inn content para meikle

Está cambiando el concepto de cómo vivir"

La búsqueda de la seguridad empuja la propiedad horizontal en Carrasco.

Carrasco Chico, un complejo de casas sobre la calle Rivera entre Santander y French.
Carrasco Chico, un complejo de casas sobre la calle Rivera entre Santander y French.
Aracauria, en la calle Máximo Tajes.
Aracauria, en la calle Máximo Tajes.
Jardines Plaza, sobre la Avenida Acosta y Lara.
Jardines Plaza, sobre la Avenida Acosta y Lara.

Gracias a su tranquilidad y calidad de vida, Carrasco es uno de los barrios más agradables de Montevideo. Pero las nuevas generaciones ya no buscan “la gran casa”, sino viviendas que ofrezcan comodidad.

Ignacio y Matías Albanell, directores de Meikle Bienes Raíces, cuentan cómo el mercado inmobiliario está cambiando, y la mentalidad de los compradores se inclina hacia proyectos en propiedad horizontal, que ofrecen practicidad y seguridad.

“Históricamente los jóvenes de Carrasco que se independizaban y empezaban a formar una familia, por una cuestión de economía recurrían a apartamentos en Pocitos o Punta Carretas. Hoy ya no es tan así, y los compradores cuentan con numerosas opciones para quedarse cerca del barrio”, dice Matías Albanell, director de Meikle.

Hay tres factores que resultaron fundamentales para esta nueva oferta: el boom de edificios en Avenida de las Américas, la construcción del puente que unió Lagos de Carrasco con Parque Miramar, y el desarrollo de apartamentos en la zona de Jardines de Carrasco. Todo este crecimiento estiró el barrio hacia el este y acortó distancias.

A esto se suma un cambio de mentalidad en las nuevas generaciones. Para muchos, tener una casa más que un lujo es un problema por los costos, por el trabajo que implica, pero sobre todo por la seguridad. “Está cambiando el concepto de cómo vivir. La tendencia de hoy es simplificarse la vida. Por ejemplo, te vas para afuera el fin de semana y no querés pensar quién te va a cuidar la casa. El apartamento ayuda mucho en este sentido”, dice el director.

En este contexto, surgen en Carrasco proyectos que contemplan esta nueva tendencia. Y entre ellos se destacan los complejos de apartamentos y las casas en propiedad horizontal.

Apartamentos en Jardines

Según Albanell, la aparición hace un par de décadas de barrios con vigilancia como Jardines de Carrasco, San Nicolás y_Lagos de Carrasco, revalorizó algunas zonas al norte de Avenida Italia. “La creación de Jardines de Carrasco generó una especie de boom, y hoy es la zona más cotizada de Carrasco”, dice Matías Albanell.

Este crecimiento, junto a una reglamentación favorable para la construcción de edificios, está llevando a la aparición de apartamentos en la zona de Jardines. Meikle Bienes Raíces actualmente está ofreciendo dos conjuntos residenciales en la zona: Aracauria, en la calle Máximo Tajes, y Jardines Plaza, sobre la avenida Horacio Acosta y Lara.

“Estos proyectos surgen como una novedad para aquellos que buscan un apartamento y no se quieren ir hasta Avenida de las Américas. Son apartamentos de uno, dos, y tres dormitorios, ubicados en una zona muy atractiva, con colegios y comercios cerca, y brindan una opción en Carrasco que hasta ahora no existía”.

Tanto Aracauria como Jardines Plaza parten del mismo concepto: responder a esa necesidad de seguridad sin perder la esencia de vivir en Carrasco. Son complejos conformados por bloques con pocos pisos de altura y espacios abiertos en su acceso principal, con un gran énfasis en la luz natural y los espacios verdes. Cada uno cuenta con más de cuarenta apartamentos, con servicios como piscina, barbacoa y gimnasio, y un estricto control de seguridad.

Carrasco chico

Pero este cambio en la forma de vivir también está empujando otro fenómeno: la aparición de complejos de casas bajo régimen de propiedad horizontal.

Según Ignacio Albanell —también director de Meikle—, “hace unos años esta clase de proyectos era impensado en Carrasco. Quienes se decidían a vivir en el barrio buscaban comprar su casa individual, en padrón único, y no querían saber nada con una propiedad horizontal. Hoy la tendencia cambió, y por una cuestión de tranquilidad la gente se está empezando a inclinar por este tipo de emprendimiento”.

Bajo la figura del fideicomiso de construcción, Meikle desarrolló Land Houses I y II, dos complejos de casas en régimen de propiedad horizontal en Los Olivos, un barrio con seguridad ubicado junto al Carrasco Polo Club. Y se vendieron exitosamente.

Con estos buenos antecendentes, la inmobiliaria está enfocada ahora en Carrasco Chico, un complejo sobre la calle Rivera entre Santander y French, conformado por ocho casas en un terreno cercado de 3384 m2, bajo la figura del fideicomiso al costo.

Son casas de 174 m2, que cuentan con dos plantas. Su gran atractivo es que permiten conservar la calidad de vida de una casa mientras se comparten gastos de seguridad. Carrasco Chico cuenta con cercado, portón común y una vigilancia las 24 horas a través de cámaras supervisadas por una empresa especializada.

Según Ignacio Albanell, esta forma de vida es muy común en Chile, y viene creciendo cada vez más en Latinoamérica, y su éxito radica en que genera una sensación de barrio que hoy es difícil encontrar. Por una cuestión de seguridad sí, pero también de tránsito y movimiento.

“Lo que tienen estos proyectos es que incluyen una zona segura, los niños pueden jugar en la calle, hay una relación entre los vecinos, y eso es lo que la gente está buscando”, dice.

Tres década de experiencia

Desde hace 32 años, MEIKLE Bienes Raíces es un referente en el sector inmobiliario. Fundada por Esther Meikle, la empresa de asesoría inmobiliaria se especializó en proyectos en el barrio de Carrasco, pero con las nuevas generaciones se inició un proceso de expansión hacia otros sectores de la ciudad. Hoy Meikle es dirigida por los hijos de Esther, Ignacio y Matías Albanell, que mantienen con vida las tradiciones de la empresa.

Ignacio y Matías Albanell, directores de Meikle Bienes Raíces.
Ignacio y Matías Albanell, directores de Meikle Bienes Raíces.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)