DAMNIFICADOS

Cambio Nelson: preparan varias demandas millonarias

BCU intervino para investigar las acciones que realizaba.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cerró la cadena de cambios Nelson. Foto: Ricardo Figueredo

La cantante lírica Viviana Jourdan presentó la primera denuncia policial contra los responsables del Cambio Nelson por haberse apropiado de forma ilícita de una suma de su propiedad de seis ceros en dólares. Pero una larga lista de damnificados por la quiebra de la institución financiera preparan demandas para intentar recuperar los depósitos que tenían invertidos en esa casa de cambio cuya sede matriz está en Maldonado.

Camvirey es el nombre de la sociedad anónima propietaria de la cadena de cambios. Hoy a cargo del dirigente del partido Colorado Francisco Sanabria, que heredó de su padre Wilson Sanabria.

Jourdan presentó la denuncia en la Jefatura de Policía de Maldonado. La cantante pidió el cierre de fronteras para los responsables del cambio, e instó a los demás damnificados que hagan lo mismo y denuncien la situación. "Hay que evitar que se vayan con el dinero impunemente. No puede ser. Hay que avisarle a la población para que hagan las denuncias penales para que no los dejen salir. ¡Por favor!", dijo. "Son ahorros que los empleo para hacer beneficencia, doy mil dólares para una escuelita. Doy mil dólares para un hospital. Con eso yo me movía. Estoy muy dolida porque yo usaba ese dinero para caridad", enfatizó.

Se estima que la maniobra de la casa de cambio superaría los US$ 10 millones.

Ayer cuatro funcionarios del Banco Central del Uruguay (BCU) ingresaron al local del cambio para inspeccionarlo.

Según comentaron fuentes financieras a El País, los inspectores de la Superintendencia del BCU intentaron establecer qué tipo de actividades tenía el cambio. Si las mismas se ajustan a la operativa autorizada, entre las que no figuran tomar depósitos de clientes y otorgar préstamos, según precisó el propio BCU ayer. Además, indagan si en el cambio se tomaron depósitos en dólares remunerándolos con un 12% anual.

El cierre del Cambio Nelson generó preocupación en la avenida Gorlero de Punta del Este donde existe una gran cantidad de casas de cambio. Sucede que una casa cambiaria no sobrevive si se dedica solo a la compra y venta de moneda, según explicó un cambista de Gorlero a El País. "Las casas de cambio dan servicio a muchísimas personas que no pueden operar con bancos. Son más prácticas y el trato es muy humano", explicó el financista.

Ahora en este ámbito se teme que al desembarco en Cambio Nelson de los inspectores del BCU se sumen otras reparticiones del Estado como la Secretaría Antilavado y la propia Dirección General Impositiva. El temor se hizo sentir desde el mismo momento en que se conoció el cierre de Cambio Nelson el miércoles.

Nelson forma parte de la red de cobranzas RedPagos, de Western Union y era recaudador de impuestos nacionales y locales. Operaba también con la red UTS y RedBrou. En ese sentido RedPagos emitió un comunicado en el que aclara que todos los locales de la red poseen garantías por la operativa.

"En este caso en particular las mismas cubren la totalidad de la deuda generada", señala el texto divulgado.

A su vez informó que lo ocurrido no tendrá repercusiones en los pagos que se hayan realizado a través de los locales de Cambio Nelson. Sobre el pago de pasividades el comunicado detalla que los referidos a marzo se efectuarán con normalidad a partir del 3 de marzo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)