MONUMENTO HISTÓRICO QUE SE PERDIÓ

Buscan construir réplica de iglesia derrumbada

Alcalde de Santa Clara de Olimar solicitará colecta pública.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Iglesia de Santa Clara se desplomó ayer por la mañana. Foto: M. Morales

El alcalde del Municipio de Santa Clara, Óscar Viera, pretende construir una réplica del histórico templo de la Iglesia Católica que en 2002 fue declarado Monumento Histórico de la Nación y que el lunes de derrumbó.

"Hay artesanos en piedra que tienen experiencia", dijo el alcalde, y agregó que "voy a plantear a todas las autoridades, a la Iglesia y a la propia Comisión del Patrimonio, reunir fondos mediante una colecta pública para ejecutar una réplica en ese mismo lugar, que costaría unos 70.000 dólares".

El alcalde de la histórica localidad de Treinta y Tres comentó que "hace más de un año llegó el secretario ejecutivo de la Comisión del Patrimonio, Alberto Quintela, quien demostró poco interés en reparar la Iglesia, y ahora, por exceso de burocracia perdimos todo el edificio" añadió.

Tristeza.

El obispo de la diócesis de Melo y Treinta y Tres, Mons. Heriberto Bodeant, dijo que "es un acontecimiento triste para Santa Clara de Olimar, para la memoria de su gente, para el patrimonio de esa población y para la comunidad católica: se derrumbó la vieja Iglesia parroquial". Sostuvo que "fragmentos de la fachada cayeron sobre la calle e incluso llegaron algunos trozos hasta la puerta del gimnasio municipal. Afortunadamente no hubo ningún daño a personas".

Las autoridades judiciales de Santa Clara pidieron la intervención de Bomberos para retirar los escombros que habían quedado en la calle y para derribar totalmente parte de la fachada que había quedado en situación amenazante.

Luego de realizar los peritajes inmediatos, Bomberos aconsejó destruir el resto del templo de Santa Clara ya que corría peligro para la población luego del derrumbe de la fachada y el techo.

Centenario.

El templo había sido construido en 1914 por el arquitecto Miguel Echandi, residente en Santa Clara y a quien hoy recuerda una calle local.

"En la Parroquia de Santa Clara de Olimar existen un conjunto de obras (imágenes) religiosas realizadas por el reconocido escultor austríaco Ferdinand Stuflesser que por su valor artístico y escultórico corresponde preservar", declaraba la resolución aprobada durante el gobierno del Dr. Jorge Batlle.

También se incluyeron en la declaración, como bienes a preservar, los libros parroquiales (Bautismos, Matrimonios) que se iniciaron en la década de 1870, donde hay valiosos registros de los pobladores de la zona.

Restauración.

La Iglesia estaba desafectada de todo uso desde hace muchos años. Los libros y las imágenes se encuentran en el Centro Parroquial de Santa Clara.

"Las religiosas Misioneras de Jesús Verbo y Víctima, responsables de la animación pastoral en Santa Clara, han buscado medios para la restauración de las imágenes, que tienen algunos daños", señaló el Obispo.

Desde su llegada a Melo, Bodeant recibió en tres distintas oportunidades, de parte de autoridades y de un grupo de particulares, propuestas para la reparación de la Iglesia. Para ello había dos dificultades: la falta de fondos y la falta de una persona especializada para poder refaccionar una construcción hecha en piedra.

Templo turístico.

El obispo Bodeant manifestó siempre su disposición a que la Iglesia, aun conservando su carácter de templo, pudiera ser también un museo que formara parte del circuito turístico de Santa Clara y Tupambaé, donde se encuentran la estancia del Cordobés, el Museo del Soldado de la Frontera y el sitio de la batalla de Tupambaé.

Ninguna de las iniciativas fue más allá del planteo inicial.

"En este momento la comunidad católica de Santa Clara de Olimar está empeñada en mejorar la capilla que se ubica en el interior del antiguo colegio, donde funciona actualmente la vida parroquial" sostuvo Bodeant.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)