DANZA DE CIFRAS

BPS dice que más gasto en pasivos sí estaba previsto

MEF había dicho que traspaso de US$ 100 millones no estaba planeado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Danilo Astori. Foto: Archivo El País

El Banco de Previsión Social (BPS) planteó que sí tenía previsto el aumento del gasto que significaría la instrumentación de la ley de beneficios jubilatorios —denominada "Flexibilización de las Condiciones de Acceso"— que derivó en un incremento de la cantidad de jubilaciones. De esta forma, contradijo al Poder Ejecutivo que a través del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), había dicho que los US$ 100 millones que esa cartera transferirá al BPS para pagar más pasividades fueron un imprevisto, según estableció en el proyecto de Rendición de Cuentas.

La normativa de flexibilización que entró en vigencia en 2008, permitió reducir el requisito de años de servicio de 35 a 30, introdujo cambios en la asignación de la jubilación común, por incapacidad total, en el subsidio transitorio, en la jubilación por edad avanzada y en el subsidio especial por inactividad compensada. Además concedió a la mujer un año adicional de servicios por cada hijo nacido vivo o adoptado menor o con discapacidad, con un máximo total de cinco años.

El MEF sostuvo que desde la entrada en vigencia de la ley, el número de jubilaciones creció 23% y continúa en aumento por encima de las proyecciones del BPS, situación que provocó "un aumento de gasto permanente de US$ 100 millones "por encima de lo previsto en la Rendición de Cuentas del año pasado".

Así lo expresó la secretaría de Estado en un documento titulado "Lineamientos para la Rendición de Cuentas 2016", en el que se agrega que el "gasto endógeno", fundamentalmente asociado a prestaciones de seguridad social, "viene creciendo muy por encima de lo proyectado".

En el marco de la Comisión de Presupuesto integrada con la de Hacienda, el presidente del BPS, Heber Galli, indicó que "inicialmente estaba la idea de que iba a haber un crecimiento, luego un leve descenso en la cantidad de jubilaciones y que se iba a registrar una meseta. Lo que no ha ocurrido es ese leve descenso". El jerarca agregó que cuando se sancionó la ley no estaban las condiciones dadas para proyectar el aumento en un 50% en la cantidad de juntas médicas. En el período 2007-2008 hubo apenas "un esbozo del proyecto que derivó en el Sistema Nacional de Certificación Laboral", dijo.

La proyección de asistencia establecida en 2015 para 2016 y en este último año para 2017, representa "US$ 500 o US$ 600 millones", explicó Galli, quien había dicho a principios de mes a la Secretaría de Comunicación de Presidencia de la República que la situación económica del organismo era "estable y controlable".

Por su parte, el diputado del Partido Nacional, Jorge Gandini, quien convocó a la Comisión a las autoridades del BPS, dijo a El País que en las respuestas queda claro que los US$ 100 millones estaban calculados y planificados por el organismo previsional. "Nunca le pudo haber sorprendido al BPS", dijo. Gandini consideró que en 2016 al MEF le sorprendió la cantidad de certificaciones médicas, y este año le ocurrió lo mismo con el aumento de la cifra de jubilaciones.

El representante nacionalista sostuvo que el monto que el Poder Ejecutivo tuvo que transferir a las arcas del BPS es similar a lo que prevé recaudar con el aumento de la Tasa Consular.

La ley fue aprobada durante el primer período del gobierno del presidente Tabaré Vázquez en el marco del Diálogo Nacional sobre Seguridad Social. La iniciativa fue aprobada en el Parlamento por todos los partidos políticos. Buscaba contrarrestar el descenso de las tasas de cobertura del sistema de Seguridad Social que se ubicaban en el orden del 90%.

Por su parte, el vicepresidente del BPS, Gabriel Lagomarsino, quien también participó de la Comisión, confirmó que existió "algún desvío" en algunos programas, por ejemplo, en el de Seguro de Desempleo para el que se presupuestaron US$ 30 millones menos de lo que realmente se gastó.

Lagomarsino explicó que la situación responde "al enlentecimiento económico y a la retracción moderada, pero retracción al fin, en el mercado laboral, expresándose entre otras cosas en que la demanda laboral cayera".

