INSEGURIDAD PÚBLICA

Bonomi y la Fiscalía, dos críticos del sistema penal

“Las investigaciones penales se hacen en formas disímiles y poco profesionales”, dijo el fiscal Díaz.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bonomi y Díaz firmaron acuerdos. Foto: Foto: Francisco Flores.

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, y el fiscal de Corte, Jorge Díaz, tienen una misma visión crítica sobre el funcionamiento del sistema penal uruguayo: solo investiga caso a caso y no a las bandas de delincuentes.

En los últimos meses, Díaz emprendió una ofensiva para la aprobación del nuevo Código del Proceso Penal, cuya entrada en vigencia está prevista para 2017.

Bonomi, en las últimas semanas, se sumó a la línea de Díaz al observar que la Policía investiga a toda una banda mientras que la Justicia solo analiza un delito y no otros ilícitos efectuados por la misma gavilla.

El nuevo código, elaborado durante la gestión de José Díaz al frente del Ministerio del Interior, tiene la novedad, entre otras, que los fiscales investigarán los delitos y los jueces sólo deberán juzgar. Sin embargo, Bonomi y el fiscal de Corte le ven falencias: podría haber un mayor porcentaje que el actual de procesamientos sin prisión para reincidentes. En uno de sus artículos, el nuevo código establece que el juez podrá pedir el procesamiento penal a reincidentes. El actual dice que el juez deberá pedir el procesamiento con prisión a los delincuentes que reinciden. Es decir, el nuevo código es más benigno.

Además, es benigno para aquel delincuente que está en libertad cuando recibe la sentencia porque no vuelve a prisión.

Ayer Bonomi envió un paquete de medidas que coarta las salidas anticipadas de personas que cometieron muchos delitos. Es posible que este sea un intento de remediar el problema. También es posible que, en el correr de este año, el fiscal Díaz —un experto en materia de Crimen Organizado— introduzca cambios al nuevo código.

Críticas.

Tras la firma de un protocolo de actuación entre fiscales y policías para cuando entre en vigencia el nuevo código, Bonomi y Díaz expresaron una visión única sobre el proceso penal uruguayo donde no ahorraron críticas a su funcionamiento.

Los cuestionamientos de ambos jerarcas hacia el sistema penal se enmarcan en una reciente polémica entre la Suprema Corte de Justicia y el Ministerio del Interior por el procesamiento sin prisión de un individuo que asistió a dos sujetos que cometieron una rapiña.

"La investigación, desarrollada por los jueces penales, independientes, aislados entre sí, se hace caso a caso. Sin ninguna coordinación entre ellos al punto que algunas investigaciones se pisan. Sin coordinación con el resto de los organismos del Estado, con métodos de investigación totalmente disímiles y poco profesionales", expresó Díaz tras aclarar que no se refería a ningún agente judicial y sí al diseño del sistema penal.

Enseguida agregó: "Los jueces son independientes porque tienen la tarea de juzgar. La independencia de los jueces, que a la hora de juzgar es un valor, se transforma en un disvalor a la hora de investigar".

Añadió que, con el nuevo código, los fiscales deberán hacer "investigaciones de contexto, salir del caso a caso".

En una improvisada rueda de prensa, Bonomi citó varias veces a Díaz. "Hoy la investigación es responsabilidad de los jueces y se hace caso a caso", dijo. Sin embargo, agregó, la realidad de hoy muestra que los delincuentes se han organizado.

"Entonces, analizar un delito que cayó en un juzgado es muy limitado. Lo que hay que investigar es al grupo que ocupa a muchas personas y que comete delitos", dijo el ministro.

Bonomi puso como ejemplo el caso de la rapiña ocurrida el 11 de marzo pasado en la Ciudad Vieja, donde seis individuos cumplieron distintos roles hasta concretar el atraco: uno "marcó" a la víctima, otros lo siguieron en un auto y en una moto, dos le arrebataron el dinero a golpes, y otros tres dieron cobertura a la fuga en un auto.

Cambiarán los jueces de crimen organizado.

La jueza especializada en Crimen Organizado, Adriana de los Santos, dejará su cargo en junio. El otro juez de Crimen Organizado, Néstor Valetti, también dejaría su puesto, dijeron a El País fuentes judiciales. Aún no se sabe cuáles serán los nuevos destinos de dichos jueces. Ambos trataron casos de alta exposición como los procesamientos de Alfredo Silva, Fernando Lorenzo, Fernando Calloia, irregularidades en la Armada, y megaoperativos contra traficantes de drogas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)