ASSE desconoce al sindicato de licenciados en Enfermería que hizo el paro

Bloquearon internación de niños en el Pereira Rossell

Los niños del Hospital Pereira Rossell son víctimas de un conflicto para el cual, al cierre de esta edición, no existía solución. Los funcionarios que exigen mayores salarios, ponerle fin a los problemas de infraestructura y más personal, se enfrentan a una dirección que apenas tomó las riendas hace cuatro días.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Licenciadas en Enfermería reclaman mejores salarios, más personal y que terminen obras.

Los licenciados en Enfermería del hospital de niños empezaron bloqueando 10 camas el pasado miércoles (8 de internación y 2 de cuidados intermedios). Ayer, en tanto, iniciaron un paro de 24 horas, que bloqueó la entrada de cualquier paciente, salvo en el CTI.

Hasta la noche de ayer no había "nacido ningún niño con problemas", todos estaban "con sus madres", explicó la presidenta del Sindicato Único de Licenciados en Enfermería (SULE), Ana Montans.

"El niño grave se va a atender, porque la vida es prioritaria", aclaró de todos modos la líder sindical.

A partir del mediodía de hoy, en tanto, la situación volverá a ser como la del miércoles, con 10 camas bloqueadas. De todos modos, Montans adelantó que "los paros sorpresivos seguirán" hasta que se presenten soluciones, al tiempo que denunció que la dirección del hospital "no acepta" atenderlos.

Conflicto.

SULE es una asociación jurídica desde hace 22 meses. No pertenece a la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP), y para la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), no es ni siquiera un sindicato.

Fuentes de ASSE advirtieron a El País que "si no están en la Federación, no pueden ser reconocidos como un sindicato".

Montans, en tanto, hizo notar "el cambio de postura" de la presidenta de ASSE y exministra de Salud Pública, Susana Muñiz, en el sentido que ella, cuando estaba en la cartera, aceptó "más de una vez" sentarse a charlar con los representantes de SULE.

Cuando SULE nació lo hizo enfrentada con la FFSP, porque esta "resolvió en negociaciones con el gobierno que se ponga tope el salario", señala Montans, que define al suyo como un "sindicato independiente, igual al Sindicato Médico del Uruguay (SMU)".

Desde ASSE, sin embargo, también señalaron que pese a que no se reconozca a la asociación que agrupa a los licenciados en Enfermería, se está trabajando para solucionar los problemas que ellos plantean.

Sobre las obras que empezaron en 2012 y que todavía no se terminaron en uno de los CTI pediátricos, la fuente advirtió que ya se están haciendo los llamados a licitación para terminar los trabajos. En tanto, en lo que respecta a la dotación de personal —el gremio sostiene que 30 enfermeros dejaron sus cargos en los últimos meses y no se contrató a nadie; ASSE, en tanto, dice que son menos—, promete que 13 licenciados en Enfermería se sumarán al equipo del Pereira Rossell en los próximos días.

La Administración, aunque tiene claro que todavía hace falta más personal, advierte que la falta de licenciados recibidos hace imposible cubrir todos los cargos que faltan, no sólo en el Pereira, sino en todo el país. En Uruguay hay un déficit de cerca de 9.000 nurses. El Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y el Ministerio de Salud Pública (MSP), están trabajando en un convenio para que los auxiliares en Enfermería (que estudian un año y medio), se puedan convertir en licenciados (que estudian cuatro), tras hacer un curso intensivo de dos años.

Las denuncias.

Desde que nació, SULE ha trabajado para poner contra la pared a las autoridades sanitarias. Lo hizo con una serie de denuncias que dan cuenta de la falta de personal, de infraestructura y de higiene en el hospital Pereira Rossell.

El año pasado presentaron más de 500 denuncias al MSP por la situación dentro del Servicio de Recién Nacidos, al advertir que este "ha sido puesto en situación de abandono por la negligencia de ASSE".

También sacaron a la luz la existencia de una infección intrahospitalaria en el CTI pediátrico en noviembre del año pasado, que obligó a que las autoridades debieran crear una sala de cuidados intensivos provisoria, a la cual se trasladaron diez niños.

En ASSE, en tanto, ayer advertían que "no se han presentado problemas" por las medidas gremiales en el Pereira Rossell, y no disimulaban la molestia por "no haber dejado aterrizar" al nuevo director del centro, Federico Eguren, quien ha reconocido "problemas estructurales" en el hospital y que asumió recién el pasado lunes.

Sueldos que no alcanzan y generan molestia.

El salario mínimo para un auxiliar de Enfermería grado tres es de 16.362 pesos, el de un grado dos es de 17.989 y el de un grado uno es de 19.794. Un nurse o licenciado en Enfermería llega a ganar 21.798 pesos. En tanto, un jefe del Departamento de Enfermería alcanza los 31.910. En el Hospital de Clínicas y en los centros comprendidos dentro de la Federación Médica del Interior (FEMI), estos son los sueldos que se pagan. En los hospitales de la Administración Servicios de Salud del Estado (ASSE), como el Pereira Rossell, en tanto, los licenciados llegan a cobrar casi unos 2.000 pesos más.

"A los prestadores de servicios de salud les gana la amnesia"

"A los prestadores de servicios les gana la amnesia a la hora de recordar a los trabajadores, a los que le ponemos el hombro día a día para sacar adelante a los bebés junto al equipo de salud, a los que la remamos hace años y estamos con ganas de poder lograr una calidad de vida mejor para atender sin estrés a nuestros pacientes", advirtieron, a través de un comunicado, los trabajadores del Sindicato Único de Licenciados en Enfermería (SULE), que están de paro hasta hoy viernes al mediodía.

Se presentó a trabajar solo una guardia gremial, que según la presidenta del gremio, Ana Montans, "fue la única que marcó tarjeta". Los otros trabajadores, en tanto, se mantienen en asamblea permanente, y, según ella, están dispuestos a entrar al Pereira Rossell en el caso que haya que atender a niños graves que ingresen al CTI.

El comunicado de SULE, que reclama por un mayor salario, señaló que "en Uruguay un enfermero gana menos que un trabajador medio". También dieron cuenta de que "que desde hace muchos años no han sido contemplados sus reclamos, pese a todo lo que han trabajado y hecho por los usuarios".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)