Atraparon rapiñero que se escondió en refugio

Cámaras logran reducir delitos en Ciudad Vieja

El pasado 5 de febrero, una señora de 79 años caminaba por la calle Solís, entre Piedras y Cerrito, en la Ciudad Vieja. De atrás, y sin que la víctima se percatara, un delincuente la sorprendió, la tiró al piso y le robó un monedero con dinero y varios documentos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El delincuente tomó por sorpresa a la mujer, pero luego fue atrapado por efectivos policiales.

El delincuente se fugó y dejó a la mujer caída en la vereda. Minutos más tarde, se introdujo en un refugio del Mides ubicado en 25 de Mayo y Colón. Lo que el asaltante no sabía era que todos los movimientos que realizó estaban quedando registrados en las cámaras de videovigilancia y que efectivos policiales lo estaban monitoreando. Por eso, cuando la Policía lo fue a buscar a ese refugio, negó toda vinculación con el robo.

Al momento de ser detenido, el joven delincuente de 18 años tenía el monedero de la mujer que había asaltado, además de varios teléfonos celulares, que también habían sido hurtados.

Vecinos de la Ciudad Vieja señalaron que la ONG que gestiona el refugio donde fue atrapado el delincuente, debió contratar una empresa de seguridad ya que muchos de los usuarios del mismo se metían con la gente que transitaba por el lugar.

No obstante, el Ministerio del Interior publicó ayer en su web un informe que revela la baja de la cantidad de este tipo de delitos que se cometen en la Ciudad Vieja, merced a los dispositivos de vigilancia que han sido instalados.

Mientras que en diciembre de 2012 se habían denunciado 168 hurtos y rapiñas en la zona, y el año siguiente se registraron 152 delitos similares, en diciembre de 2014, con la batería de cámaras instaladas, desciendieron a 78.

Turistas y transeúntes, por partes iguales, componían el grueso de las víctimas de los robos. En enero de 2012 llegaron a cometerse hasta dos robos por día contra turistas extranjeros. Este año, apenas seis delitos consignan las estadísticas oficiales.

Otra de las modalidades de hurto que era habitual en Ciudad Vieja era el robo en el interior de vehículos estacionados, que no bajaba de uno por día. En los dos primeros meses de 2015, sólo se reportaron doce en total.

Según el ministerio, "desde que se puso en marcha el sistema de videovigilancia en la Ciudad Vieja la ocurrencia de hechos delictivos comenzó un sistemático retroceso".

"Esto obedece en gran medida a los procesamientos de los autores que quedan registrados en cámaras de alta definición", señaló el ministerio del Interior.

Punto de partida.

La situación de inseguridad de la que partía la Ciudad Vieja antes de la instalación de las cámaras era grave. En los meses de enero y febrero de 2012, se produjeron 391 denuncias de hurtos y rapiñas: un promedio de más de 6 por día.

Un año después, en el mismo período, ambos delitos bajaron considerablemente, a 270, y el descenso volvió a verificarse en los primeros meses de 2014 (171).

En la página web creada por vecinos de la Ciudad Vieja (www.seguridadciudadanacv.wordpress. com), se constata que las condiciones en el rubro mejoraron.

"La seguridad ciudadana de que disfrutamos hoy es una demostración de que para mejorar una comunidad sólo se necesita compromiso que, reconocemos, asumieron las autoridades correspondientes para con nosotros y todo aquel caminante de nuestro barrio", afirmaron en un largo comunicado.

"Todos saben que en la Ciudad Vieja ahora hay ojos por todos lados", agregan, y concluyen asegurando que "hoy estamos contentos de lo alcanzado porque podemos hacer otras cosas en mejora de nuestro barrio y no invertir tiempo en perseguir arrebatadores o rapiñeros".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)