En el organismo se dice que fue “la cabeza de turco”

Cae el gerente general de OSE por estado del agua

Desde hace meses en el directorio de Obras Sanitarias del Estado (OSE) se vive un ambiente tenso.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
OSE está bajo polémica por la calidad del agua potable. Foto: R. Figueredo

La calidad del agua potable en Maldonado, un descuento del 5% en la factura de los vecinos que terminó con un verticalazo del presidente Tabaré Vázquez, el destape de un informe oficial que confirmaba la presencia de coliformes por encima de los valores máximos permitidos en ese departamento, y la contaminación del río San Lucía, fueron sumando perlas a un collar que ayer tuvo su primer caído: el gerente general de OSE, Danilo Ríos.

El ingeniero civil y magíster en ingeniería fue destituido ayer. El cargo será ocupado por el gerente de la Región Sur, Daniel García, según dijeron a El País fuentes de OSE.

La caída de Ríos fue por varios problemas de gestión, afirmaron las fuentes y reconocieron que básicamente pesaron en la decisión los problemas por el estado del agua en Maldonado. "Cayó sobre él la responsabilidad de lo que ocurrió en Maldonado", dijo a El País una fuente del Poder Ejecutivo.

En OSE hay quienes dicen que Ríos fue "la cabeza de turco" porque llevaba varios años desempeñándose en OSE, los últimos siete como gerente general.

Su primera tarea la realizó en 1989, cuando ingresó como ingeniero de Planta en la Usina de Aguas Corrientes, que abastece de agua potable a Montevideo y región metropolitana, desempeñándose como subjefe de Planta y jefe de Tratamiento, dirigiendo todos los procesos de potabilización del agua.

Luego paso a subgerente del Departamento de Funcionamiento de Montevideo como responsable de la operación del Sistema de Producción, Elevación, Control de Calidad y Distribución de agua potable para más de 1.500.000 personas.

Ríos fue el ingeniero que lideró el proyecto de las Usinas Potabilizadoras Autónomas (UPA) en 1992 junto a profesionales del Ejército para atender las necesidades de las misiones de paz. Hoy en día hay varias en más de 40 localidades del interior del país, en distintos países de América y patentada en América, España y algunos países de África.

Ríos era uno de los voceros de la empresa cuando ocurrían problemas con el agua potable.

En marzo luego de que estuviera en el ojo de la tormenta una vez más la contaminación en el río Santa Lucía, vecinos de Maldonado empezaron a denunciar el cambio de la calidad del agua potabilizada en la usina de la Unidad de Gestión Desconcentrada de OSE en Laguna del Sauce.

Tras varios días de que el agua saliera marrón de las canillas fernandinas, OSE anunció una reducción del 5% en las tarifas del departamento, lo que levantó fuertes críticas, incluso dentro del Frente Amplio.

El propio presidente de la República, Tabaré Vázquez, intervino directamente y anunció la exoneración del 100% de la factura del mes en Maldonado, dejando sin efecto la quita del 5% que había dispuesto OSE.

Sin embargo esto no bastó a los vecinos que quisieron saber qué estaban consumiendo y por eso le encomendaron a un bioquímico argentino que tomara muestras de la red de tuberías. Esas muestras fueron enviadas a un laboratorio en la ciudad argentina de La Plata.

La ministra de Medio Ambiente, Eneida de León, fue una de las primeras en el gobierno en ir al Parlamento, justamente citada por este tema.

El 9 de mayo El País publicó un informe oficial que revelaba que algunas de las muestras obtenidas de la red de suministro de agua potable de Maldonado arrojaron la existencia de coliformes totales, heterotróficos y Escherichia coli por encima de los valores permitidos (vmp) en las normas de calidad del agua potable de OSE.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)