SALUD PÚBLICA

Cambadu rechaza el etiquetado de alimentos

Considera que decreto producirá una caída en las ventas.

Decreto que establece etiquetado de alimentos ya está pronto. Foto: archivo El País
Vázquez esta por firmar el decreto de atiquetado de alimentos. Foto: archivo El País

El decreto que establece el etiquetado de los envoltorios de alimentos y que sigue esperando por la firma del presidente Tabaré Vázquez continúa despertando la crítica de varias instituciones: lo hizo primero la Cámara Industrial de Alimentos (Ciali), luego la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), y ahora hace lo propio el Centro de Almaceneros, Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay (Cambadu).

Su vicepresidente Daniel Fernández, dijo a El País que con el sistema que se pretende aplicar en Uruguay tras su instrumentación en plazos muy breves, "las ventas caerán".

Con el objetivo de combatir las enfermedades no transmisibles, el Poder Ejecutivo pretende aplicar un sistema de etiquetado de alimentos con sellos octogonales negros y letras blancas en los envoltorios de alimentos para informar al consumidor sobre las cantidades de grasas, grasas saturadas, sodio y azúcares.

Fernández explicó que la medida es rechazada por toda la industria, ya que las empresas deberán alterar los valores nutricionales de los alimentos para cumplir con todos los requisitos. Por ejemplo, citó el problema que tendrán los diabéticos que deben consumir un determinado tipo de mermelada y que si la misma tiene una variación de sus ingredientes puede ser pasible de una etiqueta, lo que desencadenará una caída en su compra y posterior consumo.

El vicepresidente de Cambadu agregó que esto no puede ocurrir en un país en el que "nos llenamos la boca de que tenemos comida natural y que comemos en buenas condiciones; desde mañana va a estar todo prohibido", dijo.

Cambadu participó de las primeras reuniones entre el Ministerio de Industria y el de Salud Pública junto la industria para intentar aplicar un sistema que reúna las necesidades e intereses de todos los actores. "Bienvenido sea todo lo que es para la salud, pero primero se debe informar; no podés largar todo mañana con una etiqueta con un sello negro", indicó Fernández.

En otro orden, Cambadu aprovechó para denunciar una ola de contrabando de alimentos desde otros países; "somos invadidos por contrabando de Argentina o Brasil y eso no lo controla nadie; a quien queremos proteger que es la gente humilde, le vamos a hacer comer basura", agregó citando el caso de las galletitas y golosinas, entre otros productos.

Amenaza.

Empresas fabricantes e importadoras de alimentos ya iniciaron una ronda de consultas con el estudio jurídico Jiménez de Aréchaga, Viana & Brause, con la intención de evaluar qué recurso jurídico se puede utilizar para intentar dejar sin efecto el decreto presidencial y no descartan demandar al Estado.

La industria considera que el sistema octogonal no es el adecuado ya que no solo contraría normas del Mercosur vigentes, sino que no es informativo para la población. En su lugar, impulsan un sistema policromático con los colores del semáforo (verde, amarillo y rojo) con pilas que indican los porcentajes de grasas, sodio y azúcar.

Según informó el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, a El País, en el marco de la Conferencia Mundial de la Salud (OMS) sobre Enfermedades No Transmisibles (ENT) que tuvo lugar en Montevideo entre el 18 y el 20 de octubre pasado, el decreto del Poder Ejecutivo ya está listo. El secretario de Estado aseguró que "se está en las últimas etapas de poner en marcha este proceso".

La semana pasada las autoridades de la salud anunciaron que el proceso de implementación del etiquetado será gradual. La asesora en nutrición del MSP, Isabel Bove, informó que se concretará en etapas sucesivas.

En una primera instancia, se será menos exigente para que la industria pueda reformularse. Se estableció cuál era el tipo de sistema para advertir al consumidor y se definió uno parecido al de Chile.

El 40% "conoce solo un poco" la iniciativa.

Un estudio de opinión pública de la investigadora de mercado con sede en Argentina, Quiddity, revela que el 40% de la población "conoce solo un poco" el decreto de etiquetado de alimentos del gobierno.

El informe al que accedió El País denominado "Agenda regulatoria: etiquetado nutricional en Uruguay" agrega que un 14% "conoce bastante" la iniciativa, un 4% la "conoce mucho", un 29% dijo que "ha escuchado hablar de ello, pero no sabe casi nada" y un 13% mencionó que "no la conocía". Por otro lado, la encuesta divulga que el 84% de la población considera que la iniciativa es "muy necesaria", un 34% "bastante necesaria", un 12% "poco necesaria", un 3% "nada necesaria" y un 1% "no sabe".

La Cámara de Industrias del Uruguay (CIU) apoyó a la industria alimentaria en su planteo acerca de que la propuesta del Ejecutivo "estigmatiza al alimento y causará grandes problemas en materia comercial". Plantean "armonizar" el sistema de etiquetado con el Mercosur, particularmente con Argentina y Brasil, dado que en caso de tenerlo diferente "tendremos un gran problema en el packaging para importar y exportar" los alimentos, indicó el presidente de la Cámara alimentaria, Fernando Pache. Catorce estudios que realizaron la Universidad de la República (UdelaR) y el Instituto Nacional de Alimentación (INDA) del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) desde 2011 a la fecha, comprueban que el mejor modelo para etiquetar los alimentos es el que propone el gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)