LA ASISTENCIA EN AUMENTO

Con botas de potro y espuelas

Cambios en el reglamento de las jineteadas no conforman a las protectoras de animales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En medio de diversas reacciones, las jineteadas siguen convocando. Foto: A. Colmegna

A partir de este año las jineteadas se desarrollan con un nuevo reglamento que instala algunas innovaciones en lo que respecta al cuidado de los caballos. La organización de la Criolla del Prado, como informó la Intendencia de Montevideo, designó un jurado al cual corresponde proporcionar a cada jinete las espuelas para usar en la competencia, que dejan de ser de punta y se sustituyen por espuelas mochas.

Para ejercer los controles que demanda la Comisión Nacional Honoraria de Tenencia Responsable y Bienestar Animal también la organización designó a un veterinario que se hace presente durante la competencia en el ruedo.

Entre otras variantes reglamentarias se estableció que cada caballo participará no más de tres jineteadas en toda la semana. Desde la comuna anunciaron además que los espacios de estada de los animales fueron mejorados, como ser las mangas y bebederos.

En relación al cambio de espuelas, la verdad es que las mochas (o sin pinchos) no se impusieron para todas las categorías. En basto argentino, por ejemplo, se usan las tradicionales de punta.

En la que se cambiaron fue en la categoría en pelo o crina limpia, es decir sin montura ni otro elemento más que la tira de cuero.

En este tipo de monta "a lo que se corre el jinete y hace fuerza ahí es que lo puede romper un poquito al caballo; en el basto argentino uno no se corre, tiene los estribos, no se sujeta al animal como en el pelo", comentó ayer a El País el jinete José Edgardo Urión, de Cerro Largo, minutos después de dar su primera Vuelta de Honor en la edición 92 de la Criolla.

A propósito de la influencia de las espuelas sin pinchos en el accionar de los competidores, Urión, quien debutó en la Criolla del Prado en el año 2000, piensa que es un requisito que no los afecta.

"Los caballos sufren menos, y el tropillero puede tener reservados mejores en toda la semana. Lo que sí pasa es que el caballo va a dar menos espec-táculo para la gente, si la espuela no tiene punta, al caballo no le duele nada, entonces no salta alto, no corcovea tanto", afirmó Urión, que comenzó a competir en el interior del país desde los 16 años, cuando no existía un mínimo de edad.

En contra.

Para las asociaciones protectoras de animales los cambios introducidos en el reglamento no son sustanciales y por eso es que están convocando a una movilización contra la jineteadas en la Criolla del Prado el próximo domingo 16 de abril, a las 15:00, frente a la puerta del predio de la Rural, por la avenida Lucas Obes.

La organización está a cargo de la Coordinadora para la Abolición de las Jineteadas en Uruguay (CaJu). Jonathan Vilar indicó a El País que hasta ahora confirmaron la participación seis protectoras y que para la concentración se llama también a gente que no está integrada a ninguna asociación.

"Estamos al tanto de la nueva reglamentación, que surge por la presión social que hay contra el mal trato animal, pero creemos que eso está muy lejos de ser una solución. La actividad de las jineteadas se basa en la violencia hacia el animal".

Ante el cambio de espuelas, Vilar opina que aun cuando las nuevas no corten al caballo, no está claro que igualmente "lo lastimen de otra forma".

Durante el último año de la administración de la intendenta Ana Olivera hubo un debate que reunió a representantes de las jineteadas y de las protectoras de animales. "Cada uno dio su postura y estuvo bueno, pero no avanzó; la serie de debates quedó por ahí". Para la CAJU, la Intendencia debería invertir el dinero en una fiesta del campo en la ciudad pero sin jineteadas. Ese es el contenido de un proyecto presentado en la Junta Departamental de Montevideo.

Esperan que 200.000 personas asistan a la Criolla del Prado

En la jornada de hoy miércoles, a las 14:00 horas se realizará en la Criolla del Prado el desfile de las 12 tropillas nuevas que participarán de las jineteadas. Desde las 14:30 habrá 90 montas de las 4 categorías. A partir de las 19:00 se darán en el ruedo las pruebas de rienda con personal de campo, y desde las 20:00 horas tendrán lugar las "voladas" en pelo y basto.

Hoy es el último día con entrada gratis, pero solo para discapacitados que posean la credencial verde vigente y para funcionarios de la Intendencia de Montevideo. Presentando el último recibo de sueldo y la cédula de identidad estos podrán entrar acompañados de un adulto y hasta dos menores de hasta 12 años.

Las entradas generales cuestan $ 140 y habilitan el acceso a ferias, stands, galpones y todos los espectáculos artísticos. A partir de las 21:00 horas el precio de las entradas generales es de $ 110. Para ingresar al ruedo, según la tribuna elegida, habrá que abonar entre $ 150 y $ 280. El acceso al palco se fijó en $ 300. Se espera que a lo largo de la semana terminen concurriendo unas 200.000 personas.

En materia de espectáculos musicales, en el escenario Zitarrosa, a las 21:15 se presentará Fernando Cabrera y a las 22:15 Jorge Nasser. En el escenario Sampayo, entre otras propuestas, a las 21:00 horas cantará Omar Romano.

Por primera vez la Fiesta de la Patria Gaucha de Tacuarembó tiene una presencia especial dentro de la Criolla, proponiendo entre otras intervenciones un novedoso montaje de una aparcería (construcción rural antigua).

Además de las ofertas comerciales, desde los locales gastronómicos hasta las tiendas de artesanías y vestimenta campera, en la esfera educativa, a las 11:00 horas, en el Espacio Igualitario se difundirá la experiencia de equinoterapia en escuelas públicas.

DOS TIPOS DE ESPUELAS.

De punta mocha.

Al presentarse la edición 92 de la Criolla del Prado, la Intendencia de Montevideo anunció que a partir de este año se contaría "con un nuevo reglamento que instala varias innovaciones en lo que respecta al cuidado de los equinos que participan en las jineteadas". Entre las novedades se difundió que "se rea-lizaron cambios en las espuelas para que tengan menos nocividad con los animales y se ajustó la cantidad de jine-teadas que podrá realizar cada equino durante toda la Crio-lla". Como se pudo volver a comprobar ayer durante otra jornada de las clásicas jineteadas en el ruedo, las espuelas mochas, es decir sin puntas filosas sino redondeadas, que fueron encargadas a un artesano del interior del país, se en-tregaron a los competidores de la categoría en pelo por par-te de los jurados. Para las protectoras de animales, esto no es más que un "atenuante que no termina con la violencia".

Tradicionales.

En la categoría del basto argentino, por ejemplo, se continúa compitiendo con las espuelas de punta que han sido tradicionales desde un buen tiempo, y no las mochas establecidas por el nuevo reglamento de las jineteadas de la Criolla del Prado. Según los jinetes, la espuela de punta es más favorable para provocar los corcoveos de los caballos. Según las protectoras de animales, esas espuelas resultan un agravante a lo que ya es un espectáculo en donde los animales son sometidos al maltrato. Para esas asociaciones deben quedar eliminadas las jineteadas como un día ocurrió con las corridas de toros. Los más radicales piensan que podría hacerse la fiesta del campo en la ciudad sin ninguna presencia de animales; para otros, podría ser un gran paso dejar de lado las jineteadas y de pronto invertir en una gran fiesta en donde fuesen presentadas actividades ecuestres.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)