LAS DEUDAS DE VENEZUELA

Cambio en el gobierno: asistirá a los tamberos

El presidente de ANPL dice que está “corriendo de atrás”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los productores siguen sintiendo los efectos del mercado en sus bolsillos. Foto: Conaprole

Aunque hace pocos días un asesor del Ministerio de Economía había descartado la posibilidad de que el gobierno asistiese a los productores de leche perjudicados por el no pago de las exportaciones a Venezuela, ayer, en una vuelta de tuerca, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, dijo que en 48 horas se anunciará una asistencia "puente" para los tamberos uruguayos afectados.

El ministro calculó que el monto del endeudamiento es hoy de US$ 93 millones y explicó que, como se considera al sector lácteo como "importante y estratégico", se le concederá una asistencia sobre la que no quiso dar detalles. Tampoco quiso explicar por qué los recursos del fideicomiso que supuestamente debían permanecer en Uruguay para pagar a los exportadores fueron girados a China. Aguerre señaló que dará las explicaciones del caso el jueves cuando concurra al Parlamento para abordar el tema. El ministro hizo los comentarios tras el Consejo de Ministros de ayer durante el cual se trató extensamente la delicada situación del sector lácteo, muy castigado por los bajos precios internacionales, las dificultades de cobro de exportaciones, la falta de mercados y los elevados costos. Aguerre dijo que si bien el gobierno no le da sugerencias a los productores y a la industria láctea, asume que "con razón" las empresas dejarán de realizar embarques a Venezuela hasta que se concreten los cobros por la mercadería ya enviada. Y reveló que estuvo en Rusia para explorar la posibi- lidad de colocar allí quesos semiduros.

Desde diciembre que Venezuela, cuyo gobierno enfrenta una gravísima situación por su falta de divisas, no realiza pagos a Uruguay. Solamente envió US$ 50 millones que se distribuyeron entre Conaprole, Pili, Claldy y Calcar.

Impacto relativo.

Rodolfo Braga, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche, dijo a El País que el pago por parte de Venezuela permitiría que las industrias mantuviesen los precios que pagan a sus remitentes al menos hasta el cierre del actual ejercicio, el 31 de julio. De todas formas, señaló que los productores necesitan como mínimo, para cubrir sus costos, $ 8 por litro. "Hay empresas que pagan $ 5,80. Los precios internacionales cayeron y eso no va a cambiar en el corto plazo. Hay mucho nerviosismo y endeudamiento", advirtió.

Braga se mostró crítico con la actuación del gobierno en la situación generada con Venezuela. "Actuaron siempre corriendo de atrás. El gobierno sabía de este problema. Debió haber actuado mucho antes", sostuvo Braga. La gremial que preside le había pedido al presidente Tabaré Vázquez una reunión para abordar el tema que todavía no le fue concedida y que quizás no se realice debido a que el gobierno realizará anuncios para el sector, dijo Braga. La semana pasada el asesor del Ministerio de Economía, Martín Vallcorba, escribió en Twitter que el Estado no debía asistir a los productores, algo que cayó mal a Braga y al conjunto del sector lechero que entiende que el gobierno indujo a los tamberos y a la industria a exportar a Venezuela dando a entender que el cobro era seguro.

El presidente de ANPL, una gremial estrechamente vinculada a Conaprole, advirtió que la faena de ganado lechero "ya está por encima de lo normal", lo cual constituye un indicador preocupante. También señaló que se están comprando menos semillas para destinar a la plantación de cultivos forrajeros. Para Braga, "en ningún país del mundo" los tamberos pueden producir leche al precio que se les está pagando en Uruguay. A esto se suma que el fondo anticíclico que Conaprole conformó cuando el precio de los lácteos estaba alto, "está cerca de terminarse", señaló. "A la industria le vamos a pedir que de ninguna manera acceda a aumentos reales de salarios. Incluso el mantenimiento del poder adquisitivo habría que verlo. El sindicato no está queriendo ver la situación", se quejó.

La Federación de la Industria Láctea planteó a la patronal del sector que quiere un convenio salarial a tres años con cinco puntos de recuperación en las remuneraciones por sobre la inflación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)