Directorio resolvió participar en contralor y gestión de organismos públicos

Blancos aceptaron la oferta de Vázquez

El gobierno electo ya puede comenzar a implementar cómo encajará la oposición en la futura administración, luego de que el Partido Nacional resolviera ayer aceptar la invitación a coparticipar de varios de los organismos estatales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bajo la presidencia de Heber, el ejecutivo tomó la decisión que se esperaba. Foto: M. Bonjour

La decisión del Directorio nacionalista se tomó por unanimidad, luego de que el sector Alianza Nacional, de Jorge Larrañaga, entendiera la conveniencia de estar adentro de los organismos. “Controlar” y “gestionar” son dos de las principales palabras de una declaración emitida sobre el mediodía de ayer y enviada a las oficinas de Tabaré Vázquez en el Hotel Four Points.

Por decisión de Vázquez se extendió a la oposición una nómina con 25 puestos en otros tantos organismos, bastante menos que durante el actual gobierno del presidente José Mujica.

También por decisión del presidente electo, en la Administración Nacional de la Educación Pública (ANEP), la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y el Banco de Previsión Social (BPS) no habrá representantes de la oposición.

Con la definición del Partido Nacional, que asomaba desde hace varios días, concretamente desde que el 24 de enero el líder del movimiento Todos hacia Adelante, Luis Lacalle Pou, anunciara en La Paloma la disposición a coparticipar, el gobierno electo comenzará a armar los directorios de las empresas públicas para pedir las correspondientes venias al Parlamento.

La molestia principal de Larrañaga fue que Vázquez excluyó de ANEP a la oposición, donde hoy Alianza Nacional tiene como representante a Daniel Corbo.

La carta de los nacionalistas al gobierno electo señala que “en nuestro sistema democrático republicano la construcción del destino nacional no puede ser ejercida ni en exclusividad ni en forma monopólica”, y que las relaciones entre el gobierno y la oposición “deben estar pautadas por el respeto, garantizando la pluralidad y convivencia de distintas miradas y esferas de representatividad”.

Por eso, la conclusión a que arribó el Partido Nacional confirma la decisión unánime de aceptar la oferta, “decidido a aportar a la construcción de equilibrios políticos e institucionales”, para “el contralor y gestión de las políticas públicas en los organismos del Estado”.

También han confirmado su decisión de coparticipar los partidos Colorado e Independiente, mientras que la Unidad Popular (UP), el sector más radical de la izquierda, declinó la oferta siendo el primero en pronunciarse, apenas tres días después de las reuniones con Vázquez.

Estar o no.

En 2005, en el primer gobierno de Vázquez, hubo una oferta a la oposición pero no llegó a concretarse por diferencias con el Partido Nacional. Por ello, la oposición estuvo al margen de la gestión de los organismos estatales durante los cinco años de la administración Vázquez.

La falta de acuerdo de entonces impidió renovar la integración de la Corte Electoral y del Tribunal de Cuentas, lo cual sí se hizo al comienzo del gobierno saliente del presidente José Mujica.

Con Mujica se alcanzaron los acuerdos y todos los partidos de oposición con representación parlamentaria estuvieron en cargos públicos.

Promediando el gobierno que está llegando a su fin, el líder colorado Pedro Bordaberry ordenó la retirada de los cargos de todos los representantes de Vamos Uruguay, molesto por afirmaciones de Mujica sobre la oposición.

LA OFERTA DEL GOBIERNO


Diálogo y menos cargos


 La oferta en materia de cargos es más reducida a la que en su momento hizo el presidente José Mujica, quien incluyó ASSE, BPS y ANEP y dos lugares en directorios de cinco miembros, pero como contrapartida Tabaré Vázquez mostró voluntad de diálogo e incluso anunció a los partidos que comunicará con antelación los proyectos de ley más significativos que enviará al Parlamento desde el 2 marzo para evitar “sorpresas”, un gesto que fue valorado desde la oposición. El presidente electo ya le dijo a los partidos de la oposición que no condicionará los nombres que le acerquen. Entregó una nómina de los 24 cargos, al que se sumó luego el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed) a propuesta del Partido Colorado, y dejó a la oposición en libertad para distribuirlos como entienda necesario. La idea es que se distribuyan los lugares de acuerdo con el resultado de la elección nacional del 26 de octubre, es decir proporcionalmente a los votos obtenidos. Así, al Partido Nacional le tocarían 16 puestos, al Partido Colorado siete y al Partido Independiente dos. La Unidad Popular, de haber aceptado, hubiera tenido uno.

“Esto no es una concesión”


“Apoyamos al Directorio del Partido Nacional en la decisión sobre participación para contralor gestión de organismos y empresas públicas”, escribió ayer el senador Jorge Larrañaga en su cuenta de Twitter. Para el líder de Alianza Nacional “la participación en organismos y empresas públicas no es una concesión del gobierno sino un compromiso con la participación democrática”.

En su cuenta de Twitter el senador nacionalista Jorge Larrañaga informó por qué cree que es importante que los blancos participen del gobierno nacional.

placeholder
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)