INTERNA NACIONALISTA

Los blancos ponen la mira en 2019

Partido Nacional busca cortar racha ganadora del Frente Amplio con tres precandidatos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Para la elección de 2019 cambiarán la estrategia y presentarán múltiples listas. Foto: F. Ponzetto

"No importa la lentitud con la que avances, siempre y cuando no te detengas". Este antiguo proverbio de Confucio parece mostrar que los líderes nacionalistas Luis Lacalle Pou (Todos) y Jorge Larrañaga (Alianza Nacional), tendrán en la senadora Verónica Alonso una adversaria inesperada para disputar la nominación presidencial en 2019.

La cita del filósofo chino está incluida desde hace unos días en la cuenta de Twitter de la senadora Alonso, quien aún sin oficializarlo se ha alejado de Alianza Nacional y está construyendo su propio movimiento nacional, todavía sin nombre formal. Además, esas expresiones parecen desvelar sus intenciones de competir en la interna nacionalista.

Lacalle Pou y Larrañaga han definido de distinta forma sus estrategias con vistas a la campaña por la interna nacionalista, a poco menos de dos años de la contienda.

Alonso no tiene hoy una agrupación que la identifique más allá del sector Compromiso con el Cambio, del dirigente Ignacio Estrada, grupo que además abrió la cuenta de Twitter sugestivamente llamada @Verónica2019. Ella ha desplegado una serie de recorridas por el interior del país haciéndose conocer, en muchos casos acompañada por el diputado Pablo Iturralde, hoy distanciado de Alianza Nacional a un punto tal que no participa de las reuniones orgánicas desde hace meses. Incluso, Iturralde la acompañó el viernes 2 en una reunión con el ministro del Interior Eduardo Bonomi donde le presentó ideas para ocupar a los reclusos

Por su parte, Lacalle Pou se está mostrando poco en los medios masivos. Viaja al interior acompañado por dirigentes locales y ahí sí, participa en programas periodísticos. La más reciente movida de convocatoria masiva de dirigentes fue en marzo, cuando presentara una serie de veinte medidas de gobierno y legislativas que el Poder Ejecutivo podría aplicar rápidamente para revertir algunas gestiones que considera problemáticas.

Aunque es un poco anticipado, las encuestas le favorecen y lo colocan al frente distanciado del resto de los contendores nacionalistas y también de los otros partidos de la oposición. Dentro de los posibles precandidatos blancos Lacalle Pou aventaja bastante al resto.

La actitud de Larrañaga es más cauta. Presentó en diciembre un documento con el anuncio que Alianza Nacional dejaría paso a un sector más amplio al que denominó Juntos. Sus dirigentes, algunos en público y otros en reserva, dijeron desconocer esa idea. Tras casi siete meses el documento y ese proyecto nuevo nunca se analizaron por parte de él y sus dirigentes. Eso crea cierta incertidumbre, dijeron a El País diputados aliancistas.

Si bien recorre el interior acompañado por dirigentes aliancistas como Guillermo Besozzi, Carlos Camy y Mario Ayala (Artigas), entre otros, Larrañaga aún no ha dicho si será precandidato presidencial o no. En sus recorridas habla del proyecto Juntos pero aún no se concreta.

Esa situación de indefinición de Larrañaga llevó a que, por ejemplo, el diputado Jorge Gandini haya decidido proyectar su movimiento y llevarlo a escala nacional, probablemente con el fin de encabezar una lista al Senado en 2019. En estas giras por el interior participan algunos diputados aliancistas como Edmundo Rosselli (Colonia) y Omar Lafluf (Río Negro), más el dirigente de Flores Carlos Mazzullo.

Lateralmente a Alianza Nacional, varios de sus intendentes electos en 2015 habían comenzado reuniones buscando darle una impronta del interior al sector. Quizás su propia lista al Senado lo cual contaría con el aval de Larrañaga. Pero el movimiento parece haberse dispersado.

Uno de los departamentos donde los blancos están más fuertes es Cerro Largo, con el intendente Sergio Botana a la cabeza. Pero recientemente Botana ha anunciado que ya no pertenece a Alianza Nacional. A la vez trasmitió que no descarta darle apoyo a Larrañaga si fuera precandidato. Tampoco es partidario de Juntos, el movimiento que Larrañaga quiere impulsar, el cual dijo desconocer.

La intendenta de Lavalleja Adriana Peña ya se alejó de Alianza Nacional, pero aún no está claro su futuro político. En tanto, el intendente de Treinta y Tres Dardo Sánchez estará fuera de la actividad política al menos hasta fin de año por problemas de salud. Ambos estaban en esas conversaciones.

Si compitieran en la interna blanca Lacalle Pou, Larrañaga y Alonso, es fácil pensar que el orden de votos determinaría la composición de la fórmula.

Larrañaga ha trasmitido ya que si compitiera y perdiera con Lacalle Pou, como ahora muestran las encuestas puede suceder, no será nuevamente candidato a la vicepresidencia.

Si Alonso se ubicara en segundo lugar en la competencia, los dirigentes blancos ya hablan de que podría formar el binomio con Lacalle Pou. En los corrillos algunos blancos valoran que sería una fórmula con "potencial".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)