En uno de los momentos más álgidos de la Comisión, el diputado independiente Gonzalo Mujica preguntó a los presentes: "¿Cuánto es el monto de asistencia en dólares del último año que recibió el BPS en su globalidad? (...) La respuesta vino de parte del propio Lagomarsino, quien contestó: "Alrededor de US$ 600 millones. En el documento de ejecución presupuestal están las cifras específicas", dijo. Mujica replicó y consideró que tenía una diferencia en la cifra, "pero sacaré la cuenta", agregó. "Según algunos datos que surgieron este año, el 70% de las jubilaciones estarían en el entorno de los $ 20.000 o menos. Quisiera saber si esa cifra se puede corroborar y precisar más", pidió. La respuesta por parte del presidente Galli no se hizo esperar. "El BPS es enorme y es difícil tener todos estos datos acá o en la cabeza; por eso les vamos a hacer llegar algunos datos que no tenemos aquí", puntualizó.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) detectó que las altas de jubilación común presentaron un alza hasta 2010. Las de invalidez suben desde 2009.

OPINAN LOS QUE SABEN.

Pablo Abdala: Ve que hay contradicciones.

Al hablar de números y de la realidad planteada, pareciera que hubiera versiones contradictorias en función de lo que manifestó el vicepresidente Lagomarsino y el Poder Ejecutivo en su informe".

Alfredo Asti: "Matiz en previsión de altas".

Hubo 33.000 altas totales en 2010; 30.000 en 2011; 28.000 en 2012; 25.000 en 2013, y luego se revierte la tendencia a la baja, ya que en 2014 son 26.000; en 2015, 29.000, y no conozco las de 2016".

Conrado Rodríguez: Reclamó información.

Quiero saber si el BPS había hecho estimaciones a partir del año 2009 en cuanto a las altas que se podían dar por la ley de flexibilización en el acceso a la jubilación y si estas estuvieron por encima de lo proyectado".

Heber Galli: "Es difícil tener todos estos datos"

El BPS es enorme y es difícil tener todos estos datos acá o en la cabeza. En materia de Seguridad Social podemos quedarnos a dormir hablando, sobre todo, por la variedad de temas que se han planteado".

"CINCUENTONES"

Pit-Cnt pretende mejorar proyecto.

El Pit-Cnt manifestó que se abre un nuevo capítulo en la lucha para impulsar acciones que mejoren el proyecto de ley de los denominados "cincuentones" que anunció el presidente Tabaré Vázquez.

El secretario general de la central obrera, Marcelo Abdala, manifestó su conformidad con la propuesta comunicada por Vázquez que permitirá a personas que al 1° de abril de 2016 hayan cumplido 50 años, optar por continuar en el régimen mixto o pasar al BPS.

"Hemos saludado la resolución, es la síntesis de un proceso de propuesta y coherencia", dijo Abdala. Agregó que lo alcanzado es el inicio de una lucha para una seguridad social universal, solidaria, intergeneracional, pública y sin AFAP.

"Ahora se abren otros capítulos, otros estudios y planteos porque esto es un paso hacia una Seguridad Social sin fondos previsionales", agregó Abdala.

El presidente Vázquez se reunió este martes con el ministro de Economía, Danilo Astori, y el de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, en la residencia presidencial de Suárez y Reyes, oportunidad en la que se terminaron de ajustar los detalles del proyecto de ley que ahora será discutido por los legisladores de todos los partidos políticos. Vázquez informó que "se propondrá que el dinero transferido (desde las AFAP) sea administrado a través de un fideicomiso del BPS que será destinado a atender los requisitos económicos, es decir el dinero que haya que pagar por jubilaciones".

El fideicomiso es un acto jurídico en el que una persona o entidad entrega a otra la titularidad de ciertos activos para que esta los administre generando renta en beneficio de uno o varios terceros. El primer mandatario indicó que en los próximos días se terminará de redactar el proyecto de ley que será remitido al Poder Legislativo para su aprobación.

"Si pasan al BPS, lo harán con los mismos derechos y las mismas obligaciones que los afiliados al BPS, me refiero a las jubilaciones comunes, no por discapacidad", enfatizó el mandatario quien agregó que los beneficiarios deberán tener los mismos derechos y obligaciones; 60 años de edad y 30 de trabajo como mínimo.

Las AFAP transferirán todo lo ahorrado por los cincuentones desde 1996, año en que se puso en marcha el régimen de aportes mixto a la seguridad social.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)