prioridades como presidente de Cámara de Diputados?

Tengo disposición a escuchar a todas las partes, para evitar que una eventual confrontación de ideas termine en una paralización de la producción legislativa. Después tengo una impronta de mi presidencia que será la priorización de la cultura, porque el sistema político ha estado alejado de ella (…) Otro eje tiene que ver con los intelectuales, la academia y el mejorar la relación con los profesionales. El centro es trabajar sobre las identidades del pueblo uruguayo, tanto las democráticas, como las culturales.

—Todos los presidentes de la Cámara prometieron poner en funcionamiento el voto electrónico y no lo hicieron. ¿Usted podrá cumplirlo?

Para mí, no es una prioridad. Si se puede lograr bien y si no seguiremos votando de esta manera, que creo es muy transparente, no es engorrosa y es garantista. Creo que no se dio con la tecnología adecuada y en su momento tampoco con las modificaciones del reglamento de Cámara.

—Pero con el voto electrónico se podría controlar más la presencia del legislador en sala, porque muchos se retiran

Sí es cierto, ahora con tanto seguimiento de redes sociales quien lo hace corre mayores riesgos, pero puede haber más de un instrumento para eso. En realidad lo que queda constatado con el voto electrónico es cuando el legislador no está al momento de votar. Ahora siempre fue muy polémico el tema de la asistencia de los legisladores y la permanencia en sala. Hay que controlarlo más y pasa por una cuestión ética. Cuando murió el expresidente (Jorge) Pacheco Areco, para la izquierda era todo un tema si se ingresaba a la sesión de homenaje y algunos decidieron no entrar porque no habían comulgado una sola idea con él (…) Yo lo que creo es que es una vergüenza que haya legisladores que entren por una puerta y se vayan por otra, y eso hay que señalarlo y decirlo con todas las letras. Pero también es cierto que las ausencias también pueden servir para expresar algo.

—¿Es conveniente seguir con los viajes de parlamentarios como el que se hizo a Zambia?

La concurrencia a los organismos a los que el Parlamento suscribe es una decisión del Parlamento en su conjunto. Voy a trabajar manteniendo una agenda internacional, pero tratando de ser lo más eficiente y austero posible en cuanto a los gastos.

—¿Hay que viajar con delegaciones más chicas?

Capaz que en algunos casos hay que reducir delegaciones, lo que no podemos bajo ningún concepto es abandonar espacios, en particular países chicos como Uruguay que juegan un rol importante en todos estos foros que se realizan.

—¿El Parlamento tiene una mala imagen?

Es cierto que hay un descaecimiento, pero también es cierto que los uruguayos cuando tienen problemas siempre acuden al Parlamento. El Uruguay es profundamente democrático y yo creo que la población sigue teniendo un respeto a la institución Parlamento y yo quiero trabajar en el fortalecimiento de la imagen.

—¿Ha bajado el nivel de los parlamentarios?

A mí me cuesta dar la respuesta de eso, porque yo hace 22 años que soy parlamentario y vi pasar a otros colegas y me resisto a creer en ese uruguayismo que dice que "todo pasado fue mejor". Hoy hay más transparencia que antes en el Parlamento. Capaz que en otra época había más técnica legislativa, eso puede ser.

—¿Cuáles son las prioridades legislativas?

En primer lugar, tener Rendición de Cuentas, eso para nosotros es muy importante. Tenemos que trabajar para tener la Rendición y después está todo el tema vinculado a la Caja Militar, el proyecto de derechos de autor, la violencia de género, la ley de cuota para la mujer y las zonas francas.

—¿Hay margen para gravar más al capital en la Rendición?

Yo personalmente creo que no estamos en tiempos de hacer modificaciones en la parte tributaria. Pero, prefiero esperar a la iniciativa del Poder Ejecutivo que ha desatado un mecanismo de consulta en el propio Frente Amplio y no vamos a precipitar una discusión que todavía ni siquiera tiene texto.

—¿Le avergüenza le gestión del vicepresidente Raúl Sendic en Ancap?

No, no me da vergüenza. Nosotros tuvimos discrepancias y las manifestamos en su momento y ahora estamos muy concentrados en que a Ancap le vaya mejor. El Frente promovió una investigadora y está todo en manos de la Justicia. Ahora hay que concentrarse en los mejores resultados de las empresas públicas, en lo demás ya se actuó.

—¿El ministro de Economía Danilo Astori tiene que ser candidato al 2019?

No es tiempo de hablar de candidaturas. Cuando la gente ve a los políticos hablando de esto fuera de tiempos electorales siente que le estamos tomando el pelo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)