SÍNDROME DE DOWN

Buscan mejor atención para las personas con síndrome de Down

Familias de pacientes reclaman al MSP una política sanitaria.

Pretenden que el gobierno promueva una política sanitaria para que los médicos traten casos de síndrome de Down. Archivo El País
Pretenden que el gobierno promueva una política sanitaria para que los médicos traten casos de síndrome de Down. Archivo El País

Padres y madres de personas con síndrome de Down pretenden que el Ministerio de Salud Pública (MSP) impulse una política sanitaria que atienda a todas las enfermedades que surgen en el transcurso de la vida de estos pacientes.

Es que dado el aumento de la esperanza de vida de quienes tienen síndrome de Down, cada vez hay más pacientes que presentan diferentes patologías, por ejemplo: cardiopatías, hipotiroidismo, problemas visuales y dislocación de huesos, en particular la dislocación atlantoaxial en la zona de la cabeza. Muchas de ellas no son detectadas ni tratadas a tiempo por el personal médico. En Uruguay, se estima que hay 3.000 personas con síndrome de Down.

El MSP informó que ya se están realizando acciones en este sentido y por tal motivo, se presentó el viernes el Programa Iberoamericano de Salud para Personas con Síndrome de Down. En ese marco se oficializó el carné de adultos para quienes tienen ese síndrome.

El director general de Salud, Jorge Quian, informó a El País que ya se elaboró un carné de niños y ahora el de adultos; ambos ayudarán a que los especialistas puedan seguir correctamente el tratamiento.

Según Quian, la población con el síndrome "tiene una vida mucho mayor que hace 40 o 50 años ya que no pasaban de la adolescencia". El jerarca agregó que "muchos entrenan, trabajan y son autoválidos", explicó Quian quien sin embargo admitió que "tienen problemas sanitarios".

El médico pediatra dijo que el carné para adultos y niños de referencia para los médicos ayudará a que "se investigue precozmente, detectar el problema con tiempo y con esto, mejorar la calidad de vida del paciente".

La presidenta de la Asociación Down del Uruguay, Nidia Viña, dijo a El País que "hay cosas que a los médicos se les pasa por alto" porque "no saben especificar".

Mencionó que los profesionales de la salud no diagnostican los casos de hipotiroidismo, muy comunes en este tipo de población. "Son estudios que hay que hacerlos regularmente y que muchas veces si nosotros no decimos en la consulta médica, ellos no lo hacen". Agregó que a los especialistas les falta formación del tema.

"Una persona con síndrome necesita determinados cuidados y seguimientos diferentes a la población en general", consideró la madre de Ezequiel, de 35 años, con síndrome de Down. Según explicó a El País, el hombre mantiene una vida activa, estudia y realiza teatro integrado y deporte.

Es común que las personas con el síndrome presenten afecciones visuales o una dislocación atlantoaxial, ubicada en la zona entre la cabeza y la columna vertebral. "Nos piden que se haga cuando se practica deporte; es una situación que puede tener repercusión y que se debe detectar y descartarlo, tempranamente", dijo Viña.

Medidas.

La Asociación busca ahora que el MSP "dé a conocer" el programa, pero reclamó que el mismo "debe transformarse en un protocolo obligatorio", explicó Viñas. Coincidió con Quian en que el programa elaborado mejorará la calidad de vida de niños y adultos con síndrome de Down, pero que se debe informar y capacitar en su uso. El protocolo estandarizaría la atención en salud para la población.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar