DIÓCESIS DE MINAS

Cámaras frente a la Virgen del Verdún

Durante los días previos a la Navidad del año pasado una persona desequilibrada entró a la catedral de Minas y se llevó al niño Jesús que se encontraba en el pesebre. Ese fue el único problema de seguridad en la sede de esa diócesis, según confirmó a El País el obispo Jaime Fuentes.

Sin embargo, las instalaciones religiosas colocadas en el cerro Verdún son un problema grave para las autoridades eclesiásticas.

Se trata de un sitio alejado de la ciudad que no cuenta con seguridad permanente. La capilla que está junto a la Virgen, en la cima del cerro, tenía dos alcancías aseguradas con dos gruesas planchas de hierro. Los ladrones las destrozaron y el sistema debió ser anulado.

También en Verdún, pero en la capilla ubicada en la falda, rompieron una reja de hierro, entraron a la sacristía y se llevaron objetos de escaso valor. "El daño mayor fue que rompieron un vidrio con una piedra que dañó un banco", dijo Fuentes.

Ahora se está evaluando la posibilidad de instalar un sistema de cámaras de seguridad para monitorear el lugar durante las 24 horas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)