LA COLUMNA DE PEPEPREGUNTÓN

Buenas nuevas

El gobierno decidió que era hora de que los uruguayos levantáramos el ánimo. Que empezáramos a ver todo lo bueno que nos está sucediendo y que no estamos percibiendo. 

Y que nos quitáramos de la cabeza esa errónea percepción de que quienes nos gobiernan se han quedado sin agenda y sin planes, como señala (con mala intención, claramente) la oposición.

Así que el plan es claro. Desde ahora hay que comunicar todo lo bueno que se está haciendo. ¿Que no hay mucho? Bueno, en ese caso, hay que poner a trabajar la imaginación. Ser creativos. Y si para eso hay que apurar las cosas y vender las pieles de los osos antes que sea temporada de caza, ¿qué importa? Hay que mostrar que todo está bien, y que estará incluso mejor, porque se vienen los tiempos electorales y hay que lograr que la gente cambie de humor y se olvide de los Sendic, y los De León, de las Ancap y los Alur, de las Alas Uruguay y los negocios con Venezuela, de los Fondes y los Envidrio, de las ASSE, de la regasificadora que no fue, de la poca educación y la mucha inseguridad, de las guerras intestinas en el FA por el TLC con Chile y la política exterior toda, las fracturas por la Ley de Riego, y todo lo que no entraría en esta columna pero que todos sabemos.

Así que hay que ponerse a trabajar. Primero, hay que anunciar, si es posible varias veces, que es inminente el acuerdo con UPM. Una noticia formidable, que pone a muchos a hacer cuentas, a ver cómo impactará en el empleo y las exportaciones, y a poblaciones enteras a soñar un crecimiento tanta veces postergado. ¿Cómo? ¿Que apenas se llegó, después de un año y de decir a todo que sí, a una primera fase de acuerdo y que faltan dos fases más, consideradas las más largas y trabajosas, antes de que en un par de años UPM resuelva si construye o no otra planta en Uruguay? Bueno, es un detalle. Desde acá hasta 2019, justo el año de las elecciones, se podrá seguir hablando y hablando del tema. Mientras tanto, la gente se entretiene. Y eso, precisamente, es lo que se busca.

Lo mismo con el tema del petróleo. Desde 2007 el gobierno viene anunciando lo mismo. Las mismas palabras. Las mismas declaraciones. Comunicados casi calcados. Jerarcas que llaman a ser "prudentes" pero que recorren los medios hablando de un "gran hito" para el Uruguay. Una ministra que reclama cautela, pero que en su cuenta de Twitter destaca el hecho y lo asocia a una "Agenda de Gobierno". ¿Podrían ser más obvios? Uno cree que no, pero siempre pueden esforzarse. Si hasta sale el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, a recordar su paternidad de esta política estratégica de Ancap durante el período en que presidió la empresa estatal. ¿Por qué no sale, con igual entusiasmo, hablando de cómo resultaron otros "planes estratégicos" de su gestión en la petrolera estatal? Bueno, se ve que no conviene.

Ya pasa. En dos meses viene Navidad y empezamos a hablar de la excelente temporada de verano y de todo lo que el gobierno hizo para que los argentinos sientan que les va mejor y llenen nuestras playas. Porque fue obra del gobierno uruguayo. Y eso, es tener Agenda de Gobierno. ¿O no?

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)