INTENTO DE HOMICIDIO

Bordes reconoció a su agresor en las filmaciones

Dos policías brindan custodia al abogado por orden judicial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Colegio de Abogados repudió la agresión sufrida por el penalista. Foto: Archivo

El abogado penalista, Gustavo Bordes, quien fue golpeado y amenazado con un arma en la cabeza en su estudio, reconoció al agresor en las filmaciones obtenidas por efectivos del Departamento de Información Táctica (DIT) de la Jefatura de Montevideo.

Fuentes del caso indicaron a El País que la Policía obtuvo las filmaciones del edificio y de comercios cercanos donde se aprecia al individuo disfrazado de mujer caminando por calles aledañas al estudio de Bordes.

El hecho ocurrió en la tarde del miércoles 24 en su estudio de Ciudad Vieja cuando un hombre disfrazado llegó a la oficina, redujo a la secretaria y gatilló el arma que llevaba en la cabeza del profesional.

Como el arma no funcionó, le pegó un culatazo para luego huir del lugar. El abogado quedó sangrando en el piso y en estado de shock.

En el lugar había otras personas y clientes. "Al agresor no le importó eso", dijo ayer a El País el presidente del Colegio de Abogados del Uruguay, César Pérez Novaro, quien se comunicó con Bordes para trasmitirle la solidaridad y el rechazo de la gremial a la agresión sufrida por el profesional.

El móvil del incidente no está claro. Sin embargo, en ámbitos policiales trascendió que podría ser un conflicto por honorarios entre el profesional y algún cliente.

Por su parte, el juez penal José María Gómez, quien investiga el incidente, dijo a El País que aún no hay personas detenidas por el caso.

Bordes dijo luego a la Policía que, el día antes del ataque, el agresor concurrió a su oficina a plantear un caso de un presunto familiar preso en Rivera.

Le explicaron que el estudio no tomaban ese tipo de casos y el hombre se fue. Pero regresó un día después armado, disfrazado y dispuesto a matar a Bordes, informó Subrayado.

En ámbitos judiciales, el ataque sufrido por Bordes generó preocupación e inseguridad. Abogados penalistas señalaron que el incidente se suma al homicidio de la alguacil de San José, Susana Odriozola, al asesinato de la exesposa del fiscal de Corte, Jorge Díaz, en el marco de una rapiña y al crimen de una testigo que declaró en un juzgado penal haber visto un ajuste de cuentas por drogas luego de un cumpleaños.

Custodia.

El Comando de la Zona 1 de Policía (Centro, Ciudad Vieja y barrios aledaños) dispuso que dos policiales realizaran una custodia personal a Bordes siguiendo instrucciones del juez Gómez.

Bordes ha participado en los últimos años en varios casos de interés público. Fue el defensor del exvicepresidente de la Conmebol, Eugenio Figueredo. También representó a la madrina de la joven argentina, Lola Chomnalez. Bordes, además, fue abogado del técnico de la selección, Óscar Washington Tabárez en el caso del robo de su empleada doméstica y actualmente defiende a los dueños del depósito de fuegos artificiales de Toledo, donde el año pasado una explosión cobró la vida de cuatro trabajadores.

Pérez Novaro dijo que a El País que la gremial de abogados está preocupada por la agresión: "Este tipo de actos siempre recibirá nuestro más firme repudio y reafirmará nuestro indeclinable compromiso con la defensa del Derecho como única herramienta idónea para asegurar la convivencia pacífica y tolerante de los individuos en sociedad".

Aumentan seguridad.

El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Chediak, considera que se debe "reforzar la seguridad en los juzgados" para evitar situaciones de violencia. "Yo creo que hay que reforzar la seguridad en los juzgados. La realidad es que el 222 se ha ido acotando cada vez más. Posibilidades de dar custodia de la Policía se han ido acotando y la Suprema Corte de Justicia no ha podido tener custodias policiales suficientes ni siquiera pagándolas", afirmó en entrevista con el programa Quién es Quién de Diamante FM. "Tenemos que seguir reforzando soluciones tecnológicas, cámaras, escáners", apuntó. "Los uruguayos no estamos acostumbrados, fuera de aeropuertos, a medidas de seguridad normales en la mayoría de los juzgados de todo el mundo, donde hay escáners corporales, guardias armados. No tenemos el arco detector de metales en la Corte, ordenamos retirarlo porque nunca se utilizó".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)