GOTAS QUE NO SON DE LLUVIA

Buscan regular goteo vertido por equipos de aire acondicionado

Propuesta de un concejal del Municipio B prevé multas a los responsables.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Un aire acondicionado vuelca unos 7 litros de agua a la vía pública por día. Foto: M. Bonjour

Cada vez más personas tienen en sus hogares uno o más equipos de aire acondicionado. Este aumento ha provocado que las gotas que caen de los desagües de estos aparatos se multipliquen provocando molestias, sobre todo en los transeúntes.

Frente a esa situación, el concejal municipal Juan Eduardo Ulloa (Partido Nacional), en acuerdo con el Concejo del Municipio B, propuso reglamentar las instalaciones de aire acondicionado para evitar los continuos goteos que esos aparatos vierten hacia las veredas de muchas calles montevideanas.

"La idea surgió charlando con unos vecinos, que me contaron que varios equipos de aire acondicionado del inmueble lindero goteaban en la puerta de su edificio", contó Ulloa. Luego de eso, comenzó a hablar con diversos arquitectos e investigó en el Digesto Municipal, donde constató que no había ninguna norma que fiscalizara los desagües de estos acondicionadores, de forma de evitar los derramamientos de agua. Tampoco había regulación en cuanto a las construcciones nuevas.

Para Ulloa, justamente, "hay que apuntar a lo nuevo".

"Hay que comenzar a controlar la ubicación de los desagües de los equipos de aire acondicionado en los edificios que están en construcción, para que prevean esa situación y coloquen ductos especiales para evacuar el agua. Para el concejal, se debe también "encontrar la forma para que los equipos viejos no goteen más hacia las veredas".

Molestias.

El agua que cae hacia las aceras genera que haya lugares intransitables y resbaladizos, situaciones que pueden provocar accidentes entre los peatones, sobre todo de personas mayores.

A su vez, no sólo dañan las veredas y la arquitectura, sino que también el goteo provoca molestias en los transeúntes cuando notan que muchas de esas gotas caen sobre su ropa o su cabeza.

Otro problema, que destacó Ulloa, es cuando el goteo no se produce sobre la vía pública pero sí sobre propiedades privadas linderas. "Eso atenta contra la salubridad, limpieza e incluso el deterioro arquitectónico", explicó el concejal.

En promedio, un equipo estándar de aire acondicionado que funcione unas seis horas diarias genera unos siete litros de agua por día.

Regulación.

En la regulación que propuso Ulloa se establece que: "en edificaciones a construir y proyectos nuevos, se debe incluir el desagüe de dichos artefactos en la red pluvial. Todo artefacto (acondicionador de aire, climatizador de ambiente, etc.) instalado en exteriores, no podrá producir en su funcionamiento derrame alguno".

Con respecto a los equipos de aire ya colocados —agrega la iniciativa— "se prohíbe el vertido de los desagües sobre la vía pública u otros recintos, que puedan provocar molestias, deterioros o causar accidentes. De constatarse dicho vertido, podrá ser multado por 5 UR".

De acuerdo a Ángel Rodríguez, especialista de Ingeniería de Climatización, "todos los equipos vienen con una conexión a un ducto que se debe canalizar por el desagüe sanitario o de pluviales. Esa es la correcta instalación, pero como muchas veces hay que romper paredes y genera más costos, se pone el desagüe directo hacia afuera.

"Es como si conectáramos el desagüe de la lavadora hacia la calle", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)