NEGOCIACIÓN COLECTIVA

Para la Cámara de Industrias, aún no hay acuerdo con el Pit-Cnt

Washington Corallo pidió que se vuelva a prohibir la ocupación de locales y señaló que serán las cuatro cámaras empresariales las que decidirán si continuar o no con la denuncia ante la OIT.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"La apertura de la economía argentina ya se está notando", afirmó. Foto: G. Pérez.

El presidente de la Cámara de Industrias, Washington Corallo, planteó este martes un panorama diferente al que expresó Carlos Perera, jerarca de Comercio y Servicios, al respecto de las reuniones llevadas a cabo con el Pit-Cnt tras la queja presentada por los empresarios ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Corallo dijo a El País que su sector, si bien valoró la reunión que se mantuvo ayer en Finlandia con el presidente de la central sindical, Fernando Pereira, entiende que "los puntos de la OIT hay que tratarlos tal cual los pide la OIT, y en cuanto a la ocupación entendemos que tiene que volverse al decreto antiguo, que prohíbe la ocupación" de los locales en conflicto.

Agregó que no se debe olvidar que, si bien "las cámaras de Industria y Comercio tienen la representación de la OIT, representan en teoría a todo el empresariado uruguayo". Por lo tanto, "cualquier conversación tenemos que llevarla a Montevideo y hablarlo con las veinticuatro cámaras, porque es importantísimo conocer la posición de todos".

Perera dijo a El País en un artículo publicado hoy que la reunión con el dirigente sindical "no duró mucho porque veníamos con intención de avanzar en la negociación", y si bien no se llegó a un acuerdo sobre el protocolo de ocupación y prevención de conflictos, si estaban "muy cerca" de un "pre-acuerdo".

Corallo exigió "que se cumpla el decreto de la OIT y que las ocupaciones no sean una extensión del derecho de huelga". Indicó que la idea de los empresarios que el poder Ejecutivo envíe al Parlamento un proyecto de ley "modifique los términos".

También dijo que el mal clima que se genera en las ocupaciones es responsabilidad de "los que ocupan". "La OIT dice claramente que cualquiera tiene acceso libre a la empresa en tanto sea accionista, patrón, funcionario o gerente. Si hay una empresa ocupada la persona que quiera trabajar, tiene derecho a trabajar, no podrá quedar muy lindo en la práctica, pero tiene derecho a trabajar", sentenció.

El presidente de la Cámara de Industrias consideró que si el Pit-Cnt tuviera "madurez sindical", se permitiría a un empleado que "podría estar desconforme de una ocupación" el acceso a la empresa para trabajar, "pero a cualquier persona que quiere trabajar lo tildan con epítetos que no son agradables", como el de "carnero".

El jerarca también manifestó su postura contraria a que el gobierno participe de la negociación colectiva, y explicó que "la OIT en sus ocho principios básicos deja claro que las negociaciones deben ser bipartitas, o tripartitas en los casos en los cuales el gobierno fija los montos mínimos y las categorías".

Consultado sobre la versión de la central sindical de que los empresarios utilizan grupos de trabajadores para romper huelgas, Corallo dijo que "del mismo modo podemos decir que el Pit-Cnt utiliza personas que no son de la propia empresa para realizar ocupaciones de puestos de trabajo. Se han dado casos de empresas que son ocupadas y los que están adentro no son funcionarios de la empresa, son trabajadores de la misma rama del sindicato pero no son de la empresa".

Reiteró que "no habría enfrentamientos si hubiera una ley que dijera que tanto los que quieren trabajar como los que no quieren pueden tener derecho. Ahora, los que no quieren ir a trabajar directamente no van, pero no pueden meterse en un puesto y ocuparlo, porque eso es ir contra la propiedad privada, y la OIT reconoce el derecho a la propiedad privada".

Consultado sobre la situación de las empresas en Alemania, que integran a un sindicalista a su directorio (algo que fue elogiado por Pereira), y su posible aplicación de esta medida en las empresas uruguayas, Corallo señaló que "el momento en que ellos (los sindicalistas) no reconocen el derecho a la propiedad privada y que la ocupación no es correcta, no sé si quieren lo mejor para las empresas".

Castillo quiere "consenso"

Consultado sobre la intención de los empresarios de retirar la queja presentada ante la OIT, el director nacional de Trabajo, Juan Castillo, señaló esta mañana en el programa Inicio de Jornada de radio Carve que la última información que tiene del tema es la que se conoció en las últimas horas desde Finlandia y que la voluntad del gobierno es “generar todas las condiciones para que haya consenso”.

“No tenemos otro sentimiento, no tenemos dos discursos sobre eso. (El consenso) sería lo mejor. No es que uno no tenga otras herramientas o instrumentos, de todas formas el gobierno y su Poder Ejecutivo y hasta el Poder Legislativo tiene potestad para proyectar, resolver y acordar en esta materia. En las relaciones entre el mundo del trabajo, las relaciones entre las partes sociales, es fundamental el consenso. Siempre es recomendable y es el camino que hemos escogido: el del consenso entre las partes”, concluyó el jerarca.

La situación de Fanapel

Castillo se refirió también a los problemas de la empresa Fanapel, cuya gerencia anunció ayer a sus trabajadores que no reabrirá.

El director nacional de Trabajo dijo que “esto está difícil desde que se instaló el lío”, que los problemas no comenzaron “en los últimos días”, sino “en los últimos meses” y que incluso “en los últimos consejos de salarios esto estaba instalado (…) ya se advertía algún tipo de problema de competitividad”.

“No pierdo el optimismo, siempre hay alguna vuelta de tuerca para dar, pero es difícil. Es un panorama muy complejo” el de Fanapel, señaló.

El jerarca explicó la importancia que tendría bajar los costos de producción: “La materia prima que se usa es la pasta de celulosa (…) tal vez haya que seguir haciendo gestiones para colocar el producto a un precio más bajo”.

Luego del anuncio de la gerencia de Fanapel del cierre definitivo, el gremio realizó en la tarde de ayer una muy concurrida asamblea en Juan Lacaze para analizar la situación.

El sindicato se aferra a que el gobierno le dijo que la empresa, si bien admite que no hay posibilidades de retomar a mediano plazo la actividad interrumpida en diciembre, no menciona aún la posibilidad de un cierre definitivo. La información surgió de una reunión bipartita que jerarcas del Ministerio de Trabajo mantuvieron en la mañana de ayer con la firma en Montevideo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Edinson Cavani festejando su gol número 151 con la camiseta del PSG

Cavani no quiere hablar del récord de Zlatan

Max caracteres: 600 (pendientes: 600